Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Analítica Web
Blogging
Comunicación
Diseño
Email Marketing
Entrevistas
Growth Hacking
Guest Post
Inbound Marketing
Infografía
Marketing Online
Miscellaneous
Oink my God
Recursos
SEM
SEO
Social Media
Top Oink Ad
Uncategorized
Top
Razones por las que nadie lee tu blog

¿Por qué nadie lee tu blog? 20 razones y soluciones

Comparte!

NADIE LEE TU BLOG. ES ASÍ.

 

No hay cosa más frustrante que pasarte horas escribiendo un artículo para que luego no lo lea ni tu madre. ¿Verdad?

 

Y es que da mucha rabia entrar a Google Analytics y ver que el número de visitas a tu blog es menor que las veces que has dicho «hoy no me lío» y realmente no te has liado.

 

Hay muchas razones por las que nadie lee tu blog, pero también hay muchas soluciones para que esto no pase –no te nos pongas nervioso-.

 

Como en Oink my God lo que queremos es ayudarte, hoy te traemos 20 razones por las que ni el tato lee tu blogcosas que haces mal– con sus 20 soluciones sencillas cosas que harás bien-.

 

[Tweet «¿Por qué nadie lee tu blog? Aquí 20 razones con sus soluciones #blogging»]

 

Seguro que también te interesa

 

Hombre con la cabeza encima del ordenador portátil. Razones por las que nadie lee tu blog

 

Pero… ¿por qué nadie lee tu blog?

1. No conoces bien a tu audiencia

 

Nadie lee tu blog porque no sabes a quién te diriges. Así es imposible que quien quieres que te lea, te lea. Tienes que tener muy claro quién es tu público objetivo para crear contenido específico para él.

 

Solución: coge papel y lápiz –o abre un documento Word– y crea el perfil de tu lector ideal. Quién es (sexo, edad, ubicación, idioma), qué hace (estudios, trabajo), qué le gusta (intereses, pasiones), cómo es (valores), etc. Crea una persona con nombre y apellidos y empieza a dirigirte a él/ella.

 

 

2. No has encontrado tu nicho de mercado

 

A ver, nadie lee tu blog porque tu contenido es demasiado generalista, no te focalizas en un nicho de mercado específico. De esta manera, aunque tu audiencia es mucho más grande, no está interesada en todo tu contenido, por lo que no tendrá la necesidad de leerte siempre.

 

Solución: busca tu nicho de mercado y empieza a crear contenido específico para éste. Para hacerlo, primero determina cuáles son tus capacidades y competencias, decide tu ámbito de especialización (local, nacional, en qué idioma) y a quién te vas a dirigir (hombres, mujeres, de qué edad, educación).

 

Comprueba siempre si en este nicho de mercado se encuentra la audiencia suficiente para tener un mínimo de lectores; sino todo tu esfuerzo habrá sido en vano.

 

 

3. No sabes qué tipo de contenido busca tu audiencia

 

Estás muy perdido amigo. Si no sabes qué es lo que tu audiencia busca, ¿cómo vas a crear el contenido adecuado para ella?

 

Necesitas saber qué busca, cómo lo busca, cuáles son sus inquietudes y problemas, qué quiere aprender… Sólo así podrás crear contenido de calidad que les apasione.

 

Solución: te damos dos maneras.

 

1. Busca las palabras clave que utiliza tu audiencia para buscar contenido como el tuyo –utiliza Google Analytics, KSSMetrics, SEMRush o el Planificador de Palabras Clave de Google– para saber cómo te encuentran.

 

2. Aumenta el feedback con tu audiencia: aprende qué quiere y gusta según sus interacciones con tu contenido: comentarios, likes, comparticiones, emails que recibes, etc.

 

 

4. Te centras demasiado en ti mismo y en tu marca

 

La gente no quiere leer sobre ti sino sobre cómo puedes ayudarles. No te centres en hablar de tu marca, tus servicios o productos. No señor.

 

Ocasionalmente está bien hablar de la empresa pero no tienes que promoverte siempre. Haz contenido para tu audiencia, no para ti.

 

Solución: utiliza el principio de Pareto 80-20, es decir, que el 80% de tu contenido sea sobre tu audiencia –lo que realmente busca en tu blog– y el 20% de tu contenido sea sobre ti y tu marca.

 

Pantalla de wordpress. Razones por las que nadie lee tu blog

 

5. No publicas regularmente

 

A veces publicas una vez cada tres meses y otras, en momentos de inspiración, publicas 5 veces el mismo día. Mal. Muy mal. A los lectores les gusta la constancia, sea la que sea. Si no ven una regularidad dejarán de pasarse por tu blog para leerte ya que no sabrán cuándo vas a publicar algo nuevo.

 

Solución: crea un calendario de contenidos y márcate cuántas veces publicarás cada día, semana o mes. Da igual con qué frecuencia lo hagas, siempre y cuando te mantengas fiel.

 

 

6. Tu contenido no es de suficiente calidad y aburrido

 

Escribes lo mismo que los otros 17.345 bloggers de tu sector. No aportas nada nuevo al lector, resultas aburrido. Es triste pero a tu audiencia no le vale la pena perder el tiempo leyéndote –la gente tiene poco tiempo libre y acostumbra a gastarlo en lo que más le gusta-.

 

Solución: aporta una nueva perspectiva al tema del que hables. Mira qué dicen los otros bloggers y encuentra la manera especial y creativa de decirlo. Da igual si es tu opinión personal, un enfoque nuevo, un tono divertido… Ofrece a tu audiencia algo que no estén ofreciendo los otros.

 

 

7. No haces pruebas de contenidos y estilos

 

No testeas tu contenido para saber qué gusta más o menos. Es necesario hacer pruebas para saber qué tipo contenido funciona mejor y qué estilo gusta más a tu audiencia.

 

Solución: haz pruebas. Crea diferentes tipos de contenidos –listas, infografías, texto, entrevistas…– y analiza cuáles han gustado más –Google Analytics es Dios-. Haz lo mismo con el tono de tu post. Juega un poco con él y estate atento a la reacción de tu audiencia.

 

 

8. El tono de tu contenido no se adecua al tono de tu marca

 

Muchas veces el blog tiene un tono diferente al de la marcaal menos al que el consumidor tiene de la marca– lo que hace que éstos se confundan.

 

Solución: crea una guía de estilo para saber cómo hablarás en tus artículos del blog. Esta guía tiene que estar de acorde con la de la marca en general para que el tono de toda la empresa sea el mismo.

 

 

9. No incluyes las suficientes imágenes en tu post

 

Ya lo dice la frase: una imagen vale más que mil palabras. Vale, bueno, quizás no estamos del todo de acuerdo –el poder de las palabras es inmenso– pero debes añadir las suficientes imágenes en tus artículos para que no resulten aburridos. Utilizar imágenes en tus posts harán que el lector no se aburra de tanto texto.

 

Solución: añade unas 2-3 imágenes en cada uno de tus artículosmenos si el post es corto y más si tu contenido es extenso-, eso sí, que tengan relación con tu escrito.

 

Ordenador, libreta con boli, café y ratón sobre mesa de madera. Razones por las que nadie lee tu blog

 

10. Tus artículos no están escritos para el mundo online

 

Uno de los típicos fallos que comenten los bloggers principiantes es escribir sin pensar en el medio en que se encuentran. No es lo mismo escribir un artículo para un periódico offline que escribir para un blog online.

 

En el mundo 2.0 los textos deben ser más dinámicos, sin párrafos enormes, con links que enlacen a otras páginas –para ayudar a la comprensión-, negritas, subrayados y diferentes colores para remarcar lo más importante…

 

Solución: lee muchos, pero muchísimos blogs para hacerte una idea de cómo se debe escribir en el mundo online. Recuerda que la gente tiene poco tiempo para leer y que muchos harán una lectura horizontal. Así que ayúdalos remarcando el contenido más relevante y haz que la lectura sea fácil y amena.

 

 

11. Te vas por las ramas

 

Eres de los que se van por los cerros de Úbeda, no focalizas un tema en concreto en tus artículos, lo que hace que tu audiencia se pierda y no tenga ganas de seguir leyendo.

 

Solución: márcate un tema muy concreto y escribe sobre ello. Escribe la idea en un papel que puedas ver a todo momento. Cada cierto tiempo revisa tu contenido y el papel, y si ves que no estás escribiendo sobre esta idea, reescribe. Pero no deseches lo que has escrito: apunta esta nueva idea para otro artículo.

 

Invalid shortcode parameters

 

 

12. Tus posts están llenos de faltas de ortografía y errores gramaticales

 

No hay mejor manera para que una persona se vaya de tu blog para no volver nunca más que cometiendo faltas de ortografía y errores gramaticales. Un blog con faltas es un blog descuidado, y no quieres que la gente piense eso de tu blog. ¿A que no?

 

Solución: repasa, repasa y repasa siempre antes de publicar. Haz que otra persona –o más de una– revise el artículo, ya que 4 ojos ven más que 2. Utiliza un espacio de escritura que te marque las principales faltas ortográficas –Word, WordPress, etc– y rectifica todas las palabras que estén marcadas. Y si no sabes cómo se escribe una palabra, utiliza el diccionario, chaval.

 

Chiste cómo se escribe Bisbal. Razones por las que nadie lee tu blog

 

13. El diseño de tu blog es anticuado y no se adapta a todos los dispositivos

 

Si el diseño de tu blog está desactualizado darás una imagen poco atractiva de tu marca. La estética de los blogs varía según los años y se nota mucho si tu blog todavía tiene un diseño del 2.000. Además, tu blog tiene que estar adaptado a todos los dispositivosdiseño responsive– ya que, cada vez más, la gente lee los artículos desde su teléfono móvil o desde una tablet.

 

Solución: contrata a un diseñador gráfico¡hola, nosotros tenemos diseñadores gráficos!– para que te diseñen un nuevo blog más actual y responsive. Es muy necesario.

 

 

14. El tiempo de carga de tu blog es muy lento

 

Si el tiempo de carga de tu blog es muy lento, muchas personas no llegarán siquiera a leer tu artículo ya que se cansarán antes y clicarán el botón de “volver” para dejarte en el olvido. ¿Que por qué nadie lee tu blog? ¡Porque va demasiado lento!

 

Solución: optimiza todo tu blog para que el tiempo de carga sea más rápido: reduce el tamaño de las imágenes, elimina los pluggins que no utilizas y que pesan mucho, etc. Si no sabes cómo hacerlo envíanos un email que estaremos encantados de ayudarte.

 

 

15. No tienes un claro CTA – call to action –

 

Tus artículos no tienen una clara llamada a la acción, por lo que tus lectores no saben qué deben hacer en tu blog (¿compartir?, ¿comentar?, subscribirse a una newsletter?).

 

Solución: crea Calls to Action en cada uno de tus posts para dirigir a tu audiencia. Si quieres que te agreguen a un lector de feeds para que puedan leerte siempre que publiques, dilo. Si quieres que compartan tu contenido en las Redes Sociales, dilo. Sino tu público no lo va a hacer.

 

 

16. No dispones de Newsletter ni ninguna manera de captación de leads

 

Mal, no. Fatal de los fatales. Lo más importante es conseguir leads para poder hacer email marketing. Un blog es la herramienta perfecta para conseguirlos, pero tienes que facilitar a tu lector la manera en la que puede subscribirse a tu newsletter. Porque con una newsletter podrás enviar tu contenido a los subscriptores –así irán a tu blog a leerte más-, promociones, novedades, etc.

 

Solución: crea formularios de captación de leads en tu blog (un pop up, en el footer, en la barra lateral…) para conseguir los emails de tu audiencia. Ofrece contenido de calidad para que quieran recibir tus Newsletter.

 

 

17. No dispones de botones para que compartan tu post en Redes Sociales

 

Tu audiencia tiene que tener fácil poder compartir tus artículos en sus Redes Sociales. Solamente así tu contenido se hará viral y conseguiras más visitas.

 

Solución: agrega botones para compartir en Social Media al final de cada uno de tus artículos. Hay muchos pluggins que hacen este trabajo por ti, como por ejemplo SumoME.

 

 

18. No optimizas cada artículo de tu blog

 

Si no optimizas cada uno de tus posts nunca llegarás a las primeras posiciones de Google y nunca tendrás nuevos lectores, ya que no te van a encontrar. ¿Todavía te preguntas que por qué nadie lee tu blog?

 

Solución: haz una búsqueda de las mejores palabras clave para utilizar en cada uno de tus artículos, piensa detenidamente qué título pondrás a tu post –no escribas lo primero que te venga a la cabeza sino que sírvete de las keywords que has encontrado-, rellena los campos de título, keyword y metadescripción –si tienes tu blog con WordPress, utiliza el pluggin SEO by Yoast– y optimiza tus imágenes. Si quieres que lo hagamos por ti sólo tienes que enviarnos un email.

 

 

19. No promocionas tu blog lo suficiente

 

Eres de los que se pasan horas escribiendo pero luego piensa que, por arte de magia, conseguirás lectores a punta pala. No señor. Tienes que dedicar el mismo tiempo escribiendo que promocionando tu blog. Solamente así conseguirás que más gente te conozca y quiera leerte.

 

Solución: dedica parte de tu tiempo en promocionar tu blog en diferentes canales y medios: Redes Sociales, email marketing, agregadores de noticias, etc. Aquí te contamos más de cómo promocionar los artículos de tu blog.

 

 

20. No repasas y actualizas tus posts antiguos

 

Terminamos con la última razón de por qué nadie lee tu blog. Una vez escrito un artículo, ¿te olvidas de él? Pues mal. De vez en cuando es necesario hacer repaso de posts antiguos y actualizarlos para que estén updated.

 

Solución: cada día repasa uno o dos de tus artículos antiguos y mira si el contenido se puede actualizar, o si se puede mejorar el SEO on page, o si hay enlaces que se tienen que substituir, o si hay un CTA definido, etc. Poco a poco tendrás un blog totalmente actualizado y las visitas que tengas a estos posts no ser irán pensando: este sitio no está al día.

 


 

Y hasta aquí las 20 razones -con sus soluciones- de por qué nadie lee tu blog. Así que ya sabes, ponte las pilas y empieza a solucionar los puntos que tienes más flojos. Ya verás como el número de lectores aumenta.

 

¿Tienes más razones de por qué nadie lee tu blog para compartir con nosotros? Déjanos un comentario aquí debajo, estaremos encantados de saber vuestras opiniones. Y si ya lo haces bien, comparte con nosotros tu blog para chulear 🙂

Comparte!

irene@oinkmygod.com

Irene es una loca de los animales. Y no solo de los cerditos: de todos los animales del mundo. Tiene tantas ganas de salvarlos, como ganas tiene de salvar a todas las empresas perdidas y medio ahogadas en el océano digital.

Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.