fbpx
octubre 6, 2016 Laura Amanda Bahi

Escribes bien y lo sabes. Crees que tu contenido merece ser leído porque has dedicado horas y horas a redactar tus artículos. Has puesto en ellos amor y esfuerzo sobrehumano, has superado obstáculos, matado monstruos.

 

Pero, pero, pero. ¿Cuándo los publicas qué pasa? Pues lo peor que puede pasar. Que nadie los lee y tus maravillosas palabras quedan suspendidas en el inconmensurable mundo online. Solas. Aterradas.

 

¿Significa esto que tienes que pasarte 30.000 horas más perfeccionando tu escritura?

 

Seguramente no. Existen otras vías, amigo, no te preocupes, que hoy queremos ayudarte con 7 fórmulas increíbles para que la gente lea tu contenido. ¡Allá vamos!

 

Seguro que también te interesa

forrmulas-increibles-para-que-la-gente-lea-tu-contenido

 

Fórmulas mágicas para que la gente lea tu contenido

 

1. Olvídate de escribir tal y como escribes

 

Para causar un mayor impacto entre tus lectores es necesario que te olvides de escribir tal y como lo haces habitualmente. No es que seamos unas nazis sin corazón y creamos que escribes mal. Pero es muy probable que al redactar no tengas en cuenta una cosa muy importante: el lector muchas veces no lee, escanea.

 

¿Qué supone esto? Que el lector se detiene sólo en aquellos puntos que encuentra realmente interesantes. Por lo que te aconsejamos que fracciones la información. Si quieres hablar de un tema muy complejo, trátalo a lo largo de varias posts.

 

También es muy útil que escribas siguiendo la pirámide invertida. Es decir, que primero menciones la conclusión, sueltes la frase lapidaria, y posteriormente desarrolles el tema. De esta manera captarás la atención del lector, que tendrá más claro cuál es aquel contenido que más le interesa.

 

 

2. Deja más espacios en blanco

 

Hay una forma muy fácil de hace que los lectores te lean más, y es aumentando el número de espacios en blanco. ¿No te lo crees?

 

Ahora mismo acabamos de dejarte un espacio en blanco que hará que estés más predispuesto a leer, aunque ni te des cuenta. Y lo ideal sería que creáramos espacios en blanco cada pocas líneas. Sobre todo cuando se trata de un contenido difícil de digerir.

 

Dar la información en pequeñas dosis hace que el cerebro del lector no se sature y que esté más predispuesto a seguir leyendo. Ofrece el contenido con grandes dosis de amor (que tontas que nos ponemos, ¡oink!) y pequeñas dosis de texto.

 

 

3. Empieza escribiendo los títulos y los subtítulos

 

¿Qué haces cuando buscas información en internet? Normalmente llegar a la página, revisar el texto por encima y decidir, a partir de los títulos y subtítulos, si vale la pena indagar más.

 

Es posible que debajo de un título espantoso nos encontremos con una maravilla de texto. Pero si el título es malo o no llama la atención lo más probable es que nunca nos paremos a leer el resto del post.

 

Es por esto que es realmente importante prestar mucha atención a los títulos y subtítulos, ya que estos formarán la estructura de tu artículo. Escríbelos primero y asegúrate de que, al leerlos (sin leer más parte del texto), la estructura es coherente e interesante para el usuario.

 

Si los títulos y subtítulos no representan la esencia de la información que quieres transmitir, reescríbelos o replantéalos.

 

 

4. Crea listas

 

  1. Despiertan la intriga del usuario
  2. Ayudan a estructurar el contenido
  3. Rompen con la homogeneidad del texto
  4. Resumen lo que podría ser un tostón
  5. Son divertidas (¡oink!)

 

 

5. Añade links que sean útiles

 

Linkar contenido propio en tu artículo hará que los lectores se queden más tiempo en tu página web y sean conscientes de que tienes buen material.

 

Si linkas contenido externo estarás demostrando que para realizar tu post has efectuado una búsqueda previa, cosa que te aportará más credibilidad y profesionalidad.

 

Ambos, tanto el contenido propio como el externo, ayudarán a complementar el artículo principal, por lo que el lector seguro que agradecerá que amplíes “altruistamente” la información inicial.

 

 

6. Usa negritas de forma estratégica

 

A todos nos gusta subrayar. Empezamos con una frase pequeña y, cuando nos damos cuenta, todo el párrafo es más negro que nuestra alma (es broma, nuestra alma és pinky como el más lozano de los cerdos).

 

Así no. Marcar toda la frase con negrita es como no marcar nada. Destaca sólo aquello que sea importante de verdad. Y ten en cuenta que el usuario usará tus destacados para guiarse a través del texto, de manera que más te vale que sean relevantes.

 

7. Repasa tu texto leyendo sólo el contenido destacado

 

Vamos a proponerte un ejercicio. Relee este artículo sólo leyendo los títulos, los subtítulos, las listas y las negritas, por favor. Es decir, reléelo solo leyendo aquellos elementos que hemos destacado.

 

[onyxfile id=11340]

 

¿Verdad que puedes hacerte una idea general de lo que aprenderás si lees este post? Pues esto es lo que tienes que hacer cada vez que finalices un artículo.

 

Imagina que eres el lector, escanea la página y lee sólo el contenido destacado. Si te genera ganas de leer y crea hype, adelante. Si no te provoca absolutamente nada, replantéalo otra vez.

 

Y tú, amigo, ¿conoces otras fórmulas brillantes que ayuden a que tu contenido sea más read friendly? No seas egoísta y cuéntanoslas en el apartado de comentarios. Te vamos a querer más, si cabe. Ah, y comparte con los tuyos si quieres que tu alma sea tan pinky como la nuestra. 😉

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE AYUDAMOS
CON TU
COMUNICACIÓN