fbpx
enero 11, 2023 Miranda Martínez Rosell

Todos sabemos qué es LinkedIn, e incluso me atrevería a decir que casi todos hemos gestionado alguna vez un perfil de empresa de LinkedIn, ¿o no?

 

Cuando esto sucede, a veces resulta complicado saber qué publicar (y más si tu público objetivo son empresas de tu mismo sector y no el consumidor final). Don’t panic, que hoy te explicaré como crear paso a paso una estrategia de contenidos B2B que te ayude a aumentar las oportunidades de negocio y lograr tus objetivos de marketing de manera orgánica.

 

Seguro que también te interesa:

 

 

estrategia de contenidos b2b linkedin

 

¿Cuánto conoces a tu público objetivo?

 

Si vas más perdido que Frodo en una joyería, y no tienes ni idea de a quién te diriges, te recomiendo que empieces definiendo tu target y luego crees un “buyer persona” en base a este. ¡Ojo, que son dos términos distintos! 

 

crear buyer persona estrategia contenidos b2b

 

El target es un concepto más abstracto que agrupa una cantidad de personas sin entidad propia, y como solo identificando a este es más complicado personalizar nuestros contenidos, hay que crear un buyer persona, es decir, una representación semificticia y detallada del cliente ideal de tu negocio.

 

¡Que empiece el juego! Pregúntate por cómo es su personalidad, su conducta online, personal, profesional, la relación con tu empresa o negocio, cuáles son sus retos, deseos y motivaciones, hobbies, añade también sus datos demográficos…

 

via GIPHY

 

Si te sirve de ayuda, puedes usar un canva como este: 

 

plantilla crear buyer persona

 

O descárgate esta súper plantilla de Oink.

 

Y estarás pensando, ¿de qué me va a servir esto de inventarme un cliente ficticio? Pues  déjame decirte que te va a permitir determinar el tipo de contenido que le interesa, el tono y estilo de lenguaje, los temas sobre los que debes escribir y, además, vas a entender dónde busca la información y cómo quiere consumirla. 

 

Al final, esto va de conocer a tu cliente como la palma de tu mano, sino no lograrás llamar su atención ni conectar con él.

 

 

Stalkea a tu competencia

 

La competencia en LinkedIn es muy dura, pero si realmente quieres destacar y diferenciarte debes aprender de los mejores (por mucha rabia que te pueda dar). 

 

Y es que si sabes lo que hacen tus competidores será más fácil tomar decisiones inteligentes. Así que ponte en modo stalker (como cuando cotilleas el Instagram de tu ex) y analiza qué estrategias funcionan mejor en LinkedIn, qué acciones son un éxito y cuáles un fracaso de la empresa que más envidia te dé.

 

via GIPHY

Aunque no lo creas, las ventajas de hacerlo son múltiples:

 

  • Tendrás una visión general de lo que se cuece en tu sector
  • Te ayudará a analizar tu estrategia actual, ver en qué tienen éxito los demás y en qué estas fallando
  • Será tu fuente de inspiración para desarrollar nuevas ideas de contenido que  permitan posicionarte y diferenciarte 
  • Adelantarás a tu competencia al descubrir áreas o temáticas que han trabajado menos y podrás sacarles provecho.

 

Y entrando un poco más en materia…

 

Es importante que sepas que te enfrentas a dos tipos de competidores muuuy interesantes:

 

  • Tus competidores a nivel empresarial: probablemente ya los tienes más que ubicados
  • Tus competidores en LinkedIn: también hay vida más allá de las empresas que venden el mismo tipo de producto/servicio que tú; empieza a investigar influencers de tu sector o profesionales que por lo general trabajan muy bien su perfil personal.

 

Y ahora sí, te daré respuesta a la pregunta que no para de rondarte por la cabeza: ¿cómo puedo encontrar a mi competencia? 

 

Pues muy fácil, activa tu radar de la siguiente manera:

 

  • Investiga los hashtags de tu sector: puedes monitorizarlos con herramientas como  el hashtag tracker de Metricool. Encontrarás desde usuarios que hablan de temáticas interesantes para tu negocio, otras empresas y hasta influencers
  • Practica el social listening: escuchar lo que dicen tus seguidores es tan importante como analizar a tu competencia porque averiguarás de qué y quién hablan y descubrirás otros negocios posicionados en tu sector
  • Busca las marcas bien posicionadas en Google: haz una búsqueda rápida en Google con las keywords relacionadas con tu negocio, p.e: “consultora de transformación digital”. Quédate con los primeros resultados y busca el perfil de esas empresas en LinkedIn.

 

Una vez tengas a tu principal competencia bien fichada, deberás dedicar un buen tiempo a extraer y analizar métricas, datos y formatos que sean interesantes para tu estrategia de contenidos en LinkedIn (ya sea mediante el apartado “análisis” de la misma red social o con otras herramientas como SimilarWeb, Semrush, WooRank…). 

 

via GIPHY

 

Las principales métricas en las que debes fijarte son las siguientes:

 

  • El número de seguidores y el crecimiento de su comunidad. ¿Están creciendo sus seguidores exponencialmente o con regularidad? ¿Decrecen? ¿Están estancados? 
  • Engagement: ¿Cómo es la conexión de sus seguidores con la cuenta? ¿Comentan, interactúan y comparten sus publicaciones? ¿Son fans?
  • Las reacciones: ¿Los usuarios dan like y muestran apoyo en las publicaciones? Si es así es una clara señal de que un contenido tiene éxito.
  • Las interacciones: Si una publicación tiene muchos comentarios y genera debate fácilmente se va a viralizar, así que fíjate bien en el tipo de contenido que han creado e inspírate.

 

Pero esto no se acaba aquí. De la misma manera, puedes fijarte en la frecuencia de publicación de tu competencia, los hashtags, qué formatos usan para comunicar en sus publicaciones (encuestas, gráficos, artículos…) y con qué diseños, cómo escriben los copies, etc.

 

 

El contenido (de valor) es el rey

 

Si no aún no tienes esta frase grabada a fuego en tu mente después de leerla mil millones de veces, es que eres una especie en peligro de extinción.

 

Y digo contenido de valor porque sin el “valor” sería contenido vacío y sin interés para el usuario (cosa que hay que evitar). 

 

Para crearlo, no solo es muy importante tener claros y definidos los puntos anteriores, sino que también tienes que tener en cuenta con qué intención u objetivo vas a publicar. ¡Jamás de los jamases debemos publicar por publicar!

 

via GIPHY

 

Así que el objetivo puede variar en cada post: puede ir desde captar leads (por ejemplo  inscritos para una formación o webinar), generar tráfico web, posicionar tu empresa o  generar brand awareness. 

 

Una vez lo tengas deberás elegir la temática de la publicación (cuanto más actual y/o en tendencia mejor), el formato, y trabajar muy bien el copy y el diseño, desarrollando así contenidos atractivos para tu audiencia.

 

 

Pero, ¿qué formatos funcionan mejor en el mundo B2B y en qué ocasiones?

 

Linkedin, por suerte, es una red social que cada vez ofrece más tipos de formatos, tanto para perfiles personales como de empresa. Se pueden colgar vídeos, artículos, encuestas, documentos, ¡e incluso hacer newsletters!

 

Vamos a analizarlos más en detalle:

 

 

*Post clásico

 

Aunque tengas este tipo de post ralladísimo, no está de más hablar de él ya que es una apuesta segura. Lo interesante es que puedes crear todo tipo de contenido que se te ocurra (ya sea más o menos corporativo): desde una noticia de tu sector, una entrevista al director de tu empresa, una foto de la actividad de team building que hicisteis, hasta dar la bienvenida a un nuevo trabajador o hacer un recojo de imágenes del evento al que asististeis.

 

Ejemplo de publicación de una noticia en Linkedin de Holaluz

 

Consejito: cuanto más humanas y reales sean las imágenes y el contenido que publiques mejor, que ya estamos hartos de las fotos de stock ¡y a LinkedIn hemos venido a cotillear! 

 

En cuanto a tendencias, en 2023 va a llegar pisando fuerte el Top Management Advocacy. ¿No te suena este concepto? Pues cada vez va a ser más habitual que los contenidos creados desde los perfiles de los directivos tengan mayor impacto que en los corporativos. Por lo visto, quizás deberías empezar a plantear con la dirección de tu empresa parte de la estrategia de contenidos

 

Ejemplo  de publicación sobre un evento en Linkedin por AER Automation

 

Ejemplo de Top Management Advocacy de Heura

 

 

*Artículos en LinkedIn

 

Son ideales para cuando quieres hacer un post un poco más extenso tratando temas en profundidad como pueden ser: un logro de tu empresa (p.e un premio), un evento, un nuevo proyecto o servicio, un case study de éxito, etc. Al final Linkedin es una red social para alardear, ¿o no?

 

 

*Video marketing

 

Introducir videos en tu estrategia de contenidos a estas alturas es un must. Es la manera más fácil de retener a tu audiencia, mostrar lo que haces de una forma dinámica y conseguir más interacción. 

 

ejemplo videomarketing caso de éxito de la agencia de publicidad PS21

 

Ejemplo de contenido atractivo en forma de video para Linkedin de  Siemens

 

 

Consejito: crea videos con contenido atractivo y que destaquen en los primeros 3 segundos para motivar al usuario a terminar de verlo. Pero no te confíes, Linkedin no funciona como Instagram, y el contenido escrito aún tiene mucho peso, así que no olvides acompañar tu video con un buen copy. 

 

¿Posibles temáticas? Vídeos corporativos, entrevistas, resúmenes de eventos, premios, de casos de éxito o proyectos en los que se ha trabajado, siempre funcionan muy bien.

 

 

*Documentos

 

Esta funcionalidad es muy útil y puede generar un gran valor para tu target si por ejemplo decides compartir PDFs que resuman tendencias de tu sector,  artículos, novedades, etc. Además, retiene la atención de los usuarios durante más tiempo y hace que el rendimiento del post en cuanto a engagement sea muy alto.

 

 

*Encuesta

 

Te permite hablar con tu público de una manera más directa y que este sea partícipe en el post dando su opinión sobre el tema que decidas tratar, generando así un mayor porcentaje de clics, comentarios y, en definitiva, engagement. Además, según qué pregunta hagas, puedes conseguir información relevante de tu target y usarla a tu favor

 

Ejemplo de encuesta en Linkedin de TED Conferences

 

 

*Eventos en Linkedin

 

Comunicar y promocionar un evento en LinkedIn es muy fácil, y puede ayudarte a conseguir nuevos leads. Además, tus seguidores reciben notificaciones según la gente  que se inscribe. Un buen ejemplo de evento es el publicar un curso o webinar como tal.

 

Ejemplo de evento en Linkedin publicado por Nuclio Digital School

 

 

*Newsletter

 

Si quieres fidelizar a tus seguidores y convertirlos en lovers, esta es LA herramienta. Con las newsletters de LinkedIn podrás compartir tus puntos de vista y mantener a tus clientes/seguidores actualizados sobre lo que pasa en tu empresa con la frecuencia que elijas (mensual, semanal…). Tus suscriptores recibirán una notificación y un email después de cada número de tu newsletter. 

 

Ejemplo de newsletter de Linkedin de Tech Barcelona

 

 

*Linkedin Live

 

A través de una transmisión en vivo, este formato te permite comunicarte con tu comunidad en tiempo real, ya sea retransmitiendo un evento, una conferencia, una entrevista con algún profesional de tu sector… 

 

De hecho, según la propia red social estos videos de LinkedIn Live consiguen una media de 7 veces más reacciones y 24 veces más comentarios que los videos subidos como publicación. Eso sí, para acceder, tu perfil tendrá que ser evaluado por la red y cumplir una serie de requisitos.

 

En definitiva, con los videos en directo de LinkedIn Live mejorarás la interacción con tu audiencia, ganarás brand awareness y aumentarás tu comunidad, mostrando un contenido fresco, interactivo y de valor. 

 

 

El calendario será tu mejor aliado

 

Una vez tengas tus publicaciones creadas, llega el momento de planificarlas en un calendario. Lo ideal es publicar dos o tres veces por semana (sin abusar), y hay quien dice que los mejores días son los martes, miércoles y jueves de 7.30 a 8.30 de la mañana, a las 12h o de 17 a 18h. 

 

via GIPHY

 

Mi recomendación es que te fijes en cómo actúa tu público objetivo y a qué horas interactúa más con tu contenido. Pero sí que es cierto que al ser una red social dirigida a profesionales, los usuarios tienden a usarla a primera hora de la mañana de camino al trabajo y por la tarde cuando salen. ¡Así que ya sabes!

 

 

Prueba, falla, analiza y vuelve a probar

 

Si bien es cierto que con un buen análisis de tu público objetivo, de tu competencia y de lo que está pasando en tu sector puedes crear y planificar contenido de valor que funcione, siempre habrá también un cierto componente de “prueba-error” y “sorpresa”. 

 

via GIPHY

 

Es decir, ciertas publicaciones te irán de maravilla (incluso mejor de lo que te esperabas), y otras que quizás te has currado muchísimo y crees que se harán virales acabarán siendo un post más entre miles. 

 

Por eso, es fundamental analizar y medir el rendimiento de cada una de las publicaciones (el mismo LinkedIn te ofrece métricas muy detalladas), apostar por aquel tipo de contenido que ha triunfado, si quieres incluso repitiendo la misma fórmula, y aprender de aquellos posts que no han ido tan bien. 

 

Al final, en esta red social hay que ser tan analítico como creativo. Hay que crear contenido de valor innovador, fresco, actual, y sobre todo de manera inteligente: teniendo siempre en cuenta a tu público objetivo, la competencia, y analizando el rendimiento de los posts, ya sean un éxito o un fracaso.

 

Y tú, ¿te atreves a crear una estrategia de contenido B2B en LinkedIn?

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    0 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN