fbpx
octubre 5, 2022 Miriam Ruiz

Los Bridgerton tienen muchas cosas buenas y, cuando digo cosas buenas, me refiero a: su banda sonora, sus protagonistas (OMG), los trajes de época, la temporada de la alta sociedad, los maravillosos juegos de seducción o el puntito feminista y provocador de Eloise para contrastar con nuestros sueños de bailes y bailes…

 

Ahora mismo estás mentalmente así:

 

familia bridgerton baile

 

Lo sé, y no es que yo sea adivina, sino porque yo también. Es muy difícil hablar de los Bridgerton y no imaginarnos a nosotros mismos como los protagonistas de esa imagen.

 

Cuando pensamos en Los Bridgerton entramos en bucle y nos transportamos al siglo XIX en plena temporada inglesa.

 

Pero hay otra cosa de la que yo soy muy fan. Y es que, como copywriter, no puedo pasar por alto uno de los mejores secretos de la serie:

 

la magia de las palabras✨

 

Y… si es posible reunir dos cosas que me encantan (el copywriting y Los Bridgerton) en un post… ¿Por qué no?

 

Seguro que también te interesa:

 

 

 técnicas de Copywriting que usan los Bridgerton

 

Lady Whistledown podría ser considerada copywriter (y, además, una muy buena)

 

Quizá este título te haya extrañado, es normal. Pero cuando acabe este post entenderás mucho mejor cómo puede estar relacionada la serie de los Bridgertons con el Copywriting. También por qué deberíamos apuntar los tips que nuestra querida autora Lady Whistledown nos regala en cada capítulo.

 

Lady Whistledown consigue atraparnos episodio tras episodio de Los Bridgerton. Podemos ver a los personajes abalanzarse sobre su nueva publicación, incluso aquellos que fingen no interesarse por lo que escribe. Pero, no son solo ellos. Los espectadores también estamos deseando saberlo, queremos ver qué tiene para nosotros, caemos en el poder de su redacción.

 

La famosa Lady Whistledown, el personaje que da voz a la vida de época que tanto nos gusta, es copywriter.

 

Y…

 

Tú ahora estarás pensando: pero… a ver, ¿me estás diciendo que una adolescente de la época que escribía sobre cotilleos en el siglo XIX hacía copywriting?

 

Sí, eso mismo te digo. Es cierto que no escribía para ninguna empresa y no hacía referencia a un producto. Por eso, quizá te extrañe la comparación. Pero te lo puedo explicar.

 

Vamos a empezar por el principio, ¿Qué es el copywriting?

 

 

Veamos qué es el Copywriting y qué requisitos cumple Lady Whistledown para ser una copywriter con voz propia

 

El copywriting podría ser definido como elaborar mensajes que conecten con nuestros clientes. Construir textos que llamen su atención. Colocar a nuestra marca en su mente gracias a estos copys. Generar una personalidad que les persuada de comprarnos.

 

Lady Whistledown se vende a sí misma, sus textos, sus historias y… VAYA HISTORIAS.

 

A tod@s nos gustaría poder inspirarnos en algo tan llamativo y fácil de vender como el producto que encontró Lady Whistledown. Por eso, si nos quedamos con la esencia, podemos afirmar que Lady Whistledown hacía copywriting. Pero, es que además lo hacía muy bien. ¿Cómo? Tranqui, yo te lo cuento.

 

Bueno, pues lo primero, es que cumple con 3 características fundamentales en la escritura persuasiva o en el copywriting…

 

3 puntos que hacen que sea la voz de la serie y de la sociedad de la época:

 

 

1. Sabe lo que hace

 

Y con esto me refiero a que Lady Whistledown sabe de qué habla y con quién habla. Conoce perfectamente a la sociedad que vigila, qué quieren escuchar, qué contenido es interesante, qué está de actualidad. Seguramente antes de acudir a un baile planee a quién debe observar y escuchar. Pero, lo más importante, es su habilidad para detectar las oportunidades.

 

Esto es de primero de Copywriting: ¿sabes de lo que hablo? Del famoso Buyer Persona y de la planificación del contenido de los que tanto has escuchado hablar. Sabe dónde estar (en su caso, todas partes), investiga los temas de interés de su audiencia y les da el contenido antes que nadie. 

 

¿Quién es su BUYER PERSONA?

 

Principalmente mujeres como Daphne. Chicas que iban a ser presentadas pronto en sociedad o, incluso, lo habían sido ese mismo año. Jóvenes que deseaban saber qué estaba ocurriendo en un momento tan importante. Chicas que querían saber qué se decía de sus “contrincantes de temporadas” o deseaban librarse de ser ellas las protagonistas del relato. Jóvenes de estatus inferiores, fans de los cotilleos de la clase alta (miembros de la sociedad muy conocidos)… Y Lady Whistledown en Los Bridgerton lo sabe perfectamente.

 

A no ser que tope con Eloise, claro. Ella rompe con todo el perfil de su buyer persona y, aun así, es su fan número uno (aunque, por motivos diferentes a los demás).

 

Vamos… una verdadera influencer de su época, conocedora de todas las tendencias y en boca de todo el mundo. Consigue vender su “producto” sin esfuerzo. O, eso es lo que parece, porque para dominar el copywriting y llegar a ese punto hay que investigar mucho, como hemos visto.

 

 

2. No se anda con rodeos

 

Va directa al grano. Es capaz de expresar todo lo que quiere con frases cortas y claras. Sabe hacerlo con párrafos llenos de significado y contenido jugoso, aunque carezcan de muchísima información. Es capaz de contar detalles, de dar todo lo que su audiencia necesita sin irse por las ramas, sin exagerar, sin incluir lo que no aporta (y, para eso, conoce lo que buscan).

 

Va directa a la necesidad de su audiencia: la sed de información sobre escándalos y nuevos cortejos.

 

Y, además, se encarga de presentarte el contexto (aunque tú, al ser miembro de la alta sociedad, ya sabes quién es la familia de la que está hablando). Es concreta, pero no descuida su redacción. Te introduce en la historia y te presenta a sus protagonistas con apenas un par de líneas.

 

Esto es algo clave. Querer responder las preguntas de nuestro cliente está muy bien, intentamos que no queden dudas, que entienda lo que lee. Pero no debemos olvidar que las frases recargadas y llenas de palabras que sobran nos aburren. Leer supone un esfuerzo y, si no les aportamos información interesante, dejarán de leernos. Por eso es importante comunicar, pero comunicar sólo lo que necesitan saber. Sin más ni menos.

 

Un truco para ello es combinar frases de distintos tamaños ¿Cómo? Mezclando frases largas, medianas y cortas. Esto le da musicalidad al texto. Conseguimos darle ritmo, más tensión, no aburrir. Te lo explico mejor:

 

¿Qué suena mejor?

 

  1. Un truco para esto es combinar frases de distintos tamaños ¿Cómo? Mezclando largas, medianas y cortas. Esto le da musicalidad al texto. Conseguimos darle ritmo, más tensión, no aburrir. Te lo explico mejor:”

 

  1. Un buen truco para saber comunicar a la hora de escribir un texto es combinar frases de distintos tamaños, es decir, combinar frases largas, algunas medianas y cortas. Así, estamos cambiando el ritmo del texto para darle una mayor musicalidad, musicalidad, que suene menos monótono, aumentar la tensión, no aburrirnos…”

 

Lee ambas opciones en voz alta, ¿ves la diferencia? Con la segunda te ahogas y tu cerebro pierde la atención. Pues imagina un texto plagado de frases tan largas, y a esto súmale tecnicismos y formalidades. Acabamos así:

 

 

3. El tono que emplea

 

Para mí, lo más importante. Mrs Whistledown no sería quién es si no utilizase ese tono de comunicación. Uno irreverente, desafiante y sarcástico que llama nuestra atención y, al contrario de lo que podría parecer, hace que nos caiga bien, que creamos que tiene personalidad. En su papel misterioso, es un tono que encaja a la perfección.

 

Habla de “tú”, consigue conectar con su lector. Es muy cercana, casi como si supiera quién eres. Y, además, a ti también te parece conocerla, aunque tú no sabes quién es ella (literalmente o, al menos, al principio de la serie).

 

Y eso es lo que tenemos que hacer con las marcas: descubrir cómo queremos hablar a nuestra audiencia, ya que esto le dará personalidad a nuestra empresa.

 

¿Cómo es tu comunicación? ¿Seria? ¿Divertida? ¿Sarcástica? ¿Cercana? ¿Informativa? ¿Es personal?

 

Bueno, pues para  saber esto, primero tienes que conocer qué potencial tiene tu marca, estudiar a tu público y tener claro qué objetivo persigues. 

 

Otra cosa importante: no te dejes llevar por los prototipos o clichés de marcas que hay en el mercado. Busca diferenciarte, transmitir. No hay ningún negocio, por muy serio que sea, que no pueda ser cercano, o incluso divertido, si eso está alineado con sus objetivos de comunicación.

 

Hay negocios que, siguiendo la línea de los demás, son aburridos, similares a todos. Y, de repente, llega una marca que lo cambia, que comunica distinto y… pum ¡Se lleva todo el sector! Arrasa.

 

Lo importante es saber quién quieres ser y la forma en la que quieres transmitirlo. Para marcar a tus clientes, tienes que tener personalidad. Ser diferente de una manera natural.

 

Crear contenido es fácil.

 

Conectar, aportar y enamorar, no tanto.

 

Pero… hay más que contar sobre Lady Whistledown y todo lo que tiene que enseñarnos sobre escritura persuasiva.

 

escritura persuasiva bridgerton

 

 

Ahora… revelemos el secreto mejor guardado de Lady Whistledown o, lo que es lo mismo, 3 técnicas de copywriting

 

Para escribir un buen texto persuasivo no hay ninguna fórmula mágica (ojalá existiese, lo sé). Eso sí, ¡Qué no cunda el pánico!

 

Si seguimos los tips anteriores en nuestra redacción y conocemos algunos truquitos, puede ser más fácil de lo que crees. Y con truquitos me refiero a los secretos mejores guardados de Lady Whistledown, el por qué consigue generar tanto interés. Es decir, cómo mantiene la atención de su audiencia a lo largo de toda la temporada.

 

3 pequeñas técnicas de copywriting (muy resultonas) que puedes aplicar:

 

 

1.   Misterio

 

Si ofreces un misterio, enganchas ¡Este es su principal secreto! Lady Whistledown juega con su personaje: nadie sabe quién es, ella sabe quiénes son todos. Pero, además, siempre adelanta qué podría pasar en el próximo escrito.

 

Por otro lado, habla con un tono sarcástico que te invita a darle vueltas y vueltas a lo que ha dicho. Esto hace que los lectores quieran más y más. Lady Whistledown lo sabe todo, pero ¿qué contará la próxima vez? ¿Será sobre mí? ¿O de alguien que conozco?

 

Esto puedes aplicarlo a tus textos (sin la parte del cotilleo, claro). Puedes anunciar primero el final, un pequeño spoiler que haga seguir leyendo. Puedes escribir títulos que despierten la curiosidad (pero sin clickbait please). Puedes hacer muchas cosas, juega con ello y aprovecha esta arma.

 

 

2.   La fórmula de las 4C

 

Hay muchas técnicas de copywriting, lo sé, pero hoy te recomiendo una que, como ya hemos mencionado antes, me parece la base de todo. El nombre de esta fórmula se debe a 4 características que tiene que tener tu copy para ser lo más.

 

Fácil de recordar, fácil de entender. Pero a veces se nos hace bola aplicarlo ¿Por qué? Porque no sabemos qué queremos contar, nos dejamos llevar por la extensión que debe tener o queremos demostrar demasiado ¡No te líes! Piensa qué quieres contar, escríbelo y retoca el texto hasta que cumpla con estas 4C. Si lo consigues, tus lectores lo leerán hasta el final.

 

*Claro:

 

Ya hemos dicho que Lady Whistledown no se anda con rodeos. Transmite su mensaje de forma clara, aporta nombres (esto ayuda a conectar y no perderse en el relato, además de alimentar nuestro lado más cotilla) y utiliza frases fáciles de leer.

 

Si estás redactando un copy, asegúrate de pensar qué quieres decir, qué transmitirle al cliente. Cuando tengas esto claro, redacta un mensaje transparente y sencillo. Algo comprensible, que no genere dudas.

 

 

*Conciso:

 

Resume, baby, resume.

 

Te cuento algunos trucos para aprender a resumir:

 

  • Leer en voz alta (si la frase te cansa o te falta aire, es demasiada larga).

 

  • Elimina cualquier tecnicismo que tu lector no vaya a entender y, para eso, debes conocerle: ¿tiene formación en ese sector? Si no la tiene, no lo comprenderá. Y si no puede comprenderlo, se elimina. Recuerda que no se trata de demostrar lo que sabes de ese tema, si no de que te entiendan y conecten contigo.

 

  • Y, por último, un súper truco que te ayudará a eliminar frases demasiado largas: trata de eliminar palabras que terminen en “ion” por un verbo. Normalmente, estas palabras son demasiado largas y no te ayudan a ser breves. Por ejemplo, “explicación” por “explicar”, “evaluación” por “evaluar”. Esto te ayuda a acortar.

 

 

*Convincente y Creíble:

 

Si quieres vender, te tienen que creer.

 

Si quieres vender, tienes que convencer.

 

Tu promesa de valor debe ser real, buena y llamativa. No se trata solo de entretener o sonar bien (que también), tiene que tener una base sólida de realidad y sonar convincente.

 

Lady Whistledown se ha hecho a sí misma. Se encarga de contar cosas que se demuestran por sí solas, ella habla de actualidad. Cosas que ya se estaban comentando y, el hecho de que ella lo publique, las convierte en realidad.

 

Ella habla de rumores que ya están en boca de otras personas y, si es así, suena mejor. Lo es porque quieres confirmar que es verdad. Y, como buena conocedora de las técnicas de copywriting, observa y contrasta antes de hablar, por lo que no miente. Su voz es un arma muy potente.

 

WOW, imagina comunicar así…

 

La mejor manera de aplicar esto a un copy es basarse en los problemas, necesidades, puntos de dolor, deseos y/o retos de tu cliente. Y para dar credibilidad, están los testimonios. Estos le mostrarán que tu producto es realmente lo que promete ser. En boca de otras personas suena mejor, recuérdalo.

 

 

3.   Serie de artículos

 

Antes hablábamos de crear intriga, misterio. Esto es una ayuda para incrementar ese recurso en la redacción. Es como una serie en Netflix que va sacando un capítulo por semana y tú, que estás deseando absorber toda esa información de golpe, te cuesta esperar.

 

Lady Whistledown hace exactamente eso. Artículo a artículo, ¿qué dirá hoy?

 

Como una Newsletter a la que te suscribes esperando el próximo email.

 

Como un blog que publica series de artículos.

 

Consigue un tema que les interese, divídelo y publícalo semanalmente. Añade misterio con pequeños “spoilers” de lo que explicarás en el siguiente. Es una manera muy efectiva de enganchar.

 

Al igual que estas técnicas de escritura persuasiva, encontrarás muchas más. En el mundo del Copywriting encontrarás incluso fórmulas que te ayudarán a darle forma a tus frases como promesa de valor.

 

Pero no te vuelvas turuleta intentando encorsetar tus textos al seguir una fórmula en concreto al pie de la letra. Investiga sobre ellas, busca la que mejor te funcione y…

 

➡️ práctica, práctica y práctica ⬅️

 

Ese sí es el verdadero secreto del Copywriting: investigar, escribir, revisar, probar y reescribir. Poner en práctica lo que mejor te funciona sin restar naturalidad a tus textos ni sonar igual que los demás. Sigue el ejemplo de Lady Whistledown y encuentra tu voz propia, la que te da la personalidad que engancha a tus clientes.

 

Lady Whistledown conocía muy bien qué tiene que tener un texto para volver adicto a cualquier lector y, de algún modo, era una excelente copywriter (y más en su época).

 

Podríamos decir que su promesa de valor es algo así como “te cuento TODO lo que quieres saber. Te cuento TODO lo que te estabas preguntando antes que nadie, me entero por ti”. Ella es “la dama que todo lo sabe” y, es que, amigos…

 

La información es poder. Y tener la habilidad de saber transmitirla… mucho más.

 

¿Algún/a fan más de Lady Whistledown en la sala? ¡Te leo en los comentarios!

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    0 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN