fbpx
enero 9, 2023 David Garcia

No se puede ocultar que Internet está saturado de información. Es como un cajón muy (demasiado) grande donde está prácticamente todo, pero donde cada vez es más difícil encontrar lo que más nos conviene.

 

Cuando navegamos por la red recibimos un sinfín de estímulos que quieren llamarnos la atención. Por eso, nuestra exigencia ha ido creciendo y cada vez es más difícil que nos sorprendan.

 

El reto está en encontrar técnicas originales para lograr llamar la atención. Y aquí es donde entra en escena la Gamificación.

 

Seguro que has oído hablar de ello, pero quizás no sabes qué es exactamente ni de qué se trata. Don’t worry, que hoy te explico la vida y milagros de la gamificación.

 

Seguro que también te interesa:

 

 

gamificacion marketing

 

¿Qué es la Gamificación?

 

A tod@s nos gusta jugar, ¿o no? Los juegos están presentes en las etapas de nuestra vida y nos ayudan a aprender, a saber ganar y perder, a compartir, a trabajar en equipo.

 

 

Por eso, campos como el de la enseñanza han utilizado este tipo de técnicas para que el aprendizaje sea más ameno y dinámico a través de juegos educativos.

 

Entonces, podemos decir que la Gamificación consiste en usar elementos propios de los juegos para hacer más atractivo y divertido el uso de un producto o servicio.

 

Ya dentro del marketing, la gamificación sirve para estimular la interacción de los usuarios con la marca, es decir, fortalecer el engagement y obtener así la fidelidad de los usuarios. Así, con la gamificación, la relación entre la compañía y los usuarios se hace más fuerte.

 

La Gamificación, que también se conoce como Ludificación, está estrechamente relacionada con creación de contenidos y por ello, se enmarca dentro de este tipo de estrategias.

 

 

Objetivos de la Gamificación

 

El cambio en el paradigma de la relación del usuario con las marcas hace necesario encontrar nuevas fórmulas para no quedarse atrás. La posición pasiva del consumidor ya es historia y la entrada de la interacción abre una vía donde la comunicación es más fluida.

 

La misión de las marcas es que sean los consumidores los que las encuentren y quieran interactuar con ellas. La Gamificación es uno de los nuevos elementos que se utilizan para atraer la atención de los usuarios.

 

Los principales objetivos que se quieren lograr con la puesta en escena de la Gamificación dentro de las nuevas estrategias de marketing son los siguientes:

 

 

*Crear vínculo emocional

 

Las emociones mueven montañas, amigui, y este caso no iba a ser diferente. Gracias a la gamificación y con un contenido más atractivo, el usuario se siente más atraído por la marca y hace que la visite con más asiduidad.

 

Los retos, puntos, clasificaciones o insignias que proporcionan los juegos propuestos hacen que los usuarios pasen más tiempo interactuando con los canales de la marca fortaleciendo el engagement.

 

Y como el roce hace el cariño, se crea una conexión emocional que hará que la relación sea más cercana, valiosa y duradera.

 

 

*Mejorar la experiencia del usuario y fidelizarlo

 

Es muy sencillo, si conseguimos que los usuarios tengan buenas experiencias y quieran repetir visita, se convertirán en nuestros seguidores. 

 

Solamente necesitamos crear emociones positivas relacionadas con la experiencia en cuestión a partir de la vertiente lúdica. Hacer sentir al usuario que está consumiendo algo que le aporta valor.

 

¡Un punto más para la Gamificación!

 

 

*Modificar la conducta de los usuarios

 

Muy de la mano con el objetivo anterior, con la mecánica del juego y las recompensas que proporciona, buscamos que los usuarios aumenten su motivación y sigan participando. 

 

La satisfacción por ver cómo superan niveles o récords de puntuación les lleva a querer seguir progresando, haciendo crecer el interés por el producto o servicio y logrando un sentimiento de pertenencia a la comunidad.

 

 

*Motivar a los usuarios a interactuar para conseguir sus datos e identificar los targets

 

La idea es muy clara, baby, utiliza las técnicas de los juegos para motivar a tus seguidores a interactuar cada vez más con la marca.

 

Y, con esa interacción, vas a obtener una serie de datos muy importantes sobre su comportamiento y sus intereses. Tras analizar toda la información podrás segmentar a tú público y definir mejor sus necesidades y lanzar ofertas más personalizadas.

 

 

*Aumentar el reconocimiento de marca

 

La Gamificación hace que el uso de un determinado producto o servicio sea más divertido, agradable y estimulante, ya que proporciona entretenimiento y experiencias positivas para el cliente. 

 

Esto influye de forma positiva en la percepción de la marca por parte del cliente y hace que su recomendación crezca, logrando un incremento de los clientes.

 

 

*Aumentar las ventas

 

Gracias a la aplicación de la Gamificación, se crean plataformas interactivas que premian a los clientes cuando participan con regalos, descuentos, compensaciones, pertenencia a un club o membresía, etc.

 

Y todo eso se traduce en un incremento en las ventas, que al final es lo que buscamos, ¿o no?.

 

 

*Diferenciarse de la competencia

 

Tod@s buscamos ser distintos al resto, diferenciarnos de la mayoría y que se nos reconozca alguna de nuestras características. Es así.

 

Con la inclusión de la Gamificación en nuestra estrategia, se pueden crear experiencias únicas y prácticamente infinitas para nuestros usuarios.

 

De esta manera podemos posicionarnos de una manera diferenciada de nuestra competencia en la mente de los usuarios.

 

 

Aplicaciones de la Gamificación

 

Recurrir a juegos para mejorar o alcanzar unos objetivos no es una idea única y exclusiva del marketing digital, tampoco queremos sentirnos el ombligo del mundo.

 

 

Estas técnicas de Gamificación se utilizan en muchos otros campos como las finanzas, la salud o la educación. La Gamificación tiene cada vez más un papel importante en la transformación de los negocios.

 

Aunque lo más común es que estas estrategias de Gamificación se lleven a cabo de forma externa (dirigidas hacia los clientes para captarlos y fidelizarlos), hay empresas que las usan también en el ámbito interno.

 

La Gamificación aplicada a los recursos humanos de la empresa va dirigida a los trabajadores. Lo que se busca es conseguir un aumento de su motivación y su productividad.

 

También se busca fortalecer el sentido de pertenencia del empleado con la compañía, es decir, crear una cultura corporativa a través de procesos motivadores y que faciliten su interiorización.

 

Por todas las ventajas que genera, cada vez son más las empresas que recurren a la Gamificación para mejorar sus resultados. 

 

La consultora Deloitte sería un ejemplo con su apuesta por los programas formativos basados en gamificación. Novartis, con su proyecto Revoluciónate, enseña a los sanitarios sobre el asma y la EPOC, a partir de este tipo de estrategia de Gamificación.

 

Asimismo, han aparecido empresas que se dedican a ofrecer el servicio de Gamificación. Gamepaths, Prisma o Playmotiv son algunos ejemplos de compañías especializadas en dar soluciones para este tipo de estrategias a otras empresas.

 

 

Características de la Gamificación

 

La unión de la Gamificación con el marketing de contenidos es tan exitosa que las empresas no la pueden dejar de lado. Por eso, cada vez se invierte más en este tipo de estrategias.

 

La Gamificación no puede, aunque tampoco lo pretende, ser una experiencia de juego completa. Tiene que generar, eso sí, una sensación lúdica y de entretenimiento.

 

 

Para asegurar la eficacia en la puesta en escena del juego, tenemos que tener en cuenta una serie de puntos.

 

 

1. Definir los objetivos

 

Como en cualquier estrategia de marketing digital, debemos fijar los objetivos smart que queremos alcanzar. Aumentar el engagement, tener un número de impactos o que haya más conversiones pueden ser algunos de ellos.

 

 

2. Planificar el juego

 

Se debe crear el juego y pensar sus recompensas. Decidir cómo serán las tablas de puntuación, cuántos niveles se podrán superar, qué trofeos habrán.

 

 

3. Adoptar los métodos de los juegos

 

Las prácticas que pongamos en nuestra estrategia deben ser propias del diseño de los juegos y estar alineadas con la compañía. Obviamente deben contener los valores de la marca, sus colores, su tono, etc.

 

 

4. Decidir las mecánicas del juego

 

Como cualquier otra actividad lúdica, los juegos pueden ser individuales, competitivos o colaborativos. También tomaremos la decisión de los premios y metas a alcanzar por parte de los usuarios o si incluimos niveles o algún tipo de aprendizaje interactivo.

 

 

5. Logros que queremos alcanzar

 

Algo muy importante es tener muy claro qué queremos conseguir gracias a la Gamificación. Es aquí donde se abre un abanico de posibilidades.

 

Desde lograr compartir contenido en redes sociales hasta incrementar las ventas pasando por encuestas, sorteos, cupones de descuento o pertenencia a una membresía.

 

 

6. Evolución constante

 

Una vez que hemos aplicado la Gamificación y tenemos el producto final, no está todo el trabajo hecho, ni mucho menos.

 

Es en esta fase donde pueden surgir problemas en el diseño o la puesta en escena y tenemos que estar alerta para solucionarlos lo antes posible o incluso avanzarnos a ellos para evitar que ocurran.

 

 

7. Medir los resultados

 

Además de adelantarse a los posibles errores o corregirlos, también tenemos que hacer un seguimiento de los resultados que vamos obteniendo para saber lo que está funcionando y lo que no. Así lograremos resultados cada vez más óptimos.

 

 

Técnicas de Gamificación más usadas

 

Para que la Gamificación funcione y dé los resultados, debemos crear un juego atractivo que capte al usuario pero también debemos dar algún tipo de recompensa para premiar su labor.

 

Una de las estrategias que suele funcionar muy bien es la de dar niveles o insignias a los clientes por las acciones que realizan con tu marca. El usuario se siente más involucrado con la compañía contra mayor nivel tiene.

 

Y como la competición es otra de las cosas que más le gusta al ser humano, otro sistema que funciona a las mil maravillas es una clasificación por puntos que mida la implicación de los clientes.

 

La competividad será feroz para conseguir las recompensas para los mejores clasificados. Porque, evidentemente, tenemos que dar recompensas a los que más se implican. Nadie compite por nada.

 

También funciona muy bien hacer regalos por consumir algún producto o servicio o establecer un sistema de recompensas por la fidelidad de los clientes. Esto hará que interactúen más veces y durante más tiempo con la marca.

 

Aplicar la Gamificación en marketing digital

 

Antes de empezar con la aplicación de la Gamificación, debes saber que esta estrategia se puede utilizar para casi todos los productos y servicios. Y, además, no es necesario un presupuesto elevado para llevarlo a cabo.

 

Así que podemos decir que la Gamificación es buena, bonita y barata, baby.

 

 

La Gamificación se adapta sin problemas tanto a las empresas B2B como a las B2C, a las plataformas e-commerce y a cualquier departamento de marketing o marketing digital de empresas de cualquier sector.

 

Por último, y antes de ir a turrón, recuerda plantear una buena estrategia de contenidos para que las mecánicas de juego funcionen correctamente. Y no olvides que la Gamificación incorpora diversión y competición.

 

Ahora sí, amigui, vamos con los pasos a tener en cuenta para aplicar tu estrategia de Gamificación.

 

1. Debes saber lo que quieres conseguir, para ello define tus objetivos y los KPIs con los que medir los resultados.

 

2. Identifica cuál es tu público objetivo y crea el contenido que mejor se adapte a sus necesidades o gustos.

 

3. Crea un juego acorde con los objetivos de tu empresa, con una mecánica fácil de entender para los usuarios y que haga que los usuarios permanezcan más tiempo interactuando y tu marca se posicione en su mente.

 

4. Los juegos deben aportar valor a los usuarios, deben fomentar la competición y crear un sentimiento de comunidad para que los clientes quieran interactuar cada vez más con tu marca.

 

5. Define en qué canales quieres promocionar y compartir los contenidos. No todo funciona igual según el tipo de canal que elijas, así que oriéntate hacia donde esté tu público objetivo.

 

6. Debes tener en cuenta el feedback con los usuarios. A ellos les llega en tiempo real con su progreso a través de mensajes en pantalla, contador de puntos, clasificación, etc. Tú innova y entretenle con nuevas dinámicas de juego que le hagan interactuar con tu marca continuamente.

 

7. No olvides medir tus resultados. Es imprescindible saber qué ha funcionado y qué no para saber qué debes mejorar o eliminar de tu estrategia. 

 

 

Ejemplos de éxito en Gamificación

 

Cada vez son más las empresas que apuestan por incorporar técnicas de Gamificación en sus estrategias. Gracias a eso, tenemos muchos ejemplos, de diferentes sectores, de una buena aplicación que ha cristalizado en un éxito rotundo.

 

La empresa Coca-Cola Company ha protagonizado dos casos de mucho éxito usando la Gamificación.

 

Aprovechando el lanzamiento de la película Skyfall promocionaron su producto ofreciendo entradas para ir al cine. 

 

Colocaron una máquina expendedoras de refrescos en una estación y cada vez que alguien compraba una Coca-Cola tenía que llegar en 70 segundos a otro punto de la estación superando una serie de obstáculos. Al más puro estilo James Bond.

 

Y al más puro estilo Juego de Tronos crearon, también, la Batalla de sabores de Fanta. El objetivo era incorporar un nuevo sabor y para ello los usuarios se alineaban en una de las cuatro opciones que dio la compañía.

 

A través de redes sociales, los equipos tenían que llevar a cabo acciones como diseñar el símbolo del equipo, el baile de la victoria o la bestia perfecta.

 

La interacción de los usuarios con la marca fue increíble y se logró su fidelización y un aumento del engagement muy importante.

 

Para celebrar su 40 aniversario Alcampo decidió hacer una competición entre sus seguidores. Lanzó un multijuego online con el que consiguió llamar la atención de los usuarios gracias al componente competitivo y a los regalos para los ganadores.

 

La distribuidora de contenido cultural y tecnología Fnac lanzó un juego online de preguntas sobre la serie Friends. El premio para los que contestaran más preguntas en menos tiempo era un set de Lego personalizado sobre la serie.

 

Con esta estrategia generaron engagement con su público objetivo, presentaron un producto nuevo a sus clientes e incentivaron las ventas entre aquellos que no resultaron ganadores.

 

La cafetería Starbucks logró fidelizar a sus clientes gracias a una tarjeta interactiva que acumulaba estrellas por tus pedidos. Así, contra más café tomes más estrellas puedes lograr para canjear por productos gratis o regalos.

 

Por último, te cuento cómo consiguió Correos renovar su página web a partir de sus propios trabajadores. Durante 13 días la plantilla de la compañía tenían que proponer cambios y mejoras para la página web. Se creó un ranking con los puntos que recibían los trabajadores gracias a su interacción y al final los tres mejores tenían premio.

 

El feedback fue muy positivo con métricas espectaculares, creando un ahorro del 70% de los costes y en tan solo dos semanas.

 

Y colorín, colorado, el cuento de la Gamificación ha acabado. Ahora ya sabes todo lo necesario para incluir esta técnica dentro de tu estrategia y explotar todas sus ventajas. 

 

Y como has visto que el feedback es fundamental, ¿qué te ha parecido? ¿A partir de ahora la Gamificación estará presente en tus estrategias? Cuéntamelo en los comentarios.

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    0 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN