fbpx
septiembre 28, 2022 Lidia M. Plata

La arquitectura web de una página juega un papel muy importante a la hora de posicionar y estructurar una web. Tanto si nos encontramos ante un proyecto nuevo como si se trata de optimizar nuestro sitio.

 

Pero antes de entrar en materia, quiero que entiendas cuál es la definición y el propósito de tener una página web bien estructurada.

 

La arquitectura web, proporciona un orden y una jerarquía a los contenidos que proporcionamos, no solo al usuario sino también a Google. Es decir que es un factor que afecta directamente al SEO de nuestra web, dentro de una estrategia SEO, formaría parte del SEO On-site, como puedes ver en el siguiente artículo.

 

Con una buena arquitectura, Google es capaz de entender las páginas mas importantes, el contenido de tu web y por lo tanto la posición que debe ocupar dentro de su índice. Si esta jerarquía no esta alineada con tus objetivos de negocio, es posible que estes perdiendo muchas oportunidades por el camino.

 

Sin embargo, déjame decirte que no hay una arquitectura perfecta, si no que depende mucho del sitio web al que nos enfrentemos.

 

En este artículo descubrirás los tipos de arquitectura web según tu sitio web, para que tengas una orientación. Pero repito, cada proyecto es distinto y puede que debas adaptar mis recomendaciones a tu proyecto. Te aconsejo que no te cierres a ninguna posibilidad y que primero te preguntes cuales son tus objetivos. Sólo así conseguirás una arquitectura web perfecta para tu página web.

 

 

Seguro que también te interesa:

 

Tipos de Arquitectura web según tu página web

 

Tipos de arquitectura web

 

En primer lugar, tenemos que entender que, dentro de una web, existen dos tipos de arquitectura:

 

 

*Arquitectura de la información

 

Es la que se enfoca principalmente en los usuarios. Esta estructura nos ayuda a entender la distribución de la web y por lo tanto mejoran la experiencia del usuario a la hora de navegar por ella.

 

 

*Arquitectura técnica

 

Tiene su vista puesta en los crawlers. Para gestionar bien esta arquitectura debemos tener un buen manejo de las canonicals, los robots.txt, el enlazado interno

 

Por norma general, tanto la arquitectura de la información como la técnica son iguales. Pero puede pasar que, en algunas ocasione,s deban tener alguna desviación, ya sea porque el diseño de la web lo requiere, por temas de UI/UX o por que los objetivos de negocio son distintos.

 

Una vez entendemos esto, tenemos que saber que hay dos categorías principales de arquitecturas web. Estas no se cumplen de forma estricta, ya que hay muchos factores a tener en cuenta, pero, por norma general, las podemos dividir en dos grupos. Arquitectura web plana y arquitectura vertical.

 

 

— Arquitectura web plana —

 

Es una arquitectura que se caracteriza principalmente en que todo está muy enlazado entre sí. No hay una priorización de enlazado interno, y las urls están todas a muy poca profundidad. Suelen verse mucho en webs pequeñas con pocas páginas. Esta estructura facilita mucho su rastreo.

 

Cómo identificarlas rápidamente: si desde cualquier url podemos llegar a otra sección de la web, sin duda estamos ante un sitio basado en una arquitectura web plana.

 

 

— Arquitectura web vertical —

 

Este tipo de estructura suele disponer de más niveles de profundidad que una plana, lo que dificulta su rastreo. Hay partes de la web desde las que no se puede acceder a otras secciones. Suelen ser secciones que se van cerrando en torno a una página pilar, y nos dificulta mucho el llegar a otras partes de la web. Sin embargo, son webs que tienen un enlazado interno muy controladb y es una manera de estructurar webs mucho más grandes.

 

Cómo identificarlas rápidamente: si entras en una de las categorías o secciones y no consigues llegar a otras partes de la web, te encuentras ante una arquitectura web vertical.

 

Estos serían los dos tipos de arquitecturas principales, luego hay formas de enlazado interno que nos ayudan a crear una estructura de enlaces que favorecen el “linkjuice” de nuestro sitio. Estas estructuras nunca son estrictas, tenemos que ser capaces de ver mas allá de esto y generar una arquitectura web adecuada.

 

Arquitecturas web para cada tipo de site

 

Según el tipo de proyecto o web, se suelen usar distintas arquitecturas. Te voy a contar las más relevantes. Sin embargo, repito, no te debes tomar esto de forma rigurosa, estudia bien tu sitio y genera una estructura web que se alinee con tus objetivos de negocio.

 

 

Arquitecturas para webs corporativas

 

Generalmente son webs fáciles de estructurar, basadas en una arquitectura plana. Suelen caracterizarse por tener una Home de la que cuelgan un apartado de Servicios, un Blog y un Sobre nosotros.

 

arquitectura web paginas corporativas

 

Una forma de trabajar esta arquitectura es definiendo bien los servicios que se van a ofrecer, creando un clúster de negocio y añadiendo un blog donde se compartan ideas evergreen que nos generen tráfico orgánico a la web.

 

Si tenemos material suficiente, se pueden generar categorías para los artículos del blog.

 

Al tratarse de una web pequeña, el rastreo es sencillo para Google, y podemos conseguir un enlazado interno bastante amplio y que llegue a todas las partes de la web.

 

¡Idea! Si el diseño de la web y la experiencia del usuario te lo permite, enlaza tanto los servicios como las categorías del blog en el navegador. Piensa que es una forma sencilla de tener un buen enlazado ya que el Navegador nos lo encontraremos en todo el Site, le dará importancia al core de la web y hará que no se quede nada sin enlazar.

 

¡Pero ojo!  Ten cuidado con las categorías y los tags que se generan automáticamente: intenta tener esto controlado para que no se pierda Crawl Budget por el camino y Google pueda entender bien tu sitio web.

 

 

Arquitectura web para blogs

 

Este tipo de sitios webs pueden trabajarse muy bien en arquitecturas planas ya que se basan, sobre todo, en artículos aglutinados habitualmente por categorías. Muchos de los blogs que se generan tienen por defecto esta forma de funcionar. Sin embargo, no sería la arquitectura más idónea a nivel SEO, ya que muchas veces las categorías no atacan a ninguna palabra clave interesante que nos traiga tráfico.

 

Su estructura habitual es la siguiente:

 

varquitectura web para blog

 

¡Ojo con las categorías y los tags que se crean a veces las plantillas por defecto! Intenta tener esto lo más controlado posible y crea una arquitectura que no desperdicie ninguna oportunidad a nivel de SEO.

 

Una forma optima de trabajar la arquitectura web de estos sitios es decidir sobre que se va a escribir, elegir varios artículos (entre 10 y 15) y dividirlos por categorías principales, pero que tengan una intención de búsqueda para los usuarios.

 

¡Idea! Se pueden crear content hubs o topic clúster siempre y cuando no dificulte la experiencia del usuario y sea acorde con nuestro contenido.

 

Una página web que lo hace muy bien es la página de 40 de fiebre.

 

Arquitectura web para una eCommerce

 

Este tipo de sitio es mucho más complejo a la hora de estructurarlo porque no puedes generar los enlaces que quieras, ya que hay muchas variables que entran en juego (como el stock, los intereses de negocio y la experiencia del usuario).

 

Los eCommerce tienen especial dificultad ya que hay que tener en cuenta la forma en la que se listan los productos y el tamaño de la web (la cantidad de productos y categorías que nos encontramos). Dependiendo de la estrategia nos encontraremos con listados de productos gestionados con paginaciones o con Scroll infinito. Además, hay que gestionar las facetas y los renderizados, si el proyecto así lo requiere.

 

La arquitectura de una web suele basarse en la Home, el sobre nosotros, el blog y las categorías, y de estas categorías cuelgan las listas de productos.

 

 

arquitectura web para ecommerce

 

La parte principal de estas webs nos la encontraremos en las categorías y en los listados de productos, ya que esta es la parte en la que hay que generar más tráfico y que tiene mayor potencial de negocio.

 

¡Ojo! Por norma general, las categorías serán la parte que mayor tráfico nos pueden aportar, pero hay webs en las que esto no sucede por el tipo de productos que se venden. Es posible que esos productos tengan un mayor volumen de búsquedas por los usuarios.

 

¡Idea! Antes de empezar una arquitectura web, o cuando vayas a optimizar una, es muy importante que hagas primero una buena búsqueda de palabras clave. Esto te dará muchas pistas a la hora de categorizar los productos y de estructurar tu web de forma correcta.

 

 

Arquitectura web para listados

 

Estos tipos de webs son muy grandes, por eso se suelen gestionar a través de tener un enlazado muy vertical. Si no se controlan bien pueden darnos problemas con la profundidad de las urls y podemos tener urls huérfanas que estén desperdiciando el crawl Budget de la web.

 

arquitectura web de listados

 

¡Ojo! La navegación por este tipo de webs se suele hacer a través de las facetas, con el objetivo de ordenar y seleccionar determinados elementos en base a unas características específicas. Este tipo de característica hay que controlarla muy bien, lo que no es una tarea fácil, ya que puede acarrearnos bastantes problemas a nivel SEO.

 

Por norma general las urls facetadas están parametrizadas, lo que las hace difíciles de optimizar para SEO. Además, si pensamos que por cada faceta o filtro se genera una url, nos podemos imaginar la cantidad de urls que se nos pueden crear, generándonos bastantes problemas, como puede ser el consumo de Crawl Budget, canibalizaciones, urls con mucha profundidad y un sinfín de problemas que pueden generarnos un caos total a la hora de gestionar la web. Por eso es muy importante tener esto bien controlado.

 

Controlar las facetas es muy importante en la arquitectura, ya que el mayor inconveniente que nos vamos a encontrar es que influyen mucho a la hora de crear categorías que ataquen a una longtail determinada.

 

Una buena práctica que se suele hacer en este tipo de casos es crear landings por categorías que nos atraigan tráfico. Estas se suelen encontrar en el pre-footer de la web.

 

Un ejemplo lo tenemos en la web de Idealista.

 

Si los recursos y la tecnología nos lo permiten, lo mejor en estos casos es que cada faceta tenga su propia url sin parametrizaciones. Pero esto es algo que no ocurre con frecuencia, ya que depende de muchas cosas: el tamaño de la web, los recursos y el tipo de página con el que nos encontramos.

 

¡Idea! Muchas de estas webs tienen buscadores propios, por lo que puede resultar muy útil observar qué tipo de búsquedas internas son más demandadas por el usuario y crear urls específicas que nos atraigan tráfico.

 

 

Crea tu arquitectura web ideal

 

Estas son solo algunas ideas de cómo podrían estructurarse las webs según su tipología, pero como te decía antes, no se hace nunca de forma estricta. Es decir, tenemos que estar atentos a muchos factores más, como es el tipo de negocio, los recursos y otros más que dependerán del proyecto al que nos enfrentamos.

 

Por eso, lo primero que tienes que hacer para crear una arquitectura web es hacer un buen estudio de palabras clave, un estudio que no solo se base en el volumen de búsquedas sino también en los objetivos de negocio de nuestro sitio.

 

Si esto no lo tenemos hecho, es muy difícil crear una arquitectura web optimizada para SEO, ya que tendríamos una estructura aleatoria que desaprovecharía el potencial SEO de las palabras clave de nuestro negocio.

 

Una vez que tenemos hecha nuestra búsqueda de keywords, tenemos que filtrar y categorizar las urls, atacando siempre a una palabra clave con volumen de búsquedas alto. Esto es importante ya que, si no tiene un volumen de búsquedas adecuado, es mejor no crear la url.

 

Cuanto más dividida esté nuestra web por tipologías, categorías o taxonomías, será más fácil implementar el enlazado interno y la estructura tendrá mucho más sentido, ya no solo para Google sino también para el usuario lo que favorecerá su navegabilidad.

 

Una vez hecho todo esto ya podemos empezar a ver la estructura de nuestra web. Una estructura bien organizada, con urls relevantes para los usuarios.

 

Después tendremos que ver si, a nivel de negocio, todas esas categorías, productos y urls son relevantes para nosotros. Por ejemplo, nos puede pasar que nos encontremos con una categoría que a nivel de búsquedas sea buena pero que a nivel de negocio no nos valga la pena. En este sentido, nos tenemos que abrir y pensar antes en los objetivos de negocio que en el tráfico web.

 

Como ves, hay que prestar especial atención a la arquitectura web ya que, en definitiva, es una parte muy importante a la hora de realizar nuestro proyecto, ya que nos permitirá aprovechar mejor las oportunidades, organizar bien la estructura, ordenar y priorizar las actuaciones SEO de nuestra página.

 

¿Te ha quedado alguna duda? Me encantará leerte en los comentarios.

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    2 Comentarios

    1. Estoy empezando a construir mi web y me ha resultado muy útil.
      Muchas gracias.

      1. Me alegro mucho! La idea es que tengáis un poco de luz en cuanto a estructura web cuando os enfrentáis a un proyecto nuevo!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN