fbpx
julio 12, 2017 Laura Amanda Bahi

Ai qué calor, qué calor tengo. Que guapa soy, que tipo tengo. Tengamos o no un buen tipo, lo que sí que te podemos asegurar es que tenemos mucho calor. Porque, señores y señoras, ¡el verano ya está aquí!

 

Y, seamos sinceros, el verano no se vive igual en la Costa Amalfitana que en la oficina. Hoy, coleguis, nos desnudamos ante vosotros, tanto físicamente (por el calor) como espiritualmente (porque somos unas nudistas). Hoy, coleguis, vamos a contaros cómo se vive el verano en una agencia de comunicación. ¡Dale, don, dale!

 

Seguro que también te interesa

 

El verano en una agencia de comunicación

Foto de Shutterstock

 

Así se vive el verano en una agencia de comunicación

 

Todos los que trabajamos en una agencia sabemos que nuestra oficina no es como las demás. En las agencias pasan cosas sobrenaturales. Los empleados de las agencias de comunicación trabajamos más rápido que el resto del mundo, estamos un poco locos y tenemos la capacidad de currar todo el año sin parar. ¡Hasta en verano! Pero trabajar en verano es muy arriesgado e implica ciertas consecuencias que tendrás que pagar sí o sí.

 

¿Quieres saber cuáles son? ¡Keep reading, cowboy!

 

Te conviertes en Dios: creas mares de agua salada con tu sudor

 

Un día estás en tu escritorio trabajando tranquilamente y cuando intentas levantarte te das cuenta de una cosa ¡te has enganchado a la silla! Ok, esto no es normal, piensas. Te desenganchas de la silla con esfuerzo y te das cuenta de que todas tus piernas están empapadas de sudor. Yes. Estas cosas pasan cuando pasas el verano en una agencia de comunicación.

 

¿Desde cuando tienes esta capacidad para perder litros de agua sin morir? ¿De dónde coño (#sorrynotsorry) sale tanta agua? ¿Vas a convertirte en una frutita deshidratada? Dios. Dios. Te alarmas. Ha llegado el verano y tu ni te has preparado para ello.

 

http://gph.is/18ZtSxl

 

¿Qué haces? Tienes que solucionarlo.

 

Primero de todo, improvisas un abanico con los papeles de un viejo informe de SEO. Venga, dale. Te abanicas intensamente, pero el tema no funciona demasiado bien. Y sigues sudando como el cerdi que eres, a tope.

 

Estás sumergido en un inconmensurable agujero negro que está a 30 grados y, cuando ya creías que estabas muerto (de calor jeje) ves una lucecita al final del tunel: ¡la lucecita del aire acondicionado!

 

Alguien más inteligente que tú ha confiado en la revolución tecnológica y ha recordado que ahora sois simios con herramientas que sacan aire frío. Nice. Notas el airecito en la cara. En el cuerpo. El airecito es muy frío. Quizá demasiado frío. ¿Quién ha sigo el monguer que ha puesto el aire a menos 10 grados?

 

Y aquí empieza la guerra: entre los que tienen frío y los que tienen calor, entre los que nunca sudan y los que sudamos demasiado. ¡A batallar!

 

Los sentimientos más oscuros afloran: nace la envidia

 

Sí. Seguro que piensas que tú de envidioso no tienes nada, que solo tienes envidia sana.

 

Bueno, me lo podría creer en invierno, en primavera y hasta en otoño.. pero en verano, amiguis, todos nos volvemos envidiosos, y más sí pasamos el verano trabajando en una agencia de comunicación.

 

Por suerte o por desgracia, tenemos acceso a las fantásticas cuentas de Instagram de nuestros amigos (o no tan amigos) y llega un momento del año en que todo el mundo empieza a colgar las maravillosas fotos de sus vacaciones.

 

Y es así como nace tu malvada vocecita en la cabeza: “Mira Juan, tanto quejarse en la ofi de que no tenía dinero para tomar una birra, y está viajando por la costa estadounidense. Bitch.”

 

http://gph.is/1IOA4ND

 

Playas, selvas, delfines, monos y mucha envidia aflorando por la pantalla de tu teléfono. Asúmelo, somos humanos. O cerdis sudorosos. No importa. Sea como sea, en verano somos envidiosos.

 

Y es normal… mientras tu sigues trabajando delante del ordenador, tus amigos están recorriendo todos los atractivos del mundo. Pero eh, no te preocupes, tu puedes deleitarte mirando las preciosas vistas de tu salvapantallas.

 

WANTED: tus clientes desaparecen de la faz de la tierra

 

Seguimos con el drama del verano en una agencia de comunicación. Ha llegado el momento de que, después de mucho curro y amor, los clientes paguen el dinero de las facturas. Dinero que necesitas para vivir tus vacaciones y dejar de ser la persona envidiosa en la que te has convertido.

 

Pero, ¡misterio! Todos tus clientes han desaparecido de la faz de la tierra. Llamada por aquí, llamada por allá. El silencio es la única respuesta. ¿Dónde está mi dinero? Bitch better have my money.

 

http://gph.is/2bFDPM7

 

Bueno, ta armas de paciencia y esperas días y días, pero localizar a tus clientes parece misión imposible. Empiezas a preocuparte, porque en el fondo los amas (y también amas cobrar a final de mes), y colocas carteles de WANTED por toda la ciudad. Pero al hacerlo te das cuenta de una cosa, ¡la ciudad está vacía! OMG, todo el mundo está recorriendo Estados Unidos o bañándose en la Costa Amalfitana. Seguramente ellos también.

 

Finalmente te armas de valor (porque paciencia ya no tienes) y te dispones a atracar un banco. ¡Let’s do it, bitches!

 

Aparecen tus superpoderes: eres un rayo con patas

 

Como has visto, el verano en una agencia de comunicación tiene sus complicaciones. Pero eh, que la cosa no acaba aquí. Ja-ja-ja. ¡Cuánta fe que tienes!

 

Seguro que sabes qué es lo que pasa durante las semanas anteriores a tus vacaciones. Exacto, que tienes que trabajar diez horas extras al día para adelantar el trabajo que no harás durante una semanita de descanso.

 

http://gph.is/1EsAhYh

 

Sí, sí, así funcionan las cosas en este-nuestro-mundo. Si quieres una semana en Mallorca, pásate antes dos semanas viviendo en la oficina. Si quieres, puedes traerte una tienda de campaña para instalarte y pasar allí la noche. Y pilla también algún abrigo, porque tu compañero loco ha decidido emular Siberia con el aire acondicionado.

 

Llega el cliente optimista: el que lo quiere todo hecho par ayer

 

Estás pletórico. En dos semanas de vas de vacaciones. Has conseguido que los clientes te paguen las facturas, has avanzado mucho curro y tienes la maleta ya preparada (si la tienes preparada dos semanas antes de irte no mereces vivir: por freak).

 

Delante del ordenador, te imaginas lo bonito que será Mallorca, plagado de guiris color gamba, de paellas con chorizo y de sangría barata. Planazo. Pero tú estás feliz: quieres salir de la oficina y vivir un poco.

 

http://gph.is/1mdxuDo

 

Es entonces, cuando tu mundo onírico huele más fuerte que los macarrones del tupper de tu compi, que llega la llamada del cliente optimista. El que lo quiere todo hecho para ayer. Y estas son sus palabras:

 

“Hola, mira, que quiero el desarrollo íntegro de una web, todos los copys, una auditoría SEO y una estrategia completa de Marketing Digital para ayer. Ai, digo, para dentro de dos semanas. Y un descafeinado con leche de oveja. Thank you for nothing. Si no lo haces tú, se lo paso a otro”.

 

Te quedas pasmado. Las palabras se te quedan entre oreja y oreja, llevándote al colapse. Y no puedes responder. Se te atragantan las palabras. Quieres irte a Mallorca. QUIERES IRTE A MALLORCA, pero el curro es el curro. ¿Cómo le dices a tus colegas que no puedes ir? ¿Que tienes que quedarte currando?

 

Te armas de valor (ya has atracado un banco, puedes con esto) y le dices a tu cliente: “sorrynotsorry, me pongo manos a la obra cuando vuelva, que estaré unos días fuera”.

 

http://gph.is/1IQ8D8V

 

Y bien que haces. Porque, aunque los que trabajamos en agencias de comunicación en verano podamos parecer superhéroes, no lo somos. Somos cerdis sudorosos que necesitamos un poco de sangría barata, playas plagadas de guiris color gamba y algo de mimo y alegría.

 

Y tú, colegui, ¿también vives el verano en una agencia de comunicación? ¿Has ganado la lucha del aire acondicionado? ¿Has conseguido irte a Mallorca? Vamos a celebrar que llegan las vacaciones, ¡cuéntanos dónde te vas y si ya has instalado tu tienda de campaña en la oficina! Te queremos, cerdi, ¡A disfrutar de las vacaciones!


ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE AYUDAMOS
CON TU
COMUNICACIÓN