Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Analítica Web
Blogging
Comunicación
Diseño
Email Marketing
Entrevistas
Growth Hacking
Guest Post
Inbound Marketing
Infografía
Marketing Online
Miscellaneous
Oink my God
Recursos
SEM
SEO
Social Media
Top Oink Ad
Uncategorized
Top
Dejar de procrastinar

Cómo procrastinar está arruinando tu vida: tips para dejar de ser un procrastinador

El mundo está dividido en dos tipos de personas: los procrastinadores que procrastinan, y los procrastinadores que luchan por no procrastinar.

 

Porque sí, queridos, tengo la teoría de que todos (absolutamente todos) los humanos somos procrastinadores por naturaleza. Somos, más bien, grandes procrastinadores.

 

¿Qué no?

 

Hoy tengo un reto: te voy a demostrar que todos somos procrastinadores, y te voy a dar algunos consejos para que aprendas cómo dejar de procrastinar de una vez por todas.

 

cómo dejar de procrastinar

 

Cómo dejar de procrastinar de una vez por todas y hacer algo con tu vida

 

A todos nos suena esta situación.

 

Te quedan 4 meses para entregar un trabajo.

 

Antes de ponerte manos a la obra, mentalmente (y con mucha fe) piensas que el flujo de trabajo será el siguiente:

 

MES 1: Harás el 25% del trabajo

MES 2: Harás el 25% del trabajo

MES 3: Harás el 25% del trabajo

MES 4: Harás el 25% del trabajo

 

Van pasando los meses, y llega un momento, mientras paseas tranquilamente a tu perro, en que descubres que nada de esto se ha cumplido y que el flujo va a ser más bien el siguiente:

 

MES 1: Harás el 0% del trabajo

MES 2: Harás el 0% del trabajo

MES 3: Harás el 0% del trabajo

MES 4 (¡semana 4!): Harás el 100% del trabajo

 

OMG, OMG, OMG.

 

Te voy a contar qué pasa exactamente por tu mente.

 

Durante el transcurso de los tres primeros meses aparece repentinamente una vocecilla en tu cerebro a la que llamaremos Frank (¡hola Frank!).

 

Frank es una vocecilla que te manipula. Una vocecita loca que tiene las ocurrencias menos racionales en los momentos menos oportunos.

 

Aun así, Frank es maja, te cae bien. Te cae bien porque siempre vive para el presente y para la diversión. Es una vocecilla despreocupada, Frank.

 

A veces, cuando tienes varias entregas, Frank te susurra al oído: “eh, tío, no lo hagas, ¿en lugar de eso por qué no te pones a ver en bucle cincuenta vídeos sobre la vida secreta de Paris Hilton?”.

 

Oh, Frank, hija de p***”, piensas para tus adentros. “Bueno, va… pero solo un vídeo”.

 

Y aquí es donde la cagas. Porque un vídeo sobre la vida secreta de Paris Hilton acaba convirtiéndose en un periodo de 3 meses de procrastinación. 3 MESES. Y es entonces, mientras convives pacíficamente con tu vocecilla Frank, cuando aparece otra vocecilla en tu cabeza: “John, el señor del futuro”.

 

John, el señor del futuro, está cabreado contigo. Viene del futuro y sabe que si continúas siguiendo los consejos de Frank vas a terminar fatal. Dice que te ha visto obeso en un sofá mirando vídeos en bucle, sin trabajo, sin amigos, sin inquietudes (pero con gatos).

 

John, el señor del futuro, se preocupa por ti. Te espabila rápido. Te grita cuatro verdades que hacen que dejes Youtube, te incorpores a la silla y que te pongas a trabajar como un loco para terminar tu entrega a tiempo.

 

Pero, pero, pero… seguro que te preguntarás de dónde sale John del futuro. Y por qué ha llegado precisamente en este momento de tu vida, después de tres meses de procrastinación.

 

Amigos. John del futuro siempre está en tu cabeza, pero solo despierta cuando la fecha de entrega está muy cerquita. Cuando ya no queda mucho tiempo de reacción. Cuando es “ahora o nunca”.

 

Despierta para decirte, “colega, llevas procrastinando tres meses, o te pones ya o no vas a llegar.”

 

John del futuro está ahí para salvar a todos los procrastinadores que procrastinan, a todos aquellos que necesitan que el tiempo se esté terminando para levantar el culo del sofá y hacer algo con su vida.

 

Muy bien, ante este panorama parece que todo sea fácil y que tenga un final feliz. Lo pasamos de p*** madre con Frank durante un ratillo, y cuando llega John pues nos ponemos manos a la obra con el trabajo y venga, todos contentos.

 

Pero la cosa no funciona así, amiguis.

 

Hay cosas en la vida que tienen fecha de entrega, obvio: un encargo de un cliente, un trabajo de la universidad, un favor para un amigo.

 

Pero, ¿qué pasa con todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer con nuestra vida y que no paramos de atrasar día tras día, año tras año?

 

Quiero que mires esta imagen durante 30 segundos:

 

Dejar de procrastinar - años de vida en meses

 

Como bien dice el título, estos son el total de meses que vive una persona, en caso de que viva 90 años.

 

La primera vez que vi esta imagen me quedé literalmente flipando.

 

Esta imagen refleja, de una forma abrumadoramente visual y gráfica, lo corta que es la vida.

 

Refleja el poco tiempo que tenemos para dedicarnos a hacer todo aquello que queremos hacer; el poco tiempo que tenemos para dedicarlo a aquellos a los que realmente queremos.

 

Cuando no tenemos fecha de entrega, dejamos que las cosas se aplacen indefinidamente. De vez en cuando nos acecha un sentimiento de culpabilidad. ¿Y qué hacemos? Normalmente nos ponemos un poco tristes y seguimos con nuestras vidas sin hacer nada para cambiarlas.

 

¿Siempre has querido apuntarte a boxeo? ¿Tu sueño es empezar un negocio? ¿Quieres pasar más tiempo con tus padres? ¿Quieres cambiar de ciudad? ¿Te gustaría ir a un recital de poesía?

 

¿Y por qué no lo estás haciendo? ¿Frank se te pone cerquita de la oreja y te arrastra a perder horas y horas de tu vida procrastinando?

 

Es hora de empezar a ser consciente de que la vida pasa volando, y de que no podemos estar esperando a que John, el señor del futuro, aparezca para salvarnos el culo y espabilarnos.

 

En esta sala ya somos todos mayorcitos.

 

Si eres un procrastinador que procrastina y te cuesta muchísimo empezar a hacer todas las cosas que tienes en mente, te voy a dejar con unos consejos para que aprendas cómo dejar de procrastinar de una vez por todas.

 

 

Consejos para dejar de procrastinar hoy mismo

 

 

1. Toma consciencia sobre el paso del tiempo

 

Pararse a pensar hondamente sobre el poco tiempo que tenemos para vivir es un trabajo que puede resultar duro, pero es indispensable para que nos pongamos las pilas.

 

Tomar consciencia de que el tiempo pasa es muy necesario para que empecemos a realizar acciones que tengan un impacto positivo en nuestro futuro.

 

Por ejemplo, la imagen que hemos comentado anteriormente es una buena manera de ver gráficamente cómo estás dejando pasar los meses sin hacer lo que te habías propuesto.

 

2. Haz una lista de prioridades

 

Hay veces que llevamos tanto tiempo procrastinando que dejamos de tener nuestros objetivos en mente.

 

Nos encontramos absortos en la espiral del día a día, y ni nos paramos a pensar en todo lo que podemos hacer para ser un poco más felices.

 

Piensa durante un rato qué es todo lo que te haría más feliz y apúntalo en una lista. Tenerlo siempre presente es indispensable para defenderlo cada vez que la vocecilla Frank acuda a tu cabeza. 🙂

 

 

3. Ponte plazos mentales

 

Ahora ya sabes que John, el señor del futuro, solo aparece para regañarte cuando tienes una fecha de entrega.

 

Los cambios que quieras para tu vida, no vendrán acompañados de plazos de entrega, por lo que tendrás que poner tú mismo un plazo mental.

 

¿Qué puedes hacer para cumplir el plazo sin que Frank te moleste? Pues volver al consejo 1 y ser consciente de forma real que el tiempo pasa y que solo tienes una vida para hacer aquello que más te haga feliz.

 

4. Convierte las excusas en recompensas

 

Cuando la vocecilla traviesa te intente seducir para no realizar lo que te habías propuesto, contraataca.

 

Si te está diciendo “eh, mira el último capítulo de la serie y ya irás al gimnasio luego”, gira la frase de esta forma: no, Frank, iré primero al gimnasio y luego miraré el último capítulo de la serie”.

 

De esta forma, las excusas se convertirán en recompensas: serás productivo y además tendrás un “mini premio” por haberlo sido, por lo que tu cerebro terminará asociando que cada esfuerzo tiene su recompensa.

5. Piensa en las consecuencias 

 

No llevar a cabo acciones que tengan un impacto positivo en tu futuro es hacer que tu futuro sea peor. No hay otra.

 

Tú tienes que ser el primero que quiera lo mejor para ti mismo, por lo que ser consciente de lo que supone dejarlo todo para el último momento te ayudará a ponerte las pilas y a actuar.

 

 

6. Une lo que no te gusta con lo que sí te gusta

 

Este punto es similar al punto cuatro: se trata de que crees una relación entre lo que te gusta y lo que no. De hecho, la vida misma es así: las alegrías y las tristezas conviven y tenemos que entender que, sin el contraste que se crea entre ambas, no seríamos capaces de valorar todo lo positivo que nos rodea.

 

Si te da mucha pereza iniciar una tarea, intenta acompañarla de algo positivo. ¿Un ejemplo? Empieza a trabajar con un buen café espumoso o ponte una música que te resulte agradable.

7. Minimiza el problema

 

Seguro que alguna vez te ha dado tanta pereza empezar un informe para un cliente que te has repetido mil veces que no quieres hacerlo.

 

Párate un momento y toma consciencia de la cantidad de horas y horas que has perdido solo pensando en la pereza que te da.

 

¿Y si en vez de estar dándole tantas vueltas hubieras empezado a trabajar en el informe?

 

Personalmente, esto me ha pasado muchas veces. He estado creyendo que sería horrible hacer cierta cosa y he perdido mil horas dándole vueltas el tema. Y cuando me he puesto a trabajar en ello he visto que mi cerebro había exagerado y que en realidad la tarea no era para tanto.

 

Minimiza el problema y no le des más importancia, ni más dificultad de la que tiene realmente.

 

 

8. Deja de leer listas

 

Lo que te diré será contraproducente para mi y para el posicionamiento de mi web. Cierra este post ahora mismo y deja de leer listas.

 

Visita a tu familia. Queda con el amigo que no ves desde hace meses. Sal a correr de una vez. Llama a tu abuela y agradécele las deliciosas croquetas que te ha cocinado siempre. Apúntate a un curso de marketing. O despúntate del curso de marketing que tanto odias y empieza un taller de cerámica. Ve en bici al bosque. Únete a un club de excursionismo. Aprende a cocinar paella. Viaja por el mundo. O al pueblo de al lado.

 

Despídete de Frank, por mucho que te duela, y empieza a hacer todo aquello que realmente te hace feliz.

 

laura@oinkmygod.com

Laura Amanda tiene un nombre telenovelesco, hace pesas y escribir le gusta casi tanto como la pizza.

24 Comments
  • Ruben Gonzalez Martin
    abril 11, 2018 at 7:54 am

    Maldito Frank, no es de fiar!.

    Muy buen post haha, se dice que cuando tenemos un trabajo que presentar entra en juego la ley de parkinson, que dice que utilizamos todo el tiempo estimado para acabar ese proyecto, por eso es recomendable ponerse periodos cortos de entrega, para no acabar procrastinando ni alargar entregas

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 11, 2018 at 11:03 am

      Sin deadlines no hacemos ni el huevo!

  • Patricia
    abril 11, 2018 at 11:21 pm

    Un 10 al post. Soy una procastinadora profesional. ? Me habéis motivadob a dejar a Frank abandonado…

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 12, 2018 at 7:17 am

      Al final hasta nos dará pena Frank…. 😛

      ¡A por todas, Patricia!

  • Eliana O. Guariguata
    abril 12, 2018 at 4:05 pm

    Abrí el post y lo deje abierto para leerlo al rato. FOR REAL! jajajaj Pero la verdad no fue por Frank sino por Jhon, que me dijo que empezara a trabajar… pero ya lo leí por que Jhon me dio permiso y que bueno!!! Porque mi Frank es tan dormilón que siempre me cuesta despertar en las mañanas, en las siestas, todo… me gustó mucho este post porque no era lo que esperaba… no fue una lista de esas que dicen cosas que ya sabes, sobretodo porque no esperaba esa imagen y es fuerte. LAS AMO desde Venezuela. Bye 😀

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 13, 2018 at 7:55 am

      HAhahahahaha ay ese Frank!!!!!
      Las siestas deberían ser obligatorias (aunque a John no le gusten).

      Un abrazo preciosa!

  • Fran
    abril 13, 2018 at 10:22 am

    Hola. Me ha gustado este posts, aunque parecía hecho a medida, lo digo por el nombre de la vocecilla, ya que coincide con mi nombre, ¡Qué casualidad! Bueno, me quedo con una frase que me ha gustado mucho: “No llevar a cabo acciones que tengan un impacto positivo en tu futuro es hacer que tu futuro sea peor”. Muchas gracias. Seguir así de bien y tendréis un futuro prometedor… Un saludo, Fran (pero el bueno).

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 8:06 am

      Hahah hola Fran! ¡Qué casualidad! Sí, parece un post hecho a medida. Nos alegra que te haya gustado el post y esperamos que te sirva para llevar a cabo muchas acciones que tengan un impacto positivo en tu futuro 😉 ¡Nos encanta leerte por aquí! Un besote y feliz inicio de semana.

  • Mireia
    abril 13, 2018 at 10:26 am

    Wow, qué gran post! No puedo más que aplaudiros hasta con las orejas. ???
    Gracias por ayudarnos a tomar conciencia de que el tiempo pasa y lo perdemos sin darnos cuenta, y gracias también por los tips.
    Va siendo hora de decirle adiosito a Frank.

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 8:04 am

      Buenos días Mireia! ¡Gracias por escribirnos! Nos alegra que el post te haya gustado y que te ayude a tomar conciencia de que el tiempo pasa mucho más rápido de lo que esperamos. A luchar para conseguir todo aquello que nos hace felices 🙂 ¡Feliz inicio de semana!

  • Raul Martin
    abril 13, 2018 at 10:34 am

    Como os amo!
    Es buenísimo y el punto de “convierte excusas en recompensas” genial!!! Nunca lo había visto así.
    Oink Oink. Besos curassaos

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 8:02 am

      ¡Hola Raúl! Mil gracias por escribir. Esperamos que el tip te sirva y que lo pongas en práctica, ¡a mi me funciona muy bien! Especialmente cuando me da pereza salir a hacer deporte 😛 Después me premio con una serie de Netflix o con un buen documental y una buena cena. 😛 ¡Un besote, bonito!

  • Cristina Fuertes
    abril 13, 2018 at 12:42 pm

    Woooow! Me he reído con el post, y John ha saltado de su silla (él nunca se sienta en el sofá) cuando ha visto el cuadradito dichoso de los 90 años…Me voy a motivar a saco para hacer lo que quiero: estar por mi familia y crear mi negocio online… Gracias bonicas!!! ?
    Por cierto, voy a imprimir el cuadradito y colgarlo en mi despacho.

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 11:29 am

      Imprime, imprime!!! 😉

      Un besazo, reina!

  • Lorenzo Gozalo
    abril 13, 2018 at 12:44 pm

    Pero por que escribís estas cosas….. quien o si manda ….. vaya cargo de conciencia …..
    Pues yo no sé si a vosotros os pasa, pero si tengo mucho trabajo y estoy a full Frank ni aparece no quiere saber nada de mi ahora ……. como tenga tiempo hay amig@s Frank y yo de cañas TODO EL DÍA jajaja bueno ya lo haré si tengo tiempo jajaja os suena

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 7:57 am

      Bueno días Lorenzo, ¡gracias por escribir! Nos pasa exactamente lo mismo que a ti 😛 A luchar para que Frank no nos coma la cabeza y nos deje hacer aquello que realmente nos hace felices. 🙂 Un besote muy grande!

  • Mad
    abril 13, 2018 at 1:31 pm

    ¡Cuánta verdad en un pequeño texto! Y qué alivio saber que no eres la única…

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 7:54 am

      ¡Hola bonita! Mil gracias por escribir. Y sí, no estamos solas, somos más de los que creemos ser 😛 A ponerle remedio 🙂

  • Carolina Ortiz
    abril 14, 2018 at 10:57 am

    En mi caso, mi perdición son los perros. Me pongo a ver vídeos de perros haciendo gracias o fotos monísimas que empiezo a guardar, compartir… y cuando me quiero dar cuenta se me ha pasado la mañana y la lista de tareas está intacta y mirándome con muy mala cara… así que a ver si puedo poner en práctica los consejos de este post! Muchas gracias!!

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 7:51 am

      Hola Carolina! Ai, te pasa como a mi, que soy una loca de los perros (aunque en vídeo no tanto, me gustan más en la vida real). Ánimos con la procrastinación y mil gracias por comentar, ¡me alegra mucho leerte y saber que somos muchos los que luchamos por dejar de procrastinar!

  • Eduardo Mestre
    abril 14, 2018 at 3:14 pm

    Muy enriquecedor, sin duda. Espero no ver a John en una temporada y encontrarme con Frank lo justo ?

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 16, 2018 at 7:49 am

      ¡Gracias Eduardo! Nos alegra muchísimo que te haya gustado el post, y sí, esperamos que no veas a John durante una temporadita. Un besote, nos encanta leerte por aquí

  • Raq
    abril 17, 2018 at 7:17 am

    Buen artículo! Frank, mi fiel enemigo 😉
    Pregunta: seguís Wait but Why, no? https://waitbutwhy.com/2013/10/why-procrastinators-procrastinate.html
    Aprovecho para recomendarlo a todos! Y el ted talk!

    • OinkMyGodOinkMyGod
      OinkMyGod
      abril 17, 2018 at 7:47 am

      Hola Raq!!! Síiii, (entre otras referencias) nos hemos inspirado también en el ted talk, que nos impactó mucho. No conocíamos el blog, ¡nos lo miramos! Muchísimas gracias por compartir 🙂

Post a Comment