fbpx
June 5, 2024 Laura Nogués

¿Eres de los que se queda pasmado/a cuándo una newsletter no tiene el éxito esperado? Por qué, seamos honestos, nadie quiere pasarse un día redactando una newsletter para que luego la abran cuatro gatos. Pero, ¿cómo es entonces la newsletter perfecta? 

 

via GIPHY

 

Bueno, si crees que  tus newsletters necesitan un punch, pero no sabes cuál, ¡estás en el sitio correcto baby

 

Hoy te enseño la checklist imprescindible para crear y enviar la newsletter perfecta.  Y es que en el detalle está la clave, darling. ¡Sigue leyendo!

 

 

Seguro que también te interesa:

 

 

checklist para enviar la newsletter perfecta

 

 

 

Beneficios de enviar una newsletter perfecta 

 

Si eres de los que sigue pensando que eso del email marketing es agua pasada, me temo que estás en el barco equivocado, pero no pasa nada, yo te mando un bote salvavidas para que te pases al nuestro. Y es que una buena newsletter puede conseguir maravillas para cualquier ecommerce:

 

 

✅ Clientes mucho más fieles

 

Si alguien está pendiente de tu newsletter, esa persona ya es un cliente con una gran relación con tu marca, ya que está mostrando un interés mucho más profundo en tu contenido y no quiere perderse nada.

 

¿Tú crees que alguien a la espera de recibir un correo tuyo va a ir a comprarle a la competencia? No mi ciela.

 

 

Convencer a los usuarios reticentes

 

A veces la información de una web o de las redes sociales no nos convence del todo para realizar una compra. O puede que se trate de un producto o servicio que no necesitemos justo ahora pero que nos interese. 

 

Pueden darse muchos motivos por los que alguien deje sus datos en el formulario de suscripción, y envíar una buena newsletter en estos casos es la estrategia perfecta para darle continuidad a esa toma de contacto que ha iniciado el usuario. Así, el interés no se pierde en el vacío y ¡puede que hasta sea lo que necesita para comprarte de una vez!

 

 

Muuuuuucho ROI

 

Aunque el objetivo de la newsletter no es el mismo que el de los emails transaccionales, por ejemplo –es decir, que no es vender, sino informar–, sigue siendo una buena forma de convencer a los usuarios, en especial cuando tienes una buena segmentación.

 

Si quieres saber cómo mejorarlo, aquí te dejamos un post, jeje.

 

 

Más tráfico que en una autopista

 

A ver, una es consecuencia de la otra, ¿no? El porcentaje de clicks en las newsletters es a veces incluso superior al de los mails transaccionales, así que muchos usuarios acaban en tu web echando un vistacito.

 

Para esto te daré también algunos truquis más adelante para conseguir más clicks en tu newsletter.

 

 

 

Checklist que debes comprobar antes de enviar una newsletter

 

Crear la newsletter perfecta puede parecer sencillo, pero incluso el más mínimo detalle puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. ¿Fue el asunto del correo? ¿O quizá mi contenido aburrido? ¿Le añadí demasiados CTAs? ¿Me pasé con los memes de The Office? A lo último te digo yo que nunca son suficientes. Y lo otro, no te desanimes que tiene solución

 

via GIPHY

 

Para enviar una newsletter perfecta debes tener una BBDD perfecta. Y es que el motor de tus newsletters lo deciden tus suscriptores. ELLOS tienen el poder de hacer crecer tu negocio. De ahí a que debas mimar tu newsletter cómo si fuera tu examen de la Selectividad. ¿O es que alguna vez entregaste un examen con tachones y a medio hacer? 

 

Una checklist para crear y enviar la newsletter perfecta empezará por el aspecto “físico” y llegará hasta el detalle más pequeño de la misma. Solo así podrás empezar una relación sana entre tus lectores y tu marca. 

 

via GIPHY

 

Crear una newsletter perfecta te ayudará a trabajar una conexión duradera y bonita con tus lectores, basada en la confianza, credibilidad y cercanía de tu marca. 

 

Además, ten en cuenta que es una comunicación con la que tienes el permiso de tus suscriptores para que contactes con ellos. Qué menos que reciban algo bonito, ¿no? ¿Empezamos a ver esa checklist para una newsletter perfecta? ¡Let’s go! 

 

 

Primero de todo, focus en objetivos

 

¿Qué buscas conseguir con tu newsletter? ¿Ventas? ¿Interacciones? ¿Lecturas de blog? Si tienes claro este punto, puedes empezar a crear tu newsletter perfecta ya. 

 

Unos objetivos claros te permiten focalizar esfuerzos en tu trabajo y redactar el contenido con coherencia. Dependiendo de estos objetivos sabrás cómo crear la newsletter perfecta, con tono, mensaje e imágenes bien claros. 

 

Tómate un tiempo para decidir qué objetivo y qué estrategia vas a seguir para poner en marcha los siguientes puntos de la checklist de la newsletter. 

 

 

El asunto es la clave 

 

¿Qué es lo primero que llama tu atención al abrir un correo electrónico? Exacto, ¡el asunto! 

 

Un asunto atractivo es como un imán: captura la atención de la mayoría. Si consigues que tu asunto destaque, aumentarás las posibilidades de que tus suscriptores quieran abrir tu newsletter.  Y te preguntarás, ¿cómo hago que mi asunto destaque? ¡Toma nota! 

 

 

Emojis everywhere

 

Es el lenguaje de la amistad (o me dirás que le mandas emojis a tu jefe cuando te pide una tarea). Agregar emojis llama la atención, además de fomentar una relación cercana con el lector. 

 

 

Aprende a crear un sentido de urgencia

 

La dramatización lo es todo, y si quieres que tus suscriptores vean que algo está pasando contigo, no te cortes a la hora de agregar signos de exclamación: “¡Rápido! ¡Que se agotan! Descuentos solo hoy en toda la tienda.” Estos mensajes fomentan la sensación de urgencia e inmediatez, además de generar una mayor tasa de clics (¡truquito!).

 

 

Incluye llamadas a la acción en tu asunto

 

Crea asuntos que hagan partícipe al lector desde el minuto 1, ya que aumentarás las probabilidades de abran tu newsletter. “Únete a esta experiencia” .

 

 

Sé alguien misterioso

 

Si realizas preguntas intrigantes, despertarás la curiosidad del usuario. “Mira lo que te estás perdiendo”. “Aquí hay algo que no imaginas”.

 

 

Personaliza el mensaje

 

Si el destinatario ve su nombre en el asunto, se sentirá especial y tendrá más probabilidades de abrir el correo. Por ejemplo, “¡Feliz cumpleaños, [nombre]! Tenemos un regalo para ti.”

 

 

Usa el lenguaje positivo para hablar de tu marca

 

Parece una tontería, pero reforzando mensajes con tono positivo, ayudas a resaltar los beneficios o cualidades de tu negocio o servicio. Usa adjetivos llamativos, como por ejemplo: “Encuentra los destinos perfectos aquí.”

 

 

Juega con las mayúsculas (sin pasarse de rosca)

 

Un uso efectivo de los signos de puntuación y las mayúsculas captan la atención siempre. ¡Ojo! No te pases con las mayús o pensarán que gritas demasiado: “¡Estamos de REBAJAS!”.

 

 

Piensa en tu perfect match

 

No, no quiero que abras Tinder. Pero si que pienses en quién lee tus newsletters y cómo crees que reacciona al recibirlas. Debes poner al lector en el centro, ya que si tu contenido está hecho solo para gustar a tu madre, vas a recibir mucho amor y pocas ventas. 

 

El primer paso es analizar tu BBDD actual: 

 

¿Tienes suscriptores de calidad o son los mismos desde hace más de 4 años? 

 

¿Tienes activo tu formulario de suscripción? 

 

¿Tienes localizados aquellos a los que captaste a través de un lead magnet

 

Observa, analiza e identifica qué perfiles potenciales tienes en tu BBDD. 

 

via GIPHY

Una vez tengas este paso, crea segmentaciones para enviar una newsletter coherente con cada uno del target que deseas impactar. Por ejemplo, si piensas lanzar una promo para los nacidos en el mes de febrero, agrupa a aquellas personas en las que su fecha de nacimiento sea de ese mes, ¡y dales una sorpresa! 

 

Y recuerda: ¡personalizar es gratis! Añade de vez en cuando los nombres de los suscriptores

 

 

El diseño: el exterior sí importa 

 

Para crear la newsletter perfecta debes tener un diseño a la altura. Y es que la imagen de la que presumas en tu newsletter es directamente equiparable al mimo que le pones a tu negocio. 

 

De poco te sirve ofrecer una información valiosa si la presentas de forma poco atractiva. Imágenes en buena calidad, textos legibles, fuente bonita, grafismos acorde con tu look de marca… todo suma, baby. Deja volar tu imaginación y márcate un diseño de lujo para tu newsletter. 

 

¡Importante! Tu newsletter debe sexy en cualquier dispositivo, así que recuerda adaptar el diseño para diferentes pantallas (ordenador, móvil, tablet… if you know, you know). 

 

 

Organización: las ideas, ¡claras! 

 

La base de cualquier edificio es una estructura bien sólida. ¿Por qué iba a ser diferente en una newsletter? 

 

Estructurar bien el peso de tus comunicaciones no solo te ayudará a que el mensaje se entienda, sino que te permitirá poner prioridad a tus objetivos. Antes de enviar una newsletter, asegúrate que respeta la siguiente estructura: 

 

 

_Encabezado_

 

El inicio, dónde colocar tu identidad de marca. Es lo primero que verán tus lectores, por lo que debe servir para identificar a tu marca rápidamente. 

 

 

_Cuerpo_

 

Lo más importante, el eje central de tu comunicación. 

 

Aquí debes jugar a jerarquizar correctamente tus mensajes. Volvemos a poner los objetivos sobre la mesa, y es que en función de qué sea lo que buscas, vas a dar prioridad a un bloque de contenido vs. otro. 

 

Claridad y coherencia son dos palabras que debes tener siempre en cuenta para estructurar correctamente tus comunicaciones. Menos es más (siempre) por lo que intenta no saturar de mensajes a tu destinatario. 

 

 

_Pie de página_

 

Lo último, pero no menos importante. En el pie de página debes incorporar enlaces de interés, cómo tu blog, redes sociales o cualquier otro lugar que consideres relevante para tu negocio. 

 

Recuerda que SIEMPRE debes incluir el botón de baja de la suscripción. No es algo que queramos que suceda, pero en todas las comunicaciones debemos ser personas transparentes y dejar que se vayan si así lo desean. Además de que SÍ, es obligatorio agregarlo

 

 

No te compliques: textos cortos y sencillos

 

Imagina que te llega un correo con un asunto hiperintrigante, lo abres y visualmente es una película de Wes Anderson, empiezas a leer… y leer… y leer… ¿¿por qué este correo parece un libro de Harry Potter?? 

 

Nadie quiere pasar más de 5 minutos  – ¡qué digo! ¡más de 2 minutos! – leyendo un correo, y menos en un momento en el que la inmediatez de contenidos está a la orden del día. 

 

Aunque no lo creas, lo que escribas en 500 palabras se puede resumir fácilmente en 200 o menos. Intenta no abrumar con demasiada información a tu destinatario y, de nuevo, procura organizarla siempre a tu favor. 

 

¿Cuál es la longitud ideal de una newsletter perfecta? Depende de la cantidad de mensajes que quieras compartir, aunque con más de 500 palabras superas el límite de ser un poco pesado/a. 

 

Un consejo: te recomiendo apostar por textos cortos y sencillos de facilitar la comprensión; la jerarquía hará el resto. 

 

¿No se te ocurre qué contenido incluir? Aquí te dejo algunas ideas.

 

 

Palabras clave: un as en la manga 

 

¿Pensabas que te salvarías de usar palabras clave en tus newsletters? Tranqui, no estoy hablando de palabras clave enfocadas al SEO, pero sí a aquellas palabras que harán que tu lector se interesé por lo que le estás contando. 

 

Por ejemplo, miremos estos dos titulares: 

 

  • Hoy empiezan las rebajas 
  • Hoy puedes comprar con descuentos algunos artículos de la tienda. 

 

¿Lo ves? Cómo dijo Noemí Argüelles, “digo pocas cosas pero yo creo que se me entiende”. 

 

via GIPHY

 

Para escoger correctamente las palabras clave debes tener en cuenta las tendencias del momento. Y es que lo que funciona hoy, puede no funcionar mañana. Quizá ahora tiene más sentido hablar de “PEC” que de “Qué guai”. Aunque eso ya dependerá más del target al que te dirijas.

 

 

¿Qué KPIs medir al enviar una newsletter?

 

Vale, el trabajo previo al envío de la newsletter perfecta ya está hecho. Pero, ¿qué pasa después? Pues después, baby, toca comprobar si has hecho bien el trabajo.

 

Para enviar una newsletter perfecta debes tener una BBDD perfecta. Y es que el motor de tus newsletters lo deciden tus suscriptores. ELLOS tienen el poder de hacer crecer tu negocio. De ahí a que debas mimar tu newsletter cómo si fuera un exámen. ¿O es que alguna vez entregaste un examen con tachones y a medio hacer? 

 

¿Y cómo sabemos que ese examen está bien hecho? Pues lo que hay que hacer es ver la nota que has sacado, y esa nota se saca midiendo los KPI. Estas métricas de la newsletter te dirán si has hecho o no un buen trabajo.

 

Te digo algunos que son esenciales:

 

 

Aperturas

 

Evidentemente las aperturas son una métrica importante. Sin embargo, hazte fan de los porcentajes, no del número total, porque todo dependerá de cuántas hayas podido entregar.

 

 

Clicks

 

Lo mismo ocurre con los clicks, va mucho más allá del número total. ¿Quiénes los han hecho? ¿La misma persona ha clicado varias veces? ¿Dónde han clicado más? ¿Cuántas de las personas que han abierto el mail han clicado en algún sitio?

 

 

Bajas

 

Un indicativo de que tu contenido no está resultando del todo interesante en tu newsletter son las bajas. Analiza por qué puede ser, pero tampoco te preocupes demasiado, porque es normal que con una BBDD grande, haya alguna que otra baja. Más bien lo que tienes que hacer es comparar entre unas newsletters y otras, para ver si hay grandes diferencias.

 

A esto también se le debe sumar un análisis de la hora y fecha de los envíos, ya que puede afectar considerablemente a los resultados, ¡no lo olvides! Prueba con diferentes tácticas.

 

 

Consejos finales para que tu newsletter triunfe

 

¿Ya has marcado cada casilla de la checklist? Entonces es el momento de que te dé mis consejos finales para terminar de entender qué debe tener una newsletter perfecta:

 

 

✨ No mandes por mandar

 

Ojo, esto no quiere decir que si no tienes nada que decir no mandes nada, o que manda solo de vez en cuando. It’s a big NO.

 

Es importante que para que tu estrategia de email marketing tenga éxito establezcas una periodicidad de envío: lo ideal es que siempre sea a la misma hora y el mismo día. Así crearás poco a poco cierta expectación entre los suscriptores.

 

Lo que quiero decir con “no mandes por mandar” es que el contenido tiene que ser de valor para los usuarios, igual que en cualquier otro medio. Es decir, que no mandes cualquier cosa solo porque “toca newsletter”. 

 

Dale mimos y ella te responderá con buenos KPIs.

 

 

Mantén siempre la misma estructura

 

Por el mismo motivo, para que el usuario ya sepa más o menos lo que se va a encontrar y se familiarice con tus comunicaciones, es esencial que mantengas una misma estructura en todas tus newsletters.

 

Por ejemplo, si la divides por bloques, secciones de diferentes temáticas, o si suele ser de mucho texto o al contrario…

 

Así los suscriptores sabrán qué están esperando específicamente y consumirán la newsletter de arriba a abajo.

 

 

✨ No te estanques

 

¡Eso no quiere decir que no innoves! Aunque la estructura y el tono de las newsletters tenga que seguir siendo el mismo, puedes innovar en otras muchas cosas (asuntos, contenido diferente y más puntual, etc).

 

Y no obstante, a pesar de que pueda parecer una contradicción, que hayas establecido una periodicidad, una estructura, una fecha… no significa que sean inamovibles. Sigue experimentando cuando lleves un tiempo, porque puede que tu BBDD vaya cambiando conforme se van sumando más personas.

 

¡Y hasta aquí mi checklist definitiva para crear una newsletter perfecta! ¿Tienes más dudas? ¿O crees que me he dejado algún punto importante? Dime cómo sería tu newsletter perfecta en los comentarios. ¡Te leo! Y apúntate a la nuestra, si todavía no lo has hecho, para que veas todo esto aplicado.

 

Ah, y si necesitas ayuda con tu estrategia de Email Marketing, en Oink somos unos expertos totales. Aquí tienes toda la información sobre este servicio 😉

 

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    0 Comentarios

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN