fbpx
noviembre 17, 2022 OinkMyGod

No sé si lo sabes, pero cada vez que conectas un dispositivo (desktop, móvil, tablet) a Internet, se utiliza una dirección IP para identificarlo. 

 

Puede ser utilizado para localizar el dispositivo y para rastrear tus actividades en línea. Ojo piojo.

 

Gracias (o a causa) de la dirección IP, cada vez que te conectas a Internet se mantiene un registro de dónde has navegado, ya que tu dirección IP se registra en el sitio al que accedes.

 

No hay manera de eludir este hecho, es así, aunque hoy hablaremos de algunas maneras en las que puedes cambiar tu IP  si lo necesitas.

 

Tu dirección IP es como tus huellas dactilares, pero (por suerte) cambiar tu dirección IP es mucho más fácil (y nada doloroso) que modificar tus huellas dactilares. 

 

¿Quieres cambiar la dirección IP de tu Windows, Mac, Android o iOS? Sigue esta guía que te lo contamos todo todito.

 

Seguro que también te interesa:

 

Cómo puedo cambiar la dirección de mi IP

¿Qué es una dirección IP?

 

Empecemos por el principio: una dirección IP (internet protocol) no es más que una cadena de números que identifica cualquier dispositivo en una red. Tu ordenador, tu móvil, tu iPad, tu loquesea

 

Los equipos utilizan estas direcciones IP para comunicarse entre ellos a través de Internet y otras redes. ¿Y qué contienen ls direcciones IP? Pues información de ubicación que ayuda a los dispositivos, routers y sitios web a identificarse y a enviar y recibir información.

 

¿Por qué cambiar mi dirección IP?

 

Vale, ahora que ya sabes qué es una dirección IP, deja que te cuente por qué es interesante cambiarla. 

 

Básicamente, cambiar tu dirección IP puede ayudarte a evitar hackers, curiosos (por decirlo de alguna forma) y otras formas de vigilancia. Vaya, que conseguirás mayor seguridad y privacidad. 

 

Además, existen otras razones por las que deberías cambiar tu dirección IP:

 

  • Proteger tu privacidad en línea: cambiar tu dirección IP hará que escondas tu geolocalización, ocultándola de los hackers, tu ISP y sitios web que usan el seguimiento web. Y es que, ¿sabías que la dirección IP también se puede utilizar para espiar tu tráfico privado de Internet? Cambiarla protegerá tu actividad en línea.

 

  • Evitar las prohibiciones de sitios web: seguro que te has topado con algun caso así, algunos gobiernos usan direcciones IP para restringir el acceso a ciertos sitios web (¡malditos!). Cambiando tu dirección IP puedes ocultarte de los censores gubernamentales, desbloquear sitios web restringidos y acceder a un Internet libre y abierto. ¡Toma ya!

 

  • Acceder a contenido regional: debido al bloqueo geográfico, es también posible que tengas problemas cuando intentas ver un programa que sólo está disponible en algunos países que no es el tuyo. Al cambiar tu dirección IP, puedes evitar estos bloqueos de contenido, haciendo que los sitios web (por ejemplo Netflix) crean que estás entrando desde una ubicación geográfica autorizada.

 

Un pequeño apunte: es completamente LEGAL cambiar tu dirección IP. Así que hala, a seguir leyendo que te cuento cómo hacerlo. 

 

Tipos de direcciones IP

 

No sé si lo sabes, pero existen diferentes tipos de direcciones IP, todas ellas con sus propias funciones únicas. 

 

Según la situación en la que te encuentres, requerirás un tipo u otro. Eso sí, todas ellas son útiles.

 

 

*Dirección IP pública

 

Una dirección IP pública es aquella que se le asigna a cualquier dispositivo que se conecte de forma directa a Internet, por ejemplo, el router de casa o los servidores donde se alojan las páginas web. 

 

La IP pública es visible desde Internet y funciona como el punto de contacto entre tu red y la red pública de Internet. Los sitios web identifican tu red y se conectan a ella a través de su dirección IP pública.

 

Una dirección IP pública puede rastrearse hasta su ISP; la usan para controlar tu ubicación y actividades. Los sitios web también usan su dirección IP pública para el seguimiento web. 

 

Para conocer tu IP pública simplemente pregunta a Google “¿Cuál es mi dirección IP?”, que te mostrará la dirección IP actual del dispositivo.

 

La IP pública es una dirección única y nunca se puede repetir. La asignan los proveedores de Internet (ISP) y se la conoce también como dirección IP dinámica, puesto que cambia cada vez que reiniciamos el router o cada cierto período de tiempo. Esto quiere decir que también existe una dirección IP pública fija o estática.

 

 

*Dirección IP privada

 

Tu router de red asigna una dirección IP privada a tu dispositivo, de forma privada. Así de fácil. Cada dispositivo en tu red privada (ordenadores, móviles, tablets…) obtiene una dirección IP privada única, lo que les permite comunicarse a través de su red sin conectarse directamente a la red pública de Internet. 

 

 

*Dirección IP dinámica

 

Hay que tener encuenta que una dirección IP dinámica está diseñada para un uso temporal y debido a que existe un número limitado de direcciones IP disponibles (sí, son muchísimas, pero al final y al cabo, limitadas), una dirección dinámica es una forma de reciclar direcciones IP. Después de un cierto tiempo, tu ISP recuperará la dirección dinámica y le asignará otra a tu red.

 

Las direcciones dinámicas son el tipo más común de dirección IP y muy a menudo se usan para equipos de consumo (como los que usamos todos nosotros). Aunque cambian por sí solas, es útil saber cómo cambiar nuestra dirección IP dinámica para obtener una mayor protección.

 

 

*Dirección IP estática

 

Como bien dice su nombre, una dirección IP estática es fija y no cambia nunca. Si tu ISP le asignó una IP estática a tu dispositivo, probablemente la tendrá hasta que muera (snif) o haya un cambio en la arquitectura de su red. Por lo general, una dirección IP estática es mejor para una empresa u organización con servidores.

 

 

Como cambiar mi dirección IP

 

*Con una VPN

 

Si deseas aumentar la seguridad cuando navegas por Internet y/o evitar los bloqueos de contenido y ver todo lo que quieres desde cualquier parte del mundo, cambia tu dirección IP con una VPN (red privada virtual). Es muy fácil.

 

Con una VPN, puedes conectarse a servidores ubicados en países concretos para evitar restricciones de contenido. ¿Cómo? Las VPN ocultan tu ubicación haciendo que parezca que te encuentra en la ubicación del servidor seleccionado. Además, con una VPN, todos tus datos estarán cifrados. 

 

Hay muchas opciones de VPN, pero te recomiendo que evites las que son 100% gratuitas, ya  que pueden contener publicidad y malware

 

Puedes usar una VPN como Surfshark o Avast SecureLine VPN en tu dispositivo. Simplemente tienes que descargártela, instalarla y activarla. Pimpam.

 

Además, si quieres saber cómo cambiar VPN a una ubicación específica, cualquiera de estas VPN lo hace en dos clics. Easy peasy, baby.

 

Ventajas de una VPN

 

  • Evita a los hackers y otros “curiosos”
  • Puedes ver contenido desde cualquier lugar
  • Evita la restricción y censura de contenido, ¡yay!
  • Evita el el rastreo de los proveedores de Internet y operadoras móviles
  • Protege contra ataques DDoS
  • Cifra tu conexión

 

 

Desventajas de una VPN

 

  • A veces ralentiza la velocidad de conexión a Internet
  • Algunas empresas bloquean las conexiones VPN y no funciona
  • No detiene las cookies

 

 

*Con un servidor proxy

 

Para los que no tengan ni idea, te diré que un servidor proxy es muy similar a una VPN. En lugar de conectarse directamente a un sitio web, los servidores proxy, las VPN (e incluso el navegador Tor) funcionan como intermediarios entre tus dispositivos e Internet. 

 

Es decir, un proxy es una red que hace de intermediaria entre tu equipo e Internet. Este protocolo modifica tu dirección IP pública para mantenerte en el anonimato y te otorga otra IP aleatoria ocultando la identidad de tu conexión. 

 

Y es que, a diferencia de una VPN y del navegador Tor, un servidor proxy no cifrará tu conexión. Cuando te conectes a un proxy, se te asignará una dirección IP falsa, lo que cambiará de forma efectiva tu dirección IP real, sin ningún problema adicional.

 

 

*Restableciendo el router

 

A veces, como hemos visto antes, los routers dan una dirección IP incorrecta, que hace que no nos podamos conectar bien a Internet. Simplemente restableciendo el router, podemos conseguir una IP funcional y solucionar este problema rápidamente. 

 

Para cambiar tu dirección IP en el router, busca tu dirección IP y anótala. Desconecta tu router durante  5 minutos (sí, aunque te parezcan horas) y vulvelo a conectar. Comprueba de nuevo tu dirección IP: debería ser diferente a la anterior. 

 

Al restablecer el router, le estás haciendo creer que te estás conectando desde un dispositivo nuevo, por lo que el router le asigna una nueva dirección IP. 

 

 

Ventajas de restablecer el router

 

  •  Consigues una nueva dirección IP para su dispositivo
  • Es gratuito, sencillo y muy rápido

 

 

Desventajas de restablecer el router

 

  • Conexión a Internet limitada (o ausente) mientras está desconectado
  • A veces no funciona de manera inmediata

 

*Manualmente

 

Puedes cambiar tu IP manualmente. Eso sí, en vez de una IP dinámica (como la que te crea el router) será, seguramente, una IP estática. Dependiendo del dispositivo que tengas, hay varias maneras de introducir este tipo de dirección IP.

 

La configuración es diferente según dispositivo:

 

-Windows 10

-Mac

-Android

-iOs

 

 

Ventajas de cambiar su dirección IP manualmente

 

  • Es relativamente fácil de cambiar
  • Muy útil para restricciones de geolocalización
  • Tienes mayor control sobre las conexiones de red

 

 

Desventajas de cambiar su dirección IP manualmente

 

  • Suelen ser direcciones IP estáticas que se pueden rastrear y hackear más fácilmente.

 


 

Cómo ves, es relativamente sencillo cambiar tu dirección IP en cualquiera de tus dispositivos, mediante VPN, proxy, router o de manera manual.

 

¿Cuál es tu manera preferida de cambiar tu dirección IP?

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    0 Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN