fbpx
septiembre 22, 2021 Laura Amanda Bahi

¿Tú también te has pasado horas y horas buscando los mejores métodos de gestión para tu empresa? ¿Y sigues sin implementar ninguno?

 

We feel you… Pero eh, no te preocupes. Ha llegado el día. Hoy marcaremos un antes y un después. Voy a contarte qué es la metodología OKR y cómo puedes implementarla en tu negocio.

 

Tomas nota, ¿verdad?

 

La ausencia de planificación en una empresa es una de las bases de una mala gestión, por lo que una proyección correcta es muy, muy, muy importante si quieres que tu empresa funcione bien a medio y largo plazo.

 

En este post te contaré TODO lo que necesitas saber sobre la metodología OKR y cómo puede ayudarte a definir el futuro de tu marca. Yes, palabras mayores.

 

Seguro que también te interesa

 

 

como implementar metodologia okr

Imagen hecha por Berk Ozel para Shutterstock

 

 

¿Qué es la metodología OKR?

 

¿OKR te suena a chino o a grupo de rap?

 

A mi… A un grupo de rap, tengo que reconocerlo (jeje). Aun así, su significado es mucho más simple. OKR básicamente se traduce a:

 

  • Objectives (objetivos)
  • Key (claves)
  • Results (resultados)

 

Por estas tres palabras puedes empezar a ver con un poco de claridad de qué va la cosa, ¿verdad?

 

Esta metodología se aplica para poder alinear toda la empresa a nivel organizacional y centralizar todos los procesos en un mismo lugar. De esta forma, todos los miembros o departamentos pueden trabajar persiguiendo unos objetivos comunes. 

 

Muchas de las empresas más importantes del mundo usan esta metodología: Google la empezó a implementar cuando la compañía contaba con solo 40 empleados (sí, a mi también me ha costado comprender que Google haya tenido 40 empleados en algún momento). Empresas como Amazon, LinkedIn o Netflix también hacen uso de ella. 

 

Esta metodología fue creada y desarrollada por Andrew Grove, el que fue CEO de la compañía Intel, con la intención de mejorar el trabajo en equipo y focalizar todos y cada uno de los esfuerzos.

 

Ahora bien… ¿Hace falta que seas una súper hiper ultra empresa para implementar la metodología OKR? 

 

La respuesta es no. Cualquier persona o empresa puede beneficiarse de ella a la hora de implementar su plan de acción o su estrategia empresarial, incluso si tu negocio es una marca personal. 

 

 

¿Cómo implementar la metodología OKR en tu empresa ?

 

Vamos al lío: ¿Cómo puedes implementar la metodología OKR en tu empresa? Tomemos de nuevo las tres palabras que conforman el acrónimo: 

 

    • Objectives (objetivos)
    • Key (claves)
    • Results (resultados)
    • Oink lovers (perdón, perdón, esta no forma parte del acrónimo jeje)

 

Estas tres palabras definen la estructura que debes seguir para implementarla. ¡Easy! Aun así, para que te quede claro clarísimo te lo contaré más detalladamente.

 

 

1. Definir los objetivos de tu empresa

 

El primer paso será la definición de los objetivos

 

via GIPHY

 

Primero de todo deberás definir unas metas empresariales y, a su vez, unos objetivos específicos para cada departamento. Finalmente, tendrás que establecer objetivos concretos para cada trabajador (entre ellos puede estar también la lectura obligatoria de todos y cada uno de los posts del blog de Oink).

 

Es decir, hay que definir los objetivos generales, pero al mismo tiempo también es necesario definir todos aquellos objetivos segmentados por equipos que nos llevarán a alcanzar los objetivos globales

 

Todos los objetivos definidos (ya sean los más generales o específicos para cada trabajador) deberán ser SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales). Además, estos objetivos deben limitarse a 3 – 5 objetivos por nivel (empresa > equipo > individuo).

 

 

2. Define los plazos de ejecución de los objetivos

 

Una vez establecidos los objetivos, deberás marcar unos plazos de ejecución. El plazo más habitual, el que utilizan una gran parte de las empresas que implementan la metodología OKR, es de aproximadamente unos tres meses

 

Además, deberás analizar los resultados parciales que van apareciendo y cómo evolucionan las acciones realizadas durante cada una de las semanas. Una buena praxis contribuirá a mantener un equipo motivado.  

 

via GIPHY

 

*Imagen real de los trabajadores de una compañía que ha aplicado la metodología OKR.

 

Al mismo tiempo, el sentimiento de urgencia hará que los diferentes equipos den el máximo de sí, por lo que aumentarán las posibilidades de éxito. 

 

 

3. Mantén los resultados a la vista de todo el equipo

 

Ten en cuenta que la metodología OKR deberá implementarse en todo el equipo, no solo en la parte directiva. Es por ello que todos van a contribuir en su correcto desarrollo, mediante su trabajo y sus acciones, consiguiendo así los objetivos globales más importantes. 

 

Es decir, conseguir los objetivos más pequeños hará posible que se consigan los objetivos más grandes. 

 

Mantener los resultados a la vista de todo el equipo hará que todo el mundo tome conciencia de la situación de la empresa y puedan ser más proactivos para intentar conseguir las metas que se han definido previamente. 

 

 

4. Mide los resultados que estás obteniendo 

 

Medir los resultados que obtienes es fundamental para poder tomar mejores decisiones y que estas sean adecuadas a los intereses de tu empresa. 

 

via GIPHY

 

Definir métricas te ayudará a visualizar tu progreso y podrás juzgar de forma objetiva cómo están funcionando las acciones realizadas. Ten claros cuáles son los KPI ‘s (indicadores de rendimiento) que debes analizar para saber si se están alcanzando todos los objetivos que has fijado inicialmente. 

 

 

5. Define acciones clave para cada resultado

 

Una vez hayas comprendido tus resultados, es importante que asignes unas acciones clave para cada uno de los frutos obtenidos. 

 

¿Las acciones que habías propuesto inicialmente te están llevando a conseguir los objetivos propuestos? Si no es así, ¿qué acciones complementarias puedes aplicar para conseguirlos? 

 

La metodología debe ser flexible y puede estar sujeta a cambios si estos pueden contribuir a orientar de mejor forma tu estrategia. 

 

 

¿Qué ventajas aporta la metodología OKR?

 

La metodología OKR puede aportar un gran número de ventajas para tu empresa. Obvio, ¿right? ¿Por qué otra razón la estarían implementando tantas marcas?

 

Pasemos a ver cuáles son todos y cada uno de los beneficios para que logres valorar todos los puntos positivos de implementarla en tu negocio. 

 

 

*Te ayuda a cumplir objetivos

 

OKR mano a mano contigo. (Y Oink también, pero eso ya lo sabías, ¿verdad?)

 

Tener claros tus objetivos es necesario para poder marcar la hoja de ruta que deberá seguir tu compañía. Aún así, debo confesarte que hacer un seguimiento exhaustivo de todo no es tan sencillo… De hecho,  muchos negocios terminan por dejar este seguimiento a medias. Pero tú no serás uno de ellos, (tú lo sabes, yo lo sé).

 

La parte más positiva de la metodología OKR es que está diseñada específicamente para ayudarte a cumplir los objetivos prioritarios que hayas marcado. ¿Y eso por qué? Gracias a la creación de objetivos más específicos y la medición mediante KPIs es mucho más fácil llegar a conseguir los objetivos globales. 

 

 

*Minimiza el riesgo de crisis

 

¿Por qué la implementación de la metodología minimiza el riesgo de crisis? Pues bien, llevar un control de los objetivos que quieres cumplir, y de las acciones a seguir para cumplirlos, te permitirá reaccionar a tiempo en caso de crisis y poder desarrollar planes de acción de un modo mucho más eficaz. 

 

Podrás tomar decisiones de forma más rápida, teniendo en cuenta cuál es tu contexto y situación en cada momento, por lo que será más fácil reorientar acciones para alcanzar los objetivos bajo la nueva situación

 

via GIPHY

 

*Te centras en lo realmente importante y mejoras la productividad

 

Definir tus objetivos de forma anual te obligará a seleccionar aquellos objetivos que realmente sean más importantes, por lo que todas las acciones y objetivos específicos irán enfocados a conseguir aquellas metas que realmente son relevantes para ti. 

 

Como bien sabes, muchas veces lo urgente quita lugar a lo importante. Empezar a priorizar lo que realmente importa te ayudará a que tu empresa sea mucho más productiva

 

Esto, a la vez, derivará a una mayor rentabilidad de tu negocio, ya que lograrás disponer de más tiempo para invertirlo en otras tareas. 

 

 

*Tu equipo está más alineado 

 

Si todas las personas tienen claras las prioridades de la compañía, navegarán hacia la misma dirección. Además, si aparecen imprevistos podrán orientar nuevamente el rumbo para priorizar aquello que es realmente importante y que repercute al objetivo común de la empresa. 

 

Además, todo el equipo estará orientado a la definición de objetivos, y las metas se establecerán de forma conjunta de abajo hacia arriba. De esta forma todo el mundo se sentirá responsable del bienestar de la empresa, por lo que aumentará la implicación. 

 

 

*El trabajo es cuantificable 

 

Como comentábamos antes, cada objetivo va acompañado de métricas y de unos resultados que nos ayudan a dar seguimiento al proyecto y a ser conscientes de si las acciones están o no funcionando. De esta forma, es muy fácil analizar el cumplimiento de los objetivos y el trabajo que queda pendiente por hacer. 

 


 

Así que… Sí… Toma nota de los sabios consejos de Oink y aplica la metodología OKR a tu negocio. Tener el sistema de control más TOP de la historia ahora es posible, por lo que… Lo aplicarás, ¿verdad? jeje.

 

¿Dudas? ¡Te leo en comentarios!

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    0 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN