noviembre 2, 2020 Laura Amanda Bahi

Una web es como el iceberg del Titanic, amigos. Cuando la vemos y navegamos por ella, en realidad sólo estamos viendo la punta del iceberg, pero debajo del oscuro mar se esconde un gran bloque de hielo que sostiene la parte visible. 

 

Un gran bloque de hielo formado, entre otras cosas por los hostings. ¿Los what?

 

Si estás pensando en montar tu propia página web y no sabes qué es un hosting ni cuál es el mejor para ti, es hora de que cojas tus gafas de submarinista y te sumerjas en la exploración más profunda del océano digital. 

 

Agárrate fuerte que empezamos.

 

 

qué es un hosting web

 

 

Qué es un hosting web y qué significa el término hosting

 

 

La palabra hosting web (o hospedaje web) significa “alojamiento web”, y proviene de la analogía de un edificio (alojamiento). Es decir, el edificio sería el proveedor que ofrece el hosting y que, por lo tanto, aloja nuestra web. Resumen: de forma metafórica un hosting podría ser como un edificio donde nuestra web se aloja. 

 

El hosting es, por lo tanto, el lugar donde nuestra web se aloja. 

 

Para que lo entiendas de forma aún más clara. Piensa un momento en todos los archivos y fotos que tienes en tu ordenador de tus ex o de gatitos. ¿Verdad que estos archivos se almacenan en tu disco duro? De esta forma, siempre puedes acceder a ellos. 

 

Un sitio web es, al fin y al cabo, un documento, e igual que tus fotos de gatitos también necesita ser guardado en algún lugar para que puedas disponer de ella cuando lo necesitas.

 

 

 

A diferencia del disco duro -que está en tu propio ordenador-, tu web necesita estar alojada en una máquina que esté conectada siempre a Internet a través de una red que tenga una conexión más potente que las redes domésticas, y que esté 24 horas operativa los 7 días de la semana. 

 

Este tipo de ordenadores, siempre en marcha y ready to go, son los que conocemos como servidores web. 

 

¿Y qué tiene que ver el hosting con los servidores web? 

 

Pues llamamos hosting a este servicio de almacenamiento que nos proporcionan los servidores. 

 

¿Te ha quedado más o menos claro?

 

¿Y para qué sirve un hosting o alojamiento web?

 

 

Que sí, que todo esto está muy bien. ¿Pero para qué sirve un hosting? ¿Puedo tener una web sin hosting? 

 

No. Para que tu web esté siempre disponible y online es totalmente necesario que dispongas de un hosting web para poder almacenarla. 

 

No puedes alojarla en tu ordenador, porque una red doméstica no es suficientemente potente como para que tu web esté disponible y sea accesible para todo el mundo. 

 

¿Y puedo tener mi propio servidor? 

 

Aunque tengas tu propio servidor y una red muy potente, el conjunto es demasiado costoso para que alojes una única web, por lo que tampoco es la mejor opción para ti. 

 

Hay muchas empresas de hosting que disponen de una infraestructura mucho más potente y tienen sistemas de seguridad muy avanzados para que tu web esté siempre segura. 

 

No worries, que en un ratito (5 minutos: paciencia) te recomiendo algunos de los mejores hostings del mercado. 

 

 

¿Qué tipos de hosting existen?

 

 

Dependiendo de cómo sea tu web y sus peculiaridades, será mejor que uses un tipo de hosting u otro. 

 

Por ejemplo, si lo que quieres es montar una página muy sencilla para colgar tus trabajos, con un hosting sencillo seguramente tendrás más que suficiente. 

 

Si al contrario lo que quieres es montar una tienda online con cientos de productos, es mejor que escojas un servicio de alojamiento más profesional para asegurarte de que tu web funciona siempre a la perfección y que cuentas con todos los requisitos y seguridad necesarios. 

 

A grandes rasgos, te voy a contar qué es lo que podrías necesitar y los distintos tipos de hosting que existen. 

 

 

Alojamiento compartido o Hosting compartido

 

En este caso estamos hablando del tipo de hosting más sencillo, y suele coincidir con el plan más básico que ofrecen los proveedores de hosting. 

 

Este tipo de hosting sería ideal para el primer ejemplo que te he puesto: para webs sencillas que no necesitan muchas complejidades técnicas. Un blog personal, una página con información básica, etc. 

 

¿Qué significa el hosting compartido? Pues que nuestra web estará en un servidor donde, además de nuestra web, también coexistirán muchas otras webs. Es decir: un servidor web que es compartido por varios proyectos. 

 

Pero eh, que sea compartido no significa que el resto de usuarios puedan acceder a tu web. Ni tú podrás acceder a las demás. Simplemente compartiréis espacio. 

 

¿Qué tiene de positivo un hosting compartido? 

 

Es el más barato, no necesitas tener muchos conocimientos técnicos, y suele ser sencillo de usar. 

 

¿Y cuáles son las desventajas?

 

No puedes controlar las acciones que llevan a cabo las webs con las que compartes servidor, por lo que sus malas prácticas pueden penalizar a todo el servidor y afectarte de rebote. 

 

 

VPS o Servidor Virtual Privado 

 

 

Este tipo de servidor es un poco más pro que el anterior, en el sentido de que sus características son superiores a las de un hosting compartido

 

¿Cómo es este tipo de hosting? Pues se trate de un hosting con servidor físico que está partido en servidores virtuales. 

 

Imagina que tu proyecto está creciendo y que no quieres aguantar más a los vecinos que tenías en el hosting compartido y el tráfico de tu web no para de crecer. Pues bien, en este caso no compartirías espacio con nadie y dispondrías de más espacio y más recursos para tu propio proyecto. 

 

Este tipo de servidor es ideal porque permite más tráfico en tu web, y no se ve afectado por las acciones de las demás webs. Además, puedes alojar varias webs en este servidor, si lo deseas. 

 

¿Qué desventajas tiene?

 

Pues que el precio es mayor y que su manejo también es más complicado, por lo que tendrás que tener ciertos conocimientos técnicos para usarlo. 

 

 

Servidor dedicado 

 

 

En este caso estamos hablando de la opción más potente y, por lo tanto, económicamente más cara. ¿Qué es un servidor dedicado exactamente? Pues un servidor físico que será exclusivamente para tu proyecto. 

 

Este servidor ofrece mejores prestaciones que un VPS porque disponemos de un servidor físico y, además, no lo compartimos con nadie. 

 

Las ventajas principales son las comentadas: dispondrás de todo tu alojamiento, y su funcionamiento dependerá únicamente de tus acciones. Además, la velocidad de carga y descarga será mucho más rápida y podrás absorber más tráfico que con los demás servidores. 

 

Obviamente, todas estas ventajas tienen su coste: el precio será más caro y necesitarás ciertos conocimientos para poder usarlo. 

 

Este tipo de servidor es más adecuado para los proyectos web que tienen un tráfico muy elevado y que precisan de mucha potencia para el desarrollo del proyecto. 

 

 

Hosting housing

 

 

Este tipo de hosting va destinado a empresas muy grandes que necesitan de mucho potencial. Es decir, se alquila el espacio de un data center que usa sus propios servidores. 

 

En otras palabras y para que lo entiendas, se alquila un lugar donde puedes poner tu propio ordenador y de esta manera puedes crear tu proyecto web a tu medida. 

 

El housing es un tipo de alojamiento web, pero la diferencia con los hostings es que se alojan en un data center y el proveedor del servicio solo nos alquila una pequeña parte del disco duro. 

 

No quiero entrar mucho en detalles porque los housings son para empresas muy grandes, pero una de las ventajas es que te aporta la seguridad de que es la propia empresa la que controla todo el proceso de mantenimiento y funcionamiento. 

 

¿La desventaja? Que el precio es el más caro de todos los hostings mencionados hasta el momento, por lo que solo son recomendables para empresas de gran tamaño.  

 

 

Cloud Hosting

 

 

Además del housing hosting, otra opción es el Cloud Hosting, que es la opción más potente de todas y para los proyectos más grandes. 

 

En este caso, la información se reparte entre varios servidores físicos por todo el mundo, de manera que se consigue un grado más alto de seguridad y reducir el tiempo de respuesta de la página (ya que hay servidores en distintos puntos geográficos).

 

Sus inconvenientes son el elevado coste y la necesidad de tener muchos conocimientos técnicos, pero las ventajas son la flexibilidad total que ofrece y la escalabilidad. Además de ofrecer mucha más rapidez y opción de personalización. 

 

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un Hosting web?

 

 

¿Cómo saber cuál es el mejor hosting para ti?

 

Si has buscado información en internet de distintos hostings y aun no tienes claro cuál es el mejor para ti, hay varios aspectos que puedes tener en cuenta a la hora de decidir cuál es el que más te conviene. 

 

  • Cuánto espacio web vas a tener disponible para tu página. 
  • Si el hosting ofrece o no servicio de registros de dominios. 
  • Correo profesional: ¿el hosting te ofrece la opción?
  • Tamaño para la transferencia de datos de tu web en función de los GB que necesites
  • Localización de los servidores: ¿cuál es su posición geográfica?
  • Back up o cómo funciona su sistema de copias de seguridad
  • ¿Qué tecnología usan para el hosting? 
  • ¿Vas a contar con soporte técnico?
  • Flexibilidad: ¿si tu proyecto crece tu hosting te ofrece otras opciones que se adapten a tu crecimiento?

 

 

 

Cuáles son los mejores Hostings Web

 

Aunque hay muchísimas opciones de hostings web, quiero dejarte con una lista con algunos de los mejores hostings web de pago del mercado. 

 

Cada uno cuenta con sus peculiaridades, no voy a pasar a detallarlas porque esto daría para otro artículo completo, pero puedes revisar en sus propias webs todas sus características y las opciones que ofrecen. 

 

Webempresa 

 

Hosting Webempresa

Raiola 

 

Hosting Raiola

 

 

Siteground 

 

Hosting Siteground

 

 

Blue Host 

 

Hosting Bluehost

 

 

Host Fusion 

 

Hosting Host Fusion

 

Espero que con toda esta información te hayas podido adentrar un poco en el mundo de los hostings y te haya quedado más claro qué son los hostings web, qué características tienes que tener en cuenta para escoger el mejor para ti y cuáles son algunos de los mejores hostings. 

 

¿Ready para lanzar tu web al mundo? ¡Comparte si el post te ha ayudado!

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN