fbpx
octubre 4, 2021 Ariadna Roca Fernández

Control C, control V, control C, control V, control C, control V, y así sucesivamente hasta el fin de nuestros días.

 

¡Eh! No creerás que lo decimos en serio, ¿no?

 

Actualmente existen miles de perfiles en miles de redes sociales. La elevada cantidad de contenido y la falta de conocimiento sobre los derechos de autor en la red, hacen que diariamente se cometan miles de infracciones.

 

¡Sí, infracciones!

 

Sigue leyendo y entiende de una vez por todas qué son los derechos de autor y cómo hacer un uso responsable del contenido ajeno.

 

¡Let ‘s go!

 

derechos de autor en redes sociales

 

Qué son los derechos de autor

 

Pongámonos en situación.

 

Imagina que has dedicado el último mes a redactar un artículo sobre una nueva tecnología aeroespacial. Has invertido una elevada cantidad de horas en entender todos y cada uno de los tecnicismos y has intentado hacer del copywriting un arte para que todos, todos, todos los usuarios de tu blog logren entender a la perfección la novedad.

 

Pero… Ahora llega Oink… Y ve tu maravilloso artículo, hace control C, seguidamente control V y publica tu copy en su blog. ¿Qué te parecería?

 

Lo sabemos, lo sabemos. Creerías que Oink es la peor agencia del mundo.

 

via GIPHY

 

Pero… Un momento. ¿Qué pasaría si Oink contacta contigo, hace una petición para subir tu contenido en su blog y seguidamente te nombra en el artículo una vez publicado?

 

¿Suena mejor, verdad?

 

Entonces sí, Oink estaría respetando tus derechos de autor (y entonces podríamos ser amigos. Y podrías suscribirte a nuestra newsletter. Y seguirnos en Instagram jeje).

 

 

En términos generales, ¿sabes qué son los derechos de autor?

 

Los derechos de autor y todos los asuntos relacionados son regulados por la WIPO (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual).

 

 

¿Y qué es la propiedad intelectual? Te preguntarás…

 

Este tecnicismo totalmente abstracto para todos (we feel you) puede dividirse en dos categorías:

 

  1. Derechos de autor: Conjunto de normas jurídicas y principios que protegen obras literarias y artísticas. El popular símbolo de copyright se utiliza para indicar que una obra está sujeta a derechos de autor.
  2. Derechos de propiedad industrial: Conjunto de normas jurídicas y principios que protegen marcas, patentes y diseños industriales.

 

 

Pero un momento… ¿Y qué es una patente? (¿esto no se acaba nunca o qué?)

 

(No te duermas y sigue leyendo please, ahora pasamos a la parte más interesante).

 

Patente: Conjunto de derechos concedidos al inventor de una nueva tecnología o producto, apto para ser explotados comercialmente durante un periodo de tiempo determinado.

 

(Ahora sí, podemos seguir jeje)

 

 

Derechos de autor en redes sociales

 

Llegados a este punto, vamos a confesarte que has tenido, tienes y tendrás siempre derechos y obligaciones como usuario de la red:

 

 

  • Derechos: todos y cada uno de los contenidos que creas están sujetos a derechos de autor: copys, imágenes, posts del blog, etc. Así que ni se te ocurra copiar contenido a Oink (jeje).

 

  • Obligaciones: todo el contenido que usas como fuente de inspiración o simplemente, compartes en redes sociales, cuenta con derechos de autor sujetos, por lo que deberás hacer un uso responsable de todo, todo, todo el contenido. 

 

¿Cómo? ¿Que te encanta la última publicación de Instagram de Oink? 

 

¡Puedes compartirla en tu perfil! De este modo nutrirás a tus followers de un contenido que te gusta y al mismo tiempo darás visibilidad a Oink. 

 

Uno de los 10 mandamientos de Oink: No copiar, sí compartir. No copiar, sí compartir. No copiar, sí compartir.

 

 

Pongamos un ejemplo: 

 

Son muchos los usuarios que publican un Reels o un IGTV en Instagram con la canción del momento de fondo. 

 

¿Y qué ocurre en muchas ocasiones?

 

La App, extremadamente rápida e inteligente, detecta al momento la infracción de copyright de la canción, elimina tu querido Reels a la velocidad de la luz y te informa de lo ocurrido. 

 

Entonces… Pasamos al siguiente punto. 

 

¿El contenido publicado debe ser siempre propio?

 

La respuesta es… ¡No!

 

Es posible nutrir tu perfil con contenido ajeno, y de hecho, es muy, muy, muy recomendable. 

 

Pero ahora bien… ¿Cómo podemos compartir un contenido que no es propio y hacerlo de forma ética?

 

Oink al rescate, my friend: hablamos de la curación de contenido.

 

 

Qué es la curación de contenido

 

Podría resumirse como la forma ideal e imprescindible para tener más contenido y de mejor calidad. La mejor opción es hacer una combinación de contenido propio y ajeno. Lograrás generar notoriedad de marca y un mayor engagement, y al mismo tiempo, el autor del contenido saldrá beneficiado, ya que le otorgarás una mayor visibilidad (win-win).

 

La curación de contenido es entonces una técnica basada en buscar, filtrar y optimizar la información más TOP de internet, para difundirla posteriormente con tus queridos followers. 

 

Beneficios de llevar a cabo esta técnica correctamente:

 

  • Mayor contenido de mayor calidad.
  • Aumenta el número de followers.
  • Ofrece más visibilidad a ambas marcas.
  • Mejora el posicionamiento debido a la elevada interacción que genera el contenido.

 

 

Checklist para curar contenido

 

Contar con más contenido nunca había sido tan sencillo. 

 

Pasos imprescindibles para realizarlo correctamente:

 

1 – Investiga en Buscadores y redes sociales.

 

2 – Haz una lectura del contenido seleccionado.

 

3 – Filtra las mejores noticias.

 

4 – Apunta de donde proviene la fuente (lo necesitarás).

 

5 – Optimízalas y publícalas – Añade y / o modifica el contenido, añade imágenes, etc.

 

 

Ejemplo made at home:

 

Llegamos a la oficina un lunes por la mañana con nuestro café en mano y lo primero que hacemos es revisar algunos de nuestros blogs favoritos de marketing digital. 

 

Hemos visto un post de la Criatura Creativa que nos ha llamado tanto, tanto, tanto la atención que queremos compartirlo en el Twitter de Oink. Por lo que leemos la noticia compartida y, una vez tenemos claros todos los conceptos, redactamos un tweet:

 

curar-contenido

 

Como podrás observar, hemos modificado el copy de la noticia, hemos mencionado al autor (la Criatura Creativa en este caso), y hemos enlazado el tweet a la noticia.

 

¡Todos salimos ganando! Oink comparte un contenido muy interesante y la Criatura Creativa gana más visibilidad.

 

 

5 reglas imprescindibles para curar contenido

 

Regla número 1 sobre curación de contenido

 

Olvídate de hacer copy-paste. ¡No descargues contenido, compártelo!

 

via GIPHY

 

Regla número 2 sobre curación de contenido

 

Cambia siempre los copys. 

 

Lee la información seleccionada y modifícala con tus propias palabras, adaptándola al tono de comunicación de tu marca / compañía. 

 

En el ejemplo anterior de Twitter, Oink modifica el copy del post, haciendo uso del tono de voz amigable que lo caracteriza.

 

 

Copy de la Criatura Creativa: Los GIFs animados son uno de los formatos de imágenes más famosos casi desde el nacimiento de Internet. Pero, por desgracia, este tipo de archivos solo podían ser disfrutados en una pantalla. Hablo en pasado porque desde Giphy han encontrado una forma de poder «imprimir» GIFs en movimiento.

 

Copy de Oink: Giphy siempre va un paso más allá y nos demuestra que se puede imprimir un GIF animado 💃🏻 Frame by frame es el título del primer libro autoeditado por Giphy. Un libro físico que lleva la magia de la animación a las páginas estáticas 😱 

 

 

Regla número 3 sobre curación de contenido

 

Cita tus fuentes. Imprescindible de los imprescindibles. ¿De dónde proviene la información que has publicado? El autor tiene derecho a aparecer de un modo visible en el post. 

 

 

Regla número 4 sobre curación de contenido

 

No te limites a compartir información de una misma fuente, los extremos siempre son malos. 

 

Alerta: Es posible que ciertos autores prohíban explícitamente la difusión de su propio contenido, por lo que antes de cometer una infracción, contacta con él y solicita poder compartir dicha publicación. 

 

 

Normativas de redes sociales

 

Hay algo que aún no te hemos contado: cuando publicas contenido en una red social concreta, renuncias a una parte de tus derechos.

 

¿Por qué ocurre esto?

 

Si revisas las políticas de todas y cada una de las RRSS observarás que al compartir contenido les ofreces una licencia sobre estos.

 

Pero tranquil@, no sufras, tus derechos de autor siempre estarán presentes.

 

 

Instagram + Facebook

 

Cuentan con políticas muy, muy, muy estrictas. Como hemos comentado en apartados anteriores, Instagram es veloz y detecta al momento muchas de las infracciones de los derechos de autor. 

 

Y la solución de la App ante el problema es extremadamente sencilla, simplemente elimina tu publicación. 

 

Existe también la posibilidad de denunciar ciertos posts por el incumplimiento de derechos de autor, por lo que… ¡Vigila! Podrían deshabilitar tu cuenta. 

 

 

Twitter

 

La App penaliza y detecta las infracciones cuando uno de los usuarios de la plataforma realiza una denuncia. Twitter también será veloz y eliminará el contenido. Y no, no lo vuelvas a publicar… ¡Podría llevar a que bloqueen tu cuenta temporalmente! 

 


 

Ahora que conoces a la perfección cómo curar contenido, podrás compartir y mostrar al mundo todos los posts del blog de Oink (jeje). 

 

Incorpora contenido propio y ajeno a tu perfil y define la mejor estrategia de contenidos de la historia.

 

¡Comparte, comparte, comparte!

 

¿Dudas? Te lo en comentarios.

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    2 Comentarios

    1. Heiddy melissa boterin salazar dice:

      Que el tema EstA interesante,ya que uno tiene que respetar y no copiar sin autorización lo de los demás,ya que cada persona tiene su patente.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN