fbpx
julio 5, 2021 Marta Berna

Alegría, miedo, sorpresa, ira… ¿Qué son? 

 

Yes, acertaste: son emociones, el motor de las personas. 

 

Ser humanos no es más que la suma de emociones, sentimientos y experiencias vividas. 

 

Respira hondo un momento y piensa en las emociones que que recorren tu cuerpo ahora mismo. ¿Qué sientes? Quizás estés cansad@a, emocionad@, triste o, seguramente,  estés súper content@ porque estás leyendo este post tan cool. 

 

Pues nada, si quieres seguir con esta alegría en el cuerpo y, además, quieres conocer cómo aplicar el marketing emocional en tu estrategia para conectar con tu audiencia, sigue leyendo, baby.

 

 

Seguro que también te interesa

 

 

marketing emocional

Imagen hecha por goffkein.pro para Shutterstock

 

 

 ¿Qué es el Marketing Emocional? 

 

¿Quién no ha sentido alegría o tristeza alguna vez viendo un anuncio en la tele? (aquí una que llora como una magdalena con los anuncios de la Lotería, #sorrynotsorry)

 

¿Quién no se ha dejado llevar por la nostalgia y ha viajado en el tiempo a través de las imágenes? 

 

Yo creo que todo el mundo y, ¿sabes qué? El causante de todo esto no es ni más ni menos que el marketing emocional

 

Este tipo de técnica, el marketing emocional, se esfuerza por utilizar principalmente las emociones (esto quedaba claro, ¿no?) para tocar la fibra sensible de la audiencia y enamorar a los clientes potenciales. Enamorarles a través de las emociones que, como hemos dicho al principio, es el motivo principal de que nuestra vida valga la pena. 

 

Así que podríamos definir el marketing emocional como la disciplina del marketing que utiliza una marca dentro de una estrategia con el objetivo de lograr crear un vínculo afectivo entre ella y los usuarios (público objetivo) para que se vean reflejados en la marca y se sientan parte de ella.  

 

Pero OJITO, no debemos caer  en focalizar nuestra estrategia en la felicidad como la única emoción, ¡nuestro cuerpo puede sentir miles de emociones! El objetivo es profundizar y definir con precisión cualquier sentimiento y generarlo en el consumidor. 

 

 

¿Por qué hacer Marketing Emocional?

 

Cuando vemos una película de terror, no podemos evitar no tener miedo, es nuestra forma de ser y es una de las principales razones de que el marketing emocional funciona tan pero que tan bien. 

 

Pero ¿qué es lo que de verdad lo hace funcionar? 

 

Hay tres razones básicas

 

 

Las primeras impresiones son eficaces 

 

Cuando te presentan a una persona nueva, ¿qué es lo primero que se te pasa por la cabeza? 

 

Pues eso son las primeras impresiones. Estas se crean en cuestión de segundos, pero son muy importantes para este tipo de marketing.  

 

Tienes que estar muy seguro de cuál va a ser la primera impresión de tu producto o servicio para que este destaque. 

 

 

Decidir con el corazoncito

 

Piensa un momento: ¿cuál fue el motivo por el cual compraste esa tele o ese portátil tan guay? 

 

Probablemente el precio estaba súper bien, leíste un montón de opiniones de gente que compró el producto antes pero, lo que verdaderamente hizo que al final compraras esa tele y no otra fue lo que te dictó tu corazón (nos ponemos sensibleros), fue la emoción que sentiste en ese momento. La decisión de comprar siempre, SIEMPRE, depende de las emociones.

 

 

La inspiración para actuar 

 

No cabe duda que el marketing emocional es una herramienta poderosa que nos ayuda a tener muchas más ventas, pero las emociones también promueven otras acciones que también pueden ser de gran ayuda para el crecimiento de tu marca o negocio. ¿Cómo? Pues vamos a ver algunos ejemplos:

 

  • Con la tristeza empatizamos y conectamos:  estas emociones nos inspiran a actuar y ayudar a otras personas. Es contagioso: el altruismo provoca que nos alentemos a las cosas.  

 

  • Con la felicidad compartimos: la gente feliz tiende a compartir contenido alegre  para que otras personas sonrían y sean igual o más felices que antes. 

 

  • Con el miedo y la sorpresa queremos seguridad y comodidad: tanto el miedo como la sorpresa nos hacen aferrarnos a lo que es cómodo. Muchas agencias publicitarias evitan el miedo en sus anuncios, ya que consideran que generan sentimientos negativos hacia la marca. Pero hay otras agencias creativas que piensan todo lo contrario: incitar al miedo puede permitir a las marcas que sean vistas como la única cosa buena en un contexto negativo, lo que significa que los usuarios leales siempre permanecerán igual de leales aunque las cosas se pongan feas.

 

  • Con la pasión y la ira nos volvemos tenaces: podemos entender la tenacidad como sinónimo de contenido viral y seguidores. Cuando sentimos ese fuego interior, queremos compartir esa ira (o pasión) con otra gente para que esta también se involucre y esto nos encanta. ¿Por qué? Porque conduce a que el contenido que hemos creado sea viral y obtengamos opiniones distintas y con ellas más seguidores. 🙂 

 

Una vez vistas las cualidades de las emociones y cómo funciona un poquito el marketing emocional, vamos a ponerlo en marcha y aplicarlo en nuestras próximas campañas. 

 

Leeeet’s gooo!

 

 Características del Marketing Emocional

 

 Empecemos primero de todo por conocer un poquito las características principales del marketing emocional: 

 

  • El marketing emocional normalmente apela a una (y sola a UNA) emoción para crear una conexión profunda con el público. Cuanto más claro es el mensaje y la emoción, mejores resultados obtendremos. 

 

  • Genera contenido para que la audiencia lo comparta en sus redes sociales. El marketing emocional conecta con la audiencia a través de historias y hace que estas se vuelvan virales. 

 

  • Con una estrategia emocional, fideliza a los clientes. ¿Cómo? La audiencia es atraída por el mensaje y los valores de la marca. Los usuarios buscan sentir mariposas en sus estómagos, buscan sentir emociones fuertes. Cuando una marca hace sentir cosquillitas a los clientes y conecta de forma emocional, estos se vuelven fieles a ella. 

 

  • Las campañas publicitarias que evocan a la inspiración están creadas a través de mensajes inclusivos que permiten a los usuarios compartir sus logros, deseos o metas como esas historias que promueven las marcas. 

 

  • Con el marketing emocional se crean relaciones afectivas entre la marca y el público gracias a los vínculos entre los valores y sentimientos que provocan las historias que cuentan. Tenemos que cuidar estas relaciones marca-usuario con creatividad y sentimientos.

 

 

Cómo aplicar aplicar una estrategia de marketing emocional que toque la fibra sensible

 

 Y ahora sí que sí. Llega el momento que estabas esperando: vamos a conocer paso a paso cómo aplicar una estrategia de marketing emocional a tu business

 

 

1. Conoce a tu público al 100%

 

Este es un paso crucial para poner en marcha el marketing emocional.  Primero de todo nos tenemos que preguntar ¿qué emoción va a ser la mejor para obtener la mejor respuesta?  

Otro truquito: antes de decidir la emoción, crea a tu (o tus) buyer persona.

 

 

 2. Explica una historia

 

Contar una buena historia is the best way para conectar con tu audiencia. Escoge la emoción que sea (tristeza, pasión felicidad…) y volià. Haz que tu storytelling tenga diferentes mensajes que permiten al público interactuar con las emociones y emocionarse.

 

 

3. Inspira a un movimiento

 

Creando una comunidad que gire alrededor de la marca consigues que los clientes interactúen contigo y sean fieles. Comparte contenido que valga la pena para que tu público se sienta identificado con los valores. 

 

 

4. Crea lo imposible

 

Inspira a tu público a alcanzar sus sueños o metas a través de tus campañas.  

 

La inspiración no es una emoción, pero su proceso sí que apela a muchas emociones: esperanza de conseguir o euforia tras alcanzar el objetivo.  

 

Si quieres atraer a tu audiencia, necesitas que tu marca cuente una historia profunda, emocional que inspire.

 

 

5. La imagen ideal

 

¿Cuál es la gran misión del marketing? 

 

¡Esta me la sé, esta me la sé! Muy fácil: hacer que el producto o servicio resuelva los problemas “urgentes” que tiene la gente (para terminar vendiendo, of course). 

 

Pues el marketing emocional va un poco más allá: no solo quiere convencer que has hecho una buena elección escogiendo ese producto, sino que también quiere mostrarte cómo te sentirás al usarlo.

 

 

 Ejemplo de campañas de Marketing Emocional

 

Se han creado muchas campañas publicitarias utilizando el marketing emocional pero, como no las podemos analizar todas, vamos a ver 5 de ellas. Cinco muy top top top. 

 

 

Anuncio Lotería de Navidad del 2020

 

El spot publicitario que nos anuncia que ha llegado la Navidad es sin duda el de la Lotería de Navidad. 

 

La campaña publicitaria del 2020 (la última que hemos tenido el placer de ver) apuesta por una propuesta emocional y por abordar el impacto de la crisis del coronavirus sin hacer que domine todo el anuncio. 

 

Generaron una historia marcada por lo que ocurrió durante ese año para apelar a la fibra sensible (¡muy sensible!) de los usuarios.  

 

El anuncio hace un recorrido por la relación entre los españoles y la Lotería, mostrando cómo ésta siempre nos ha acompañado durante las navidades. 

 

 

 

 Estrella Damm y su “Mediterráneamente”

 

Estrella Damm es otra marca que ha sabido calar en las emociones de los consumidores bajo el lema de “Mediterráneamente”. ¡Y es que lleva años ya tirando del mismo slogan!

 

Su estrategia es súper clara: relacionar su producto con los buenos momentos entre amigos y familiares. Además, no solo apela a las emociones, sino que también utiliza canciones pegadizas con paisajes mediterráneos e historias que enamoran y que te anuncian la entrada del verano. 

 

¡Qué levante la mano quien ha soñado alguna vez en tener un verano como el de Estrella Damm!  (Yo la primera

 

 

 

Easy Jet

 

Una de las campañas emocionales más destacadas fue “Imagine” lanzada por la compañía Easy Jet. Fue una producción realmente ingeniosa y muy creativa.

 

El anuncio nos transporta al viaje de nuestros sueños en diferentes lugares del mundo gracias al avión. La campaña publicitaria inspira a los usuarios a hacer que hagan volar su imaginación y soñar en su próximo viaje. 

 

 

 

Turismo de Irlanda

 

Turismo de Irlanda provocó un huracán de emociones en 2019 con su anuncio “Irlanda llega a tu corazón”. En el spot televisivo vemos a una pareja que viaja por el país  con medidores de frecuencia cardíaca para saber en todo momento qué es lo que les hace latir más el corazón. 

 

No cabe duda que fue una campaña muy currada, en la que se podían ver las emociones producidas por las experiencias y cómo eran analizadas a través de estos medidores. 

 

 

 

Coca-Cola 

 

Y vamos a terminar el post hablando de una de las marcas que más juega con el marketing emocional, con campañas que tocan el corazoncito de los usuarios. 

 

¿Resumimos todas sus últimas campañas? Coca-Cola vende felicidad. Se centra en la juventud, la vitalidad y los buenos momentos. 

 

Hay miles de campañas de Coca Cola que nos transmiten alegría y que hacen que estemos dispuestos a pagar más por el producto de esta marca antes de otra marca de la misma calidad. ¡No cabe duda que saben aprovechar el marketing emocional! 

 

 


 

Llegados a este punto, creo que ha quedado muy, pero que MUY claro qué es el marketing emocional y  lo imprescindible que resulta dentro de nuestra estrategia de marketing. 

 

Todo lo que necesitas es conocer muy bien a tu audiencia, saber qué emociones pueden ir más allá  y tocar la fibra de los usuarios para tener resultados increíbles. 

 

¿Conoces más ejemplos de marketing emocional? ¿Cuál es la campaña que más te gusta? Comenta que te te leo aquí debajo.

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    0 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN