Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Analítica Web
Blogging
Comunicación
Diseño
Email Marketing
Entrevistas
Growth Hacking
Guest Post
Inbound Marketing
Infografía
Marketing Online
Miscellaneous
Oink my God
Recursos
SEM
SEO
Social Media
Top Oink Ad
Uncategorized
Top
personalidad de marca

Cómo definir la personalidad de tu marca: pasos a seguir

Comparte!

Vivimos en un mundo donde todo evoluciona a una gran velocidad y bajo un contexto altamente competitivo, rodeado de todo tipo de marcas, muchas renovadas y transformadas para adaptarse a una sociedad sumamente volátil y a un público cada vez más exigente, sin perder la esencia y su propósito.

 

Pero les pregunto, ¿realmente sabemos qué es una marca?

 

 

¿Qué es exactamente una marca? Pasos a seguir para definir la personalidad de tu marca

 

Por lo general, la marca se asocia a un logotipo y a su incansable repetición en distintos medios y soportes. Pero la verdad es que una marca se define por muchas más cosas: va mucho más allá de esto y su complejidad es mayor.

 

A mí me gusta ver las marcas como personas: con valores, atributos y personalidad, como es el caso de Disney, donde no hace falta colgar ningún logo en ningún lugar para saber qué representa, cuáles son sus características, qué transmite…

 

Otro ejemplo sería Google, cuyo logo se transforma para contar historias, para hablar de un concepto en particular, pero nunca deja de ser Google. Con esta marca en concreto ¿realmente es relevante que el logo se lea, que tenga mayor presencia? La verdad es que no, no es necesario y puede que hasta le reste interés. *

 

Personalidad marca

 

Con estos ejemplos podemos decir que la marca no es un nombre (aunque el nombre es el primer acercamiento que tenemos con ella), no es un logotipo y tampoco es solo un eslogan.

 

La marca es todo un conjunto de ideas pertenecientes a una compañía o producto, que quedan en nuestra memoria y que a su vez las reconocemos por su estilo visual, siendo memorables no sólo por su imagen, sino por todo el universo al que ella pertenece y por toda la experiencia que te permite vivir y con la cual te puedes identificar como usuario.

 

Pero todo este universo surge de lo que yo llamo el núcleo de marca, que es la conocida Idea central o “Big Idea”, la razón de ser de la marca. Alrededor de ésta giran todos los elementos que la conforman, elementos tangibles como los atributos, el símbolo, el color, la tipografía, los productos y la comunicación, e intangibles como los valores, la propuesta de valor, la personalidad, las experiencias y las emociones.

 

personalidad marca

 

Creo que la mayoría de las veces no somos conscientes del gran poder que ellas ejercen sobre nosotros ya que sin darnos cuenta las seguimos, las defendemos y hasta las juzgamos, estableciendo una relación emocional más allá de la puramente racional y del hecho de satisfacer una necesidad. Les atribuimos una serie valores, características y las asociamos con situaciones puntuales de nuestra vida.

 

(El siguiente corto ilustra el impacto que tienen las marcas en nuestras vidas)

 

¿Por qué preferimos McDonald’s en vez de Burger King? ¿O Coca-Cola en vez de Pepsi? ¿O por qué preferimos no tomar ningún refresco si no hay lo que queremos? ¿O por qué asociamos un tipo de bebida con una comida específica?

 

Todas estas elecciones van en función de una decisión anterior, es decir, están basadas en experiencias emocionales pasadas que hemos generado a través del contacto con la marca. Asociamos un producto con una marca de forma automática y emocional: sin racionalizar.

 

En definitiva, dejemos de ver las marcas cómo un logotipo o un producto en específico y empecemos a verlas como un gran todo que construye una experiencia coherente y con propósito, la cual vamos moldeando de acuerdo a nuestras necesidades y deseos, generando un vínculo sólido y permanente en nosotros.

 

Ahora, a modo resumen práctico, les quiero dejar un esquema/guía que utilizo cuando tengo que enfrentarme a un nuevo proyecto.

 

Esto me ayuda a tener una primera aproximación con la marca y a definir aquellos elementos que la constituyen. Básicamente es una herramienta para conocer mejor a nuestra marca.

 

No se trata de una fórmula única, pero sí que ayuda a analizar y a organizar la información para luego producir bajo unos mismos criterios. Así, cuando notes que pierdes el foco, puedes recurrir nuevamente a este esquema.

 

Consta de tres partes consecutivas y dependientes una de la otra:

 

Parte 1: La marca como persona (complementa al briefing)

 

  • Propuesta de valor: ¿Qué ofrece de diferente de la competencia?
  • Misión: ¿Por qué existe?
  • Visión: ¿A dónde quiere llegar?
  • Valores (intangibles): son el ADN de la marca ¿En qué crees? Experiencia, emociones. Virtudes, cualidades de la marca. ¿cuáles son los 3 principales?
  • Atributos (tangible): características que hacen reconocible a la marca. Se pueden ver o medir, están en el producto. Definir los 3 más importantes.
  • Beneficios (intangibles): pueden ser racionales o emocionales. Están en la mente del consumidor. Lo que se obtiene al consumir el producto o servicio.
  • Personalidad: si xxxxx fuera una persona, ¿Cómo sería? ¿Cómo la describirías?

 

Parte 2: Conceptualización

 

  • Big Idea: es el concepto o promesa de marca, es la razón de ser de ella. Se caracteriza por ser una frase que refleja los valores (ADN de la marca), relacionando la historia de ésta con las experiencias de los clientes o usuarios, para así conectar con ellas y construir un vínculo honesto, real y sólido.

 

Parte 3: Diseño

 

  • Definición de la identidad visual: cómo trasladamos visualmente el concepto y cualidades de la marca. Por lo general se parte del naming, el logo, el tagline y la expresión de la marca.

 

La idea con este esquema es que puedas definir paso a paso cada punto, siempre validándolo con el cliente y/o equipo, para luego armar la Big Idea o detectarla, si ya existe.

 

Y ojo, si les parece compleja esta segunda parte, van por buen camino. Para mi es lo más complejo del proceso creativo, pero una vez definido, todo el resto fluye con coherencia, además le da solidez y mayor riqueza al proyecto.

 

Por último, no es necesario que seas diseñador para utilizar esta pequeña guía, porque al final cuando se trabaja en un proyecto en equipo hay que familiarizarse con el cliente, y entender su marca y el universo en el que habita.

 

Espero que hayas disfrutado de este artículo y que te sea de utilidad en tus proyectos. ¡Coméntanos diciendo qué te ha parecido y si te gustaría que te contásemos más cosas sobre diseño!

Comparte!

gaby@oinkmygod.com

Gaby, Catira, Chama, Ga... así me llaman. Soy diseñadora gráfica en Oink My God, amante de las plantas, las patatas fritas y el aguacate. En mis ratos libres ilustro y, si pudiera, reencarnaría en una medusa.

6 Comments
  • AvatarAvatarAvatar
    Misael Rodríguez
    septiembre 4, 2019 at 2:10 pm

    Excelente post! Justo lo que necesitaba leer para empezar a planear el branding de mi proyecto.

    Es increible que cada uno de sus post me deja así

    Saludos !

  • AvatarAvatarAvatar
    Rocío Collantes
    septiembre 5, 2019 at 7:43 am

    ¡Hola! Me ha parecido muy interesante el post. Estoy de acuerdo en que definir una marca es uno de los procesos más complejos, porque requiere estrategia, pero una vez la tienes, la creatividad juega un papel importante. Creo que sería muy interesante más posts sobre identidad de marca, ejemplos donde se pueda ver cómo ha avanzado la idea desde el concepto hasta ver la imagen visual plasmada…

    ¡Muchas gracias por vuestro contenido, me encanta!

  • AvatarAvatarAvatar
    Jonathan Vélez
    septiembre 9, 2019 at 7:41 am

    Hola Gaby. Muy interesante el Post. Me gustó el esquema que nos dejaste para afrontar nuevos proyectos, va a la lista de Guardados directamente porque seguro la uso 🙂

    Un saludo

Post a Comment