Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Analítica Web
Blogging
Comunicación
Diseño
Email Marketing
Entrevistas
Growth Hacking
Guest Post
Inbound Marketing
Infografía
Marketing Online
Miscellaneous
Oink my God
Recursos
SEM
SEO
Social Media
Top Oink Ad
Uncategorized
Top
como elegir nombre dominio web

5 aspectos a tener en cuenta cuando elijas un nombre de dominio web

Comparte!

Han pasado casi 2 décadas desde que se dio a conocer la llamada “burbuja del puntocom“, y si bien es cierto que posiblemente ni siquiera tenías edad suficiente para recordar qué fue lo que pasó, la realidad es que seguramente conoces cuáles fueron los resultados: el posicionamiento del internet como una fuente infinita de información (y también 5 billones de dólares perdidos según información del portal especializado en negocios, Bloomberg).

 

Esto generó un cambio en la mentalidad de la población global, con la mayor parte de esta sustituyendo su interés en el mundo físico por el virtual. Esta nueva forma de pensar llevó a que una palabra, prácticamente desconocida hasta entonces, se adentrara en el vocablo de todo aquel que quisiera emprender un viaje en este mundo digital. Esta era: dominios.

 

consejos para elegir el nombre de tu dominio web

Esta ilustración .com está creada por howcolour para Shutterstock

 

 

Pero, ¿qué es un dominio?

 

Aunque cada experto le haya dado una definición distinta, la realidad es que la mayoría coincide en un concepto base: un dominio simplemente es un nombre que funciona como método de identificación y autenticación para sitios web. El mismo puede estar conformado por letras o números que, mediante la tecnología conocida como Servidores de Nombre de Dominio (DNS), se convierten en direcciones accesibles en todo el mundo.

 

De acuerdo a Verisign, una de las empresas más importantes del mundo en el registro de dominios web, tan solo en el primer cuarto del 2018 se registraron alrededor de 340 millones de dominios en todo el mundo. Se afirma que actualmente habría cerca de 1,9 millardos de dominios registrados a nivel global.

 

Los dominios no funcionan como un sitio web, sino únicamente como el nombre del mismo. Sin embargo, esto no significa que tenga pocos usos sino todo lo contrario, ya que a través de un nombre de dominio se puede crear un sitio web, direcciones de correo especializadas, identidades digitales protegidas y, lo más atractivo para muchos, un negocio virtual.

 

 

Evolución en el mundo de los dominios

 

Eso se debe a que, esta palabra que hasta hace algunos años podía no significar mucho para gran parte del mundo, comenzó a ganar mayor relevancia a medida que el internet se volvió una extensión de la humanidad, convirtiéndose no solo un espacio para el entretenimiento o la adquisición de conocimientos, sino también en un ecosistema perfecto para generar ingresos.

 

Es por eso que, actualmente, la correcta elección de un nombre de dominio puede ser uno de los aspectos más importantes de cualquier sitio web, ya que este no solo ayudará en la creación de una imagen de marca sólida, sino que además funcionará como el principal aliado al momento de lograr que la misma se posicione por encima de la competencia.

 

Los dominios han adquirido una importancia tal en el mundo del internet, que incluso han surgido decenas de empresas que prestas servicios especializados en esta área, brindando no solo la posibilidad de hospedar un dominio apenas se crea, sino también las herramientas necesarias para elegir el nombre de dominio más adecuado para nuestro sitio.

 

 

5 consejos para que escojas el mejor nombre de dominio para tu página web

 

Puede que hasta el momento no hayas entendido cómo elegir un nombre de dominio adecuado que se adapte a los requerimientos del competitivo mundo del internet, pero no te preocupes, ya que para eso es este artículo. En los siguientes párrafos te explicaremos cuales son algunos de los aspectos más importantes a tener en cuenta al momento de elegir un nombre de dominio web. Hablamos especialmente de cinco:

 

 

1. Personalidad de marca

 

El primer aspecto que debemos tener en cuenta al elegir un dominio web es cómo este va a cimentar todo un trabajo de posicionamiento de marca de cara a los próximos años. Eso quiere decir que todos los aspectos de este nombre tendrán una relación directa con un proyecto que estaremos desarrollando en paralelo, ya sea un blog, una tienda online, una empresa, entre otros.

 

Si bien cada una de estas opciones requerirá de un enfoque distinto, la realidad es que elegir un nombre de dominio que nos ayude a determinar y posicionar una personalidad de marca es necesario si queremos sacarle el máximo provecho a nuestras inversiones en este proceso de digitalización.

 

Las marcas personales son algunas de las que se enfocan más en tener en cuenta este aspecto, ya que al utilizar el nombre de la persona, suele adjudicársele conocimientos en áreas específicas. Uno de los casos más notables de esto es el del mercadólogo londinense Neil Patel, cuyo sitio homónimo es uno de los más visitados sobre el tema.

 

Para esto deben tenerse en cuenta una serie de aspectos clave de mercadeo que nos ayuden en el desarrollo de una imagen de marca. Los mismos pueden incluir un nombre corto y atractivo, que sea memorable, que pueda calar en la mente de los internautas, que refleje nuestro proyecto en su totalidad, que nos ayude a vender una idea o proyecto, entre otros.

 

Esto no significa que el dominio de tu sitio web debe ser memorable porque sí, sino que necesitará de todo un trabajo de planificación y desarrollo de marca que pueda asegurar que esto sea así. Dependiendo de las intenciones que tengan, ya sea escribir un blog, o digitalizar una empresa, todo seguirá un proceso de branding que no puede dejarse de lado.

 

 

2. Determinar el alcance del sitio

 

Sin embargo, no todo se enfoca que como posicionamos nuestra marca a través del nombre del dominio, sino también del alcance del mismo. Esto significa que al momento de elegir el nombre adecuado no solo debemos tener en cuenta qué es lo que se verá mejor, sino también qué es lo más conveniente para el sitio.

 

Uno de los pasos más importantes al momento de elegir un dominio es determinar el alcance del mismo de cara a un espacio geográfico. Con esto no nos referimos a la extensión (tema que abordaremos más adelante), sino a la inclusión de nombres de países, regiones, ciudades, entre otros, dentro de nuestro nombre de dominio.

 

Aunque, para muchos, la inclusión de nombres de ciudades o países pueda sonar limitante, la realidad es que esto no debe verse como algo negativo, ya que el uso de estas palabras irá de la mano con la estrategia de posicionamiento que tengamos ideado para nuestro proyecto. Si queremos que el mismo tenga alcance global, elegiremos palabras neutrales, y si queremos que sea enfocado en un nicho, optaremos por palabras más específicas.

 

Un ejemplo de esto es el del diario online El Mundo, que a pesar de utilizar la extensión .es, es uno de los 20 sitios web más visitados de España.

 

Lo mismo ocurre cuando determinamos el idioma en el que estará nuestro dominio, ya que si bien es cierto que elegir nombres en inglés puede parecer como una idea atractiva de cara a un posicionamiento global, la realidad es que puede llegar a ser contraproducente si el mismo no está adaptado a nuestro público objetivo.

 

 

3. Debe ser sencillo y atractivo

 

Más allá de la personalidad de la marca, y del posible alcance que deseemos que tenga nuestro sitio, la realidad es que el nombre de dominio que elijamos debe seguir los principios lógicos de estilo, es decir, el mismo no solo debe ser mercadeable (como lo explicamos antes), sino que además debe ser lo suficientemente atractivo para que los internautas sientan interés en buscar nuestro sitio.

 

Esto quiere decir que no solo debemos evitar los caracteres especiales o que no sean accesibles en los teclados de la mayoría del mundo, sino que también debemos optar por nombres de dominios que no sean demasiado extensos, que (preferiblemente) no contengan números, y que no utilicen símbolos.

 

Ejemplos claros de situaciones que debemos evitar incluyen el uso de la letra “ñ” y de las tildes, sin importar si esto parece cambiar el significado del nombre que estamos eligiendo.

 

Ejecutar este aspecto de la manera adecuada ayuda a que las personas memoricen el nombre de tu sitio web en poco tiempo, agilizando la creación de una base sólida de seguidores, e incrementando las posibilidades de que otras personas sientan interés en visitarlo, aun cuando no tengan la menor idea de qué es lo que tienes para ofrecer.

 

Esto también funciona como un catalizador para posicionarnos en el Top-of-Mind de las personas, haciendo que el sitio web no solo sea fácil de recordar, sino que además se incentiven visitas periódicas. Un ejemplo de esto puede ser el del sitio CasinoBillions debido a que utiliza palabras de interés para el internauta, ya que las hacen referencia al juego y a las oportunidades de ganar dinero.

 

 

4. Selección de una extensión adecuada

 

Como lo anunciamos hace un par de puntos, las extensiones de dominio son parte fundamental del proceso de selección y alojamiento de un nombre, ya que la misma no solo determinará cuánto tendrás que pagar para poder activar tu sitio web, sino que además dirá en qué tipo de información podrá adquirir el internauta al visitarlo.

 

Si bien es cierto que desde hace muchos años la mayoría de las personas han optado por el .com (ya que los hace sentir globales), la realidad es que la popularidad de esta extensión suele variar ante algunas mucho más especializadas. Aunque esto no ocurra para cualquier tipo de sitio web, algunas como .edu, .shop, .media, serían algunas de las que cada vez se eligen más.

 

Siempre deben tenerse en cuenta los dominios como .org o .net, ya que estos definirán incluso algunos aspectos en el área legal.

 

Aunque los dominios con la extensión .com se encuentren entre los más populares y fáciles de recordar por parte de los internautas, también serían de los más solicitados, lo que hace que sea mucho más complicado conseguir nombres disponibles que tengan dicha terminación. La selección por zona geográfica o por área de especialización tendrían una disponibilidad mucho mayor.

 

Esta es una decisión que dependerá únicamente de tus necesidades y lo que veas adecuado para tu sitio web, sin embargo, no significa que deba tomarse a la ligera, ya que elegir una extensión incorrecta no solo puede significar gastos innecesarios de cara al futuro, sino también un nuevo proceso de planificación que puede retrasar el lanzamiento de tu proyecto.

 

 

5. Debe pensarse a futuro

 

Puede que hayamos dejado este aspecto de último, pero no significa que sea el menos importante, sino todo lo contrario. Aunque pensar a futuro pueda parecer algo muy aburrido, sobre todo en la actualidad donde los estímulos del momento ocupan gran parte de nuestra atención, la realidad es que al momento de elegir un nombre de dominio no podemos pensar solo en el instante en el que vivimos.

 

Puede sonar exagerado, pero la realidad es que la elección de un nombre de dominio es como un matrimonio, ya que si bien es cierto que puedes realizar varios cambios de cara a los años subsecuentes, hacerlo requerirá de una inversión de tiempo, dinero, y más importante aún, significará un desperdicio en el proceso branding.

 

Es por eso que la toma de esta decisión estará anclada a un proceso de desarrollo empresarial (nuestras estrategias y expectativas de crecimiento), posicionamiento de marca (todo lo referente a hacer calar nuestro proyecto en la mente del consumidor), de mercadeo digital (la disponibilidad de nombres para perfiles en redes sociales), entre otros.

 

Esta parte está ampliamente ligada al punto anterior, ya que en muchos casos es posible que decidamos optar por una extensión de dominio local (como el .es), ya sea por desconocimiento o por ahorrar costos, sin pensar en las consecuencias que esto puede traer a futuro, como puede serlo la imposibilidad de incrementar el alcance de tu sitio web.

 

Eso no significa que debas dormirte en los laureles al momento de elegir un dominio web, porque estos se venden como pan caliente y siempre es posible que ese nombre que llevas pensando desde hace varias semanas sea tomado por alguien mucho más veloz. Por eso, siempre es importante que investigues y busques ayuda especializada si no estás seguro de cuál es la forma adecuada de proceder.

 

 

Conclusiones

 

Si bien es cierto que elegir un nuevo nombre de dominio, e invertir en este, es un proceso complejo que no solo requiere de conocimientos en el área, sino también de ayuda especializada, la realidad es que solo existe un error que superaría a cualquier otro: optar por no invertir en un dominio, y dejar de lado la presencia online.

 

Es por eso que, aunque el proceso deba tomarse muy en serio, no debe ser algo por lo que debamos sentirnos intimidados, mucho menos en una época en la que la presencia digital es un requisito indispensable para alcanzar el éxito. Entonces, ¿qué estás esperando? Da tus primeros pasos en la creación de un sitio web y elige un nombre de dominio perfecto para tu nuevo proyecto digital.

Comparte!

hola@oinkmygod.com

En Oink my God somos especialistas en Marketing Online. Lo damos todo por nuestros clientes y suscriptores. Ofrecemos servicios de blogging, social media, inbound marketing, email marketing, publicidad online, SEO, diseño web y analítica web.

Sin Comentarios

Post a Comment