fbpx
enero 11, 2021 Laura Amanda Bahi

El año 2020 ha sido una locura. La pandemia ha tenido un gran impacto en nuestra vida personal y profesional y ha hecho que modifiquemos muchos de los hábitos que teníamos antes del COVID. 

 

Si tienes un negocio, seguro que has tenido que adaptarte a cambios constantes y has buscado nuevas estrategias para poder encajar en el mercado actual. Todo a prisa, todo improvisando. 

 

Como nosotras también hemos vivido esto, y sabemos lo que es tener que readaptar toda tu estrategia, hoy queremos ayudarte a que planifiques mucho mejor el año que empezamos con una serie de estrategias para aumentar las ventas en 2021. 

 

Son estrategias que hemos probado internamente y con clientes y que, bien llevadas, funcionan muy bien. 

 

estrategias aumentar ventas

 

Top estrategias para aumentar ventas en el 2021

 

Vamos a ser realistas. Aumentar las ventas es posible, pero tienes que tener clara que la premisa es tener un producto o un servicio de calidad. 

 

Por mucha estrategia que implementes, si tu producto es malo o tu web no está bien optimizada, invertir en marketing será tirar el dinero. 

 

Primero de todo tienes que asegurarte de que tienes un buen producto para ofrecer. Y que este producto está correctamente presentado a nivel online. 

 

Si ya tienes un buen producto y una buena web, pasemos a ver varias estrategias que pueden ayudarte a incrementar las ventas este año 2021. 

 

 

Colaboraciones de calidad (best friends forever)

 

Ei. Soy Juan. Hago webs. Si necesitas una llámame. Chao. 

 

¿Cuántos emails habéis recibido así?

 

¿Te acuerdas de quién es Juan? ¿O de quién es Pedro? ¿Son programadores o discipulos de Jesús? Sorrynotsorry.

 

Mandar emails así y pensar que nos van a llamar, es como comprar lotería. Es posible que algún día te llamen, pero también es posible que te pases tres años esperando sin obtener ningún resultado. 

 

Desde mi experiencia personal lo que te recomiendo es que intentes establecer relaciones profesionales de calidad y duraderas. 

 

Si crees que con algún tipo de compañía puedes crear sinergias interesantes, no les escribas simplemente vendiendo tus servicios. 

 

Coméntales que quieres reunirte con ellos (seguramente este año seguirá siendo por Skype) y que quieres generar una relación larga, duradera, donde los dos ganéis. Ofrécele valor. 

 

Aunque tú sabes que esta compañía puede aportarte mucho, tú tienes que demostrar qué es lo que puedes aportar tú. Esta será la única manera de que se sienten contigo y empecéis a construir una relación de calidad. 

 

Según mi experiencia este tipo de relaciones son mucho más fructíferas, que los emails escuetos vendiendo, o las llamadas a puerta fría. 

 

 

Mejora el flow de tu funnel de ventas (a rapear bien)

 

En un mundo ideal, está claro que cuando imaginamos un lead va moviéndose de forma constante por nuestro funnel de ventas: desde que conoce a la marca, hasta que compra. 

 

Por desgracia, sabemos que todos los clientes potenciales no siempre pasan por todo el funnel de ventas y terminan comprando. 

 

¿Qué puedes hacer para mejorar esto? Pues, en lugar de centrarte únicamente en la etapa de venta, lo recomendable es que mejores cada una de las etapas del funnel para que el posible cliente termine realizando su primera compra. 

 

Optimizando cada parte del funnel -awarness, interes, decisión y acción- ayudarás a los posibles clientes a tomar la decisión de compra de manera más efectiva. 

 

Es posible que optimizando las etapas previas pierdas alguna venta inmediata, pero si este usuario está satisfecho en cada una de las fases, cuando quiera efectuar una compra relacionada con tu producto o servicio, se acordará de tu marca. 

 

Un funnel de ventas centrado en el engagement y en satisfacer las necesidades de tus usuarios será siempre positivo para tus ventas a largo plazo.

 

 

Ajusta tu estrategia de marketing

 

Sé de muchos negocios que realizan acciones de marketing digital sin haber definido previamente una estrategia efectiva que les ayude a conseguir los resultados deseados. 

 

La estrategia de marketing digital no tiene que ser una estrategia independiente al resto de negocio: todas las acciones que llevemos a cabo tienen que estar enfocadas en cumplir los objetivos de negocio, los específicos y los generales. 

 

Si ya tienes claros cuáles son tus objetivos de negocio (por ejemplo incrementar las ventas en un 10%), ahora plantéate qué acciones tienes que llevar a cabo a nivel de marketing digital para poder conseguir esto. 

 

Revisa en qué canales está tu público objetivo, y céntrate en realizar acciones en ellos para atraer a tu público ideal. 

 

También tienes que plantearte otra cosa: ¿quieres conseguir resultados rápidos o resultados a largo plazo? ¿dónde quieres destinar tu inversión?

 

Por ejemplo, si eres un negocio nuevo y necesitas rentabilizar rápidamente tu inversión en marketing, será más adecuado que lleves a cabo acciones de publicidad online que te ayuden a mantener a flote el negocio durante los primeros meses. En cambio, si tu negocio ya se sostiene, puedes usar tu presupuesto para trabajar canales orgánicos (marketing de contenidos o SEO, por ejemplo) para ir asegurando un futuro de buen posicionamiento orgánico a tu marca. 

 

Plantéate qué quieres conseguir, cómo quieres conseguirlo, cuándo quieres conseguirlo, y a partir de aquí elabora un plan estratégico que cubra todo el año.  

 

De nuevo te recuerdo que es importante que veas el marketing como una inversión, no como un gasto. No escatimes en buenos profesionales si no quiere perder tu dinero en acciones puntuales que no están bien coordinadas. 

 

 

Mima a tus clientes

 

Seguro que has escuchado muchas veces que es mucho más fácil que un cliente satisfecho te vuelva a comprar, que conseguir que un usuario que no ha comprado nunca te compre. 

 

Esto es así. Un cliente que ya confía en ti y en tu producto o servicio, será mucho más fácil que compre de nuevo. 

 

Aun así, muchas veces, como empresas, nos obsesionamos en conseguir clientes nuevos sin parar, mientras que descuidamos el potencial que hay en los clientes actuales. 

 

Pongamos el caso. Imagina que eres una empresa que ofrece 2 o 3 servicios. Si tienes un cliente que consume uno de tus servicios, ¿por qué no le intentas vender otro de tus servicios que sea complementario?

 

Imagina que eres una empresa de diseño gráfico y que a un cliente le has diseñado el packaging de su último producto. Investigas un poco y ves que sus creaciones en Social Media tienen un diseño pésimo. ¿Por qué no le propones colaborar en el diseño de estas creaciones?

 

No se trata de ofrecer por ofrecer, pero estudiando la situación de tus clientes actuales o pasados a lo mejor encuentras nuevas oportunidades de colaborar con ellos. ¡Y lo que tienes ganado es que ellos ya confían en ti!

 

Lo mismo si vendes productos. ¿Tienes activa una estrategia de cross-selling? Pongamos como ejemplo que tienes una tienda de muebles, y que un cliente te ha comprado una alfombra. 

 

¿Por qué no automatizas tu email para que todos los clientes que compren la alfombra de una colección, reciban al cabo de un tiempo el cojín de la misma colección para complementar la alfombra?

 

Dedica un tiempo a analizar clientes presentes y pasados, y mira todas las posibilidades que existen para seguir colaborando con ellos. Será una buena estrategia para aumentar las ventas en 2021.

 

 

Sé original (más que la competencia)

 

Diferenciarte del resto no es fácil. 

 

¿Por qué el usuario tiene que escogerte a ti y no a una empresa competidora?

 

¿Qué valor diferencial estás ofreciendo que te haga tan distinto a los demás?

 

Es muy importante que aprendas a diferenciarte del resto de tu competencia de alguna manera porque sino será muy difícil que destaques por encima de ella. 

 

Esto parece obvio, y muchas veces nos pensamos que ya somos distintos porque creemos en nuestro producto. 

 

O porque nuestro producto es de algodón orgánico. O de calidad. O de proximidad.

 

Siento decirte que muchos productos son orgánicos, de calidad o proximidad, porque tu competencia también intenta ser distinta. 

 

Y al final pasa una cosa, que todos nos intentamos diferenciar, pero nos diferenciamos de la misma manera. Por lo que acabamos siendo iguales. 

 

Es muy importante que definas bien tu personalidad de marca, o que ofrezcas algo que los demás no están ofreciendo, o que te centres en un nicho poco explorado. 

 

Especialmente si eres una marca pequeña que acaba de empezar. Porque, a la que te despistes, la competencia se te comerá si no haces algo para diferenciarte de ella.  

 

 

Pregunta: ¿por qué no preguntas más?

 

Durante mi experiencia como consultora de marketing digital, me he encontrado con muchas empresas que no tienen claro si a sus clientes les puede interesar el lanzamiento de un nuevo producto o servicio. 

 

¿Y por qué no preguntarlo? Si ya tienes una base de datos con clientes regulares, o una lista de suscriptores en tu newsletter, puedes aprovechar para preguntar de forma directa a esos contactos qué les parece la nueva idea que estás teniendo. 

 

Si no quieres desvelar tu próximo lanzamiento, también puedes hacer preguntas más sutiles para estudiar un poco el mercado y ver cuáles son sus intereses y gustos. 

 

Una buena encuesta, con las preguntas apropiadas, seguro que te ayudará a resolver muchas de las dudas que puedes tener ahora mismo. 

 

Descárgate nuestra Guía para Vender Más con Publicidad Online

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y te mandaremos contenido interesante para empresas como la tuya. Solo 1 email al mes.

Me apunto y confirmo que he leído la política de privacidad


 

Social Shopping es el nuevo centro comercial

 

Social Shopping. O lo que sería lo mismo: vender en Redes Sociales. Si ya estás familiarizado con vender en redes sociales y tienes una buena estrategia definida, pasa al siguiente punto. 

 

Si no sabes de qué va todo esto, ha llegado el momento de ponerse las pilas. Según las estadísticas, el Social Shopping no va hacer más que incrementar durante el próximo año, en concreto hasta un 34%. 

 

Un 70% de los consumidores usan Instagram y otras redes sociales para buscar aquellos productos que necesitan. 

 

El concepto está cambiando. Seguro que antes veías las redes sociales como un lugar para atraer leads y llevarlos a posteriori a tu ecommerce. Cada vez más, la idea es que los usuarios compren en la propia red social -sea cuál sea la red social en la que estén-. 

 

¿Por qué? Porque comprar en la propia red social es sinónimo de que el usuario se ahorre un click para llegar a la web, por lo que el ratio de conversión también es más alto. 

 

Si no tienes una buena estrategia de Social Ads o no estás muy al día en este tema, es momento de que empieces a dedicarle horas. Si quieres que te echemos una mano puedes escribirnos aquí

 

 

Hiperpersonalización, Eugenio (sé que no te llamas así)

 

Una experiencia personalizada es la mejor forma de demostrar a tus clientes que los escuchas, y que estás ofreciendo una solución que encaja justo con sus necesidades. 

 

Enseñándoles que te preocupas por sus necesidades concretas, y siendo claro sobre qué puedes ofrecer para su caso particular -a través de la escucha y la personalización-, el proceso de venta será mucho mejor y conseguirás más fidelizaciones. 

 

Una forma de mantener la conexión personal es ir hablando con ellos a través del proceso de compra. Por ejemplo, si abandonan el carrito de compra, puedes contactar con ellos y darles un descuento para que terminen comprándolo. También puedes mandar un email cuando ya hayan comprado diciendo que te den su feedback, que es muy importante para saber si han quedado satisfechos. 

 

O si un cliente tiene una queja justificada, dale un porcentaje de descuento para la próxima compra. 

 

Personaliza al máximo para que se sientan bien y tengan una experiencia de compra más positiva. 

 

 

Revisa los abandonos de carrito (baby please don’t go)

 

Si a través de Google Analytics te das cuenta de que mucha gente está llegando a añadir un producto en el carrito,  pero que después no compran, es momento de analizar el por qué. 

 

Aunque hay hasta un 70% de usuarios que abandonan su carrito de compra, tienes que intentar bajar este porcentaje realizando algunas acciones. Por ejemplo, asegúrate de que tu coste de envío no sea más caro que el habitual, o señala claramente si el precio incluye o no incluye el IVA (para que el cliente no se lleve una sorpresita). 

 

También puedes automatizar un email para intentar recuperar todos los carritos abandonados, por ejemplo ofreciendo un cupón de descuento que dure pocas horas para generar sensación de urgencia.

 

Y hasta aquí algunas de las estrategias que te recomendamos implementar a lo largo de este año que empieza. Espero que las ponga en práctica y que consigas mejorar las ventas de tu negocio online. 

 

Si necesitas ayuda para elaborar mejor tu estrategia, no dudes en dejar un comentario o escribirnos, nos encantará revisar tu negocio y ver cómo te podemos ayudar. 

 

¡Feliz año 2021!

 

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN