Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Analítica Web
Blogging
Comunicación
Diseño
Email Marketing
Entrevistas
Growth Hacking
Guest Post
Inbound Marketing
Infografía
Marketing Online
Miscellaneous
Oink my God
Recursos
SEM
SEO
Social Media
Top Oink Ad
Uncategorized
Top
metodologia proceso creativo

Metodologías dentro del proceso creativo

Comparte!

Como en cualquier profesión o trabajo a realizar, hay una metodología o proceso a seguir para poder alcanzar el objetivo o resultado deseado.

 

En el caso del diseño, para muchos puede ser abstracto o, como muchos pueden pensar, surge por obra y gracia de la inspiración o de la musa, pero les comento que no, que para mí esta suposición es errada.

 

En una oportunidad les comentaba que el diseño no debe de tener nada de subjetivo y soy fiel y firme con esto, porque el pensamiento de diseño es un proceso creativo basado en la resolución de problemas y, para esto, no cabe la subjetividad.

 

Metodologías dentro del proceso creativo

 

Se los explico más en detalle y de forma visual tomando como referencia The design Squiggle de Damien Newman. 

 

The design Squiggle de Damien Newman

 

Esta imagen la conocí por el Design Thinking pero es aplicable, a mi parecer, a todo proceso de diseño. Ella ilustra el desorden y la incertidumbre al que nos enfrentamos durante el proceso creativo, así como el objetivo del enfoque y la claridad a la que llegamos.

 

Si nos adentramos más, llegamos al proceso del pensamiento de diseño con el llamado “The Double Diamond” o Doble Diamante, denominado así por el Design Council, organización benéfica del Reino Unido cuyo propósito es que la vida se mejore a través del diseño. 

The Double Diamond

  

 

Es verdad que cada especialización en diseño tiene diferentes enfoques o maneras de trabajar, pero con esta imagen podemos visualizar aquellos puntos en común en el proceso.

 

Como en todo proceso de creación o de diseño, cuando nos enfrentamos por primera vez al problema o reto, nos surgen varias ideas de forma espontánea y fluida, esto es lo que se conoce como pensamiento divergente

 

Luego cuando las definimos, depuramos y sintetizamos hasta llegar a la mejor idea, es el pensamiento convergente.

 

Esto se ilustra a través de la forma de doble diamante, indicándonos que esto ocurre en dos oportunidades durante el proceso, una para confirmar la definición del problema y otra para crear la solución.

 

pensamiento convergente y divergente

 

Es importante decir que este proceso de convergencia y divergencia, es repetitivo o iterativo, es decir, que para definir cuáles ideas son mejores, hay que desarrollarlas, probarlas y refinarlas varias veces, de manera que aquellas que no puedan sustentarse o no sean tan potentes se descartan. 

 

Este ensayo y error no sólo es parte fundamental del proceso, sino que tienen muchísimo valor.

 

Volviendo a las etapas del proceso del pensamiento de diseño, éste se divide en 4 fases:

 

1) DESCUBRIR / DISCOVER: Recopilar información para entender de forma profunda el problema (divergente).

2) DEFINIR / DEFINE: Interpretar y organizar para replantear (convergente).

3) DESARROLLAR / DEVELOP: Delimitar y priorizar para buscar soluciones potenciales (divergente).

4) IMPLEMENTAR / DELIVER: Prototipar e integrar para resolver. Obtener Soluciones que funcionen (convergente). 

 

 

1) Descubrir

 

Buscamos mirar el mundo desde otra perspectiva, observar cosas nuevas, capturar la mayor cantidad de datos que permitan de manera profunda entender e identificar:

 

  •   Lo que las personas piensan, sienten y hacen.
  •   Sus hábitos, problemas, necesidades, motivaciones y creencias.
  •   Los temas recurrentes relacionados directa e indirectamente con el tema a trabajar.
  •   Las razones y emociones detrás de estos temas.
  •   Soluciones o adaptaciones existentes para la situación analizada.

 

 

2) Definir / Define

 

Buscamos organizar y analizar la información obtenida en la primera fase para definir una nueva visión sobre el tema. Re-entendemos la información y buscamos:

 

  • Comportamientos o pensamientos que se repiten.
  • Tensiones, dilemas o contradicciones.
  • Relaciones causa-consecuencia.
  • Coincidencias inesperadas, situación analizada.
  • Valores relevantes para los usuarios/consumidores en su experiencia.
  • Problemas centrales y tensiones en las experiencias del usuario/consumidor desde su perspectiva.
  • Encontrar una oportunidad en el mercado.

 

Una técnica que nos ayuda a organizar y  analizar la información es la llamada POINT’S, la cual permite construir conclusiones y categorizarlas en 5 grupos:

 

points

 

 

Tomando todos estos puntos en cuenta, logramos desarrollar y definir un brief creativo con el reto principal de diseño.

 

 

3) Desarrollar / Develop

 

Partimos de los hallazgos para decidir qué es lo que se va a resolver, qué se quiere lograr y qué implica.

 

Se define y generan conceptos, propuesta de valor y distintas alternativas de solución. Este proceso es básicamente de ensayo y error para así poder mejorar y refinar las ideas.

 

Formular la pregunta “Cómo podríamos…” nos ayuda a siempre tener presente y no perder de vista:

 

  •   Para quién diseñamos
  •   Las necesidades detectadas
  •   En qué contexto
  •   Los insights detectados. Estos son descubrimientos no obvios sobre el consumidor o usuario a partir de hacer conexiones desde distintas fuentes. Son verdades que afectan nuestro día día y que generan empatía, conexión, emoción y vínculo con el consumidor. 

 

El insight es “ver lo que todo el mundo ha visto y pensar lo que nadie ha pensado” (Albert Szent-Gyorgyi).

 

Un ejemplo de esto sería:

 

insight pregunta

 

4) Implementar / Deliver

 

En esta etapa llevamos las ideas a un estado de resolución suficiente para su implementación. Para esto, generamos prototipos nos permiten:

 

  •   Definir en detalle y evolucionar nuestras ideas.
  •   Encontrar fallos, aprender y validar lo propuesto.
  •   Se puede tangibilizar o tener una buena aproximación de lo que será el resultado final para su futuro lanzamiento.

 

Ahora, es común que es nuestro día día, en muchos casos, por no decir que en su mayoría, los clientes hacen énfasis en el resultado final, es decir en el diseño, en el producto, el cual se puede tocar, se puede medir, es el resultado tangible. 

 

Pero no necesariamente ese resultado cumple, aporta valor, es diferenciador y, sobre todo, no necesariamente tiene buenas bases de investigación que lo sustenten, que le den la solidez y la personalidad que amerita para destacar y sobresalir en el mercado al que nos enfrentamos y, sobre todo, cubrir o llenar la necesidad real de los consumidores cada vez más exigentes, curiosos y conocedores.

 

Es por esto que el inicio del proceso es clave y es la parte más valiosa por varias razones:

 

1) Nos salimos de la caja, salimos de lo convencional pasando por ideas comunes y obvias, hasta ideas un poco más abstractas, complejas e innovadoras.

 

2) La investigación es la base y fundamento que consolida y afianza toda decisión conceptual y luego gráfica. Todo debe tener un porqué, nada de subjetividad.

 

Ahora, al decir que el diseño y el proceso creativo busca la resolución de problemas, no podemos perder de vista a los usuarios o consumidores implicados, los cuales son nuestro centro o prioridad. Son ellos los que nos van a permitir determinar cuál es la necesidad real o problema a solucionar.

 usuario producto

 

 

 

 

Y es que, en la actualidad, el foco no está directamente relacionado con el producto o servicio, sino en las personas/usurarios que lo consumen y cómo lo consumen. Lo que se busca es mantener a la persona/usuario en el centro del proceso.

 

Con todas las decisiones que se tomen desde el primer momento o en la primera aproximación que tenemos con el proyecto, siempre hay que crear valor en el usuario y consumidor. Por lo que siempre hay que hacer un trabajo de inmersión, ya que esto nos ayuda a entender el problema desde la perspectiva de las personas que lo viven. Se exploran experiencias de todas las personas involucradas (usuarios, clientes, empleados, jefe, etc.)

 

 

Consejos para iniciar el proceso creativo

  

Por último, te dejo algunos tips a tomar en cuenta en cada etapa:

 

1) DESCUBRIR

 

  • Detalla, analiza y cuestiona el brief recibido. 
  • Explora el reto, problema o necesidad, es decir, construye un mapa mental que muestre las cosas que crees que sabes sobre el reto.
  • Pregúntate, ¿Qué cosas necesitamos entender mejor para resolverlo?
  • Realiza una serie de entrevistas con usuarios o consumidores para comprobar si tus hipótesis son acertadas o tienes que replantearlas.

 

 

2) DEFINIR

 

  • Vuelca toda la información que has ido recaudando ya sea en un documento o en Post-Its. Estos últimos son muy prácticos porque te ayudan de forma visual a categorizar la información.
  • Agrupa la información según distintas categorías, busca relaciones entre ellas y encuentra los POINT’S.
  • Detecta y selecciona insights.
  • Construye 1 o 2 personas que represente y resuman los resultados del análisis desde la perspectiva del usuario.

 

En esta etapa del proceso deberías tener un Brief renovado, que clarifique o detalle el reto del brief inicial o lo contradiga.

 

 

3) DESARROLLAR

 

  • A partir del los insights, desarrolla la pregunta “Cómo podríamos…” Con esto podremos visualizar una respuesta tangible de lo que ha de hacerse o resolverse dentro del área de acción.
  • Cuando ya sabes cual es el desafío real a resolver, empieza a idear, es decir, generar, desarrollar y comunicar ideas con una mente abierta y flexible a las distintas posibilidades y opciones.
  • Anota todo.
  • Cantidad es mejor que calidad
  • Se visual y no solo textual, es decir, dibuja, bocetea, raya.
  • Evalúa las ideas y selecciona las mejores o más viables.

 

En esta fase deberás obtener un grupo de ideas que querrás prototipar y testear más adelante, para así encontrar la mejor respuesta o solución a tu reto inicial.

 

 

4) IMPLEMENTAR

 

  • Ya teniendo ese grupo de ideas o soluciones potenciales, evalúa aquella que consideres la “definitiva” y la manera en que debería ser implementada o ejecutada.
  • Construye o prototipa esa idea.
  • Pruébala o testéala con usuarios y analiza los resultados.
  • Repite el proceso.

 

En esta fase se busca obtener el producto/prototipo más viable. Se busca como resultado una propuesta lo suficientemente sólida que resuelva el problema o que responda a la interrogante inicial.

 

Por último, no olvides lo importante que es educar y mostrar el gran valor que tienen las fases previas al diseño o “resultado final”, ya que como les dije antes, al diseñar debemos de cumplir con un objetivo y llenar con una necesidad.

 

¿Tienes alguna duda respecto a las metodologías dentro del proceso de diseño que he comentado en este post? Déjame un comentario aquí debajo que estaré encantada de responderte.

 

Comparte!

gaby@oinkmygod.com

Gaby, Catira, Chama, Ga... así me llaman. Soy diseñadora gráfica en Oink My God, amante de las plantas, las patatas fritas y el aguacate. En mis ratos libres ilustro y, si pudiera, reencarnaría en una medusa.

2 Comments

Post a Comment