Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filter by Categories
Analítica Web
Blogging
Comunicación
Diseño
Email Marketing
Entrevistas
Growth Hacking
Guest Post
Inbound Marketing
Infografía
Marketing Online
Miscellaneous
Oink my God
Recursos
SEM
SEO
Social Media
Top Oink Ad
Uncategorized
Top
elementos videos instagram

Elementos que ha de tener un vídeo en Instagram para petarlo

Comparte!

Lo sé. Estáis hasta las mismísimas gónadas de que os vayan ametrallando con el tema de las stories de Instagram, los vídeos de Instagram, los directos de Instagram… y lo que venga. Pero paraos a pensar un momento porque todo tiene una causa. Sí, incluso Justin Bieber tiene un motivo de existencia en este mundo aunque muchos lo consideren el arma de destrucción masiva que Donald Trump siempre deseó.

 

Y es que Instagram… lo está petando. Más concretamente: los vídeos en Instagram lo están petando. Y aún más “croquetamente”: los vídeos de las stories de Instagram lo están petando.

 

Elementos que ha de tener un vídeo en Instagram

Imagen de la mano sosteniendo un móvil y haciendo un vídeo hecha por Yulia Grigoryeva para Shutterstock

 

 

¿Por qué usar vídeo en Instagram? Algunos números

 

Antes de repasar números vamos a dejar una cosa clara: Instagram es esencialmente una red social de imágenes y fotos y es el contenido más habitual en los feeds de noticias.

 

foto vs video instagram

Fuente: Estudio realizado por newswhip.com con los 10 publicadores más activos en Instagram

 

Sin embargo, desde junio de 2013, que fue cuando se abrió la red al contenido en movimiento, hemos ido viendo cómo el vídeo se ha ido colgando algunas medallitas.

 

La primera en la frente. El mismo día que Instagram abrió sus dominios a los 25 fotogramas por segundo se subieron la friolera de 5 millones de vídeos.

 

Desde entonces, el tiempo de consumo de vídeos en Instagram ha aumentado en un 80% cada año.

 

El número de vídeos de 2016 a 2017 se ha cuadruplicado.

 

Y, aunque obviamente hay más fotos que vídeos, el número de comentarios en vídeo es mayor que el de las fotos en términos absolutos.

 

video feed story instagram

Fuente: Estudio realizado por newswhip.com con los 10 publicadores más activos en Instagram

 

Con todos estos datos en la mano podemos concluir que, aunque Instagram sea en esencia una red social de imágenes, la gente recibe de buen grado los vídeos y responde de mejor manera. Así que esta tendencia podría dar lugar en el futuro a fenómenos realmente interesantes.

 

 

Vídeo post vs Stories. ¿Cuál me conviene más?

 

Vale, chachi. Está claro que hay que crear una estrategia de Instagram basada en vídeos. Pero oye, no hay muchas pelas, así que lo del Instagram Ads casi que no. Tiramos por la vía del orgánico.

 

Bien. En esta tesitura tendríamos dos posibilidades que a estas alturas debemos conocer más que de sobras. Una es la de publicar un vídeo en nuestro feed de noticias de Instagram y la otra es publicar un vídeo como story.

 

Hay diferencias fundamentales en cada uno de estos tipos de publicaciones en Instagram. Las que más nos deberían interesar son las siguientes:

 

  • Formato: El vídeo en feed de Instagram tiene un formato cuadrado mientras que el story tiene formato rectangular vertical.

 

  • Visionado: El vídeo en feed de Instagram ocupa una parte de la pantalla mientras que el texto dedicado tiene su área específica sin invadir la imagen. El story se ve a pantalla completa y los elementos que se integren como texto o animaciones invade el área de visionado.

 

  • Persistencia: El vídeo en feed de Instagram permanecerá en tu feed el mismo tiempo que cualquier otra publicación. Esto es, hasta que te de la gana de borrarlo. El story desaparece a las 24h.

 

  • Interacción: El vídeo en Instagram promueve el engagement tradicional (likes y comentarios públicos) mientras que el story se da más a la interacción mediante mensajes privados.

 

  • Audiencia: El vídeo en feed de Instagram llega a una audiencia más amplia en más tiempo mientras que el story llega de manera más inmediata a una audiencia más reducida.

 

  • Ventajas: El vídeo en feed de Instagram tiene además las ventajas tanto de usar hashtags (con lo que aparecerá en las sugerencias de usuarios que siguen el hashtag) como de aparecer en la sección de publicaciones recomendadas.

 

A grosso modo, podríamos decir que el vídeo como publicación de Instagram va a servir para que la gente te descubra mientras que el vídeo en la story será complementario, para aquella gente que ya te sigue o te conoce y promover su fidelización e interacción a un plano más directo.

 

video feed story instagram

 

Ahora sí. ¿Qué elementos ha de tener un vídeo en Instagram para triunfar?

 

Ya sabemos lo que diferencia a un vídeo en un post o story, los objetivos que se consiguen y cuándo usar uno u otro. Es hora de arremangarnos y pringarnos hasta las cejas con nuestros vídeos.

 

Primero de todo, y que quede claro: no penséis que hay una receta mágica para esto.

 

Es más, por mucho que sigáis los consejos que os daré, si luego el contenido del vídeo es un chusco, no lo va a ver ni el tato. Aquí la creatividad, el talento, la rebeldía y la originalidad son los que os van a dar las mayores alegrías. Dicho de otro modo: yo os puedo enseñar a usar el procesador de textos para que quede niquelado pero eso no os hará novelistas de best sellers.

 

Dicho lo cual, es hora de: let’s go!

 

 

1. Los primeros tres segundos son primordiales

 

Sí, lo has leído bien. Tan solo tres segundos. Esta es la cantidad total de segundos que Instagram considera mínimos para contar como un visionado. No parece una cantidad exageradamente corta si tenemos en cuenta que en las stories tenemos menos de 15 segundos para explicar nuestro mensaje.

 

Si nuestro cerebro es capaz de decidir si queremos ver más vídeo o no después de 3 segundos, hemos de ser capaces de “hackearlo”, de atraer la atención con un título de impacto, una primera imagen demoledora, una afirmación transgresora, una verdad incómoda, un sentimiento potente… algo que incite al cerebro a decir “deja lo que tengas entre manos y sigue viéndolo”. El objetivo es que las huellas dactilares de la audiencia se mantengan en el marco del Smartphone.

 

 

2. Proyecta tus valores de empresa

 

Cuando a la gente le hablas de storytelling se queda en la parte de “contar historias” y deja en la cuneta la parte de más chicha, que es la sintetización de la esencia de tu empresa en esas historias. Eso requiere un intenso trabajo previo para definirla.

 

Basándonos en ese trabajo previo, crearemos las historias enfatizando:

 

  • Nuestros valores positivos
  • El viaje personal para conseguirlos

 

En realidad, casi habría que invertir el orden de estos elementos ya que uno es consecuencia del otro.

 

 

3. Cuenta historias que emocionen e impulsen a la acción

 

Mirad, podemos hablar de números, llenar esto de gráficos, esperar una conjunción astral o que Iniesta cuente un chiste gracioso. Nada de eso llegará a la zona de nuestro cerebro que nos dice:

 

 

Tendrás que conocer a tu audiencia, amigo. Solo así sabrás lo que le emociona y disparar ese estado con tus vídeos. Es trabajo duro, de picar piedra. De ir ofreciendo contenido de valor a cambio de cachitos de información que poco a poco conformarán el puzzle de la personalidad de tu audiencia.

 

Cuando tengas información suficiente, es cuestión de ir a la yugular sin compasión. De hacer un vídeo de esa temática usando todos los recursos posibles, técnicos y narrativos. Que al final del vídeo la audiencia no tenga más remedio que aplaudirte hasta con las palmas de los pies. O con las orejas.

 

 

4. Incita a crear relaciones

 

Instagram es ahora la reina de las Redes Sociales. Pero sin una base de seguidores de calidad vas a carecer de algunos de los beneficios que Instagram ofrece a las cuentas con un número de seguidores mínimo. Y por otra parte, tener seguidores de calidad implica que hay gente interesada en tu contenido y a la que se le puede aplicar alguna estrategia o campaña de marketing.

 

Por eso mismo hay que tener en cuenta algunos factores.

 

  • Olvídate del follow4follow. No, en serio. ¡Pero ya! Si hace falta ponte en el escritorio una foto de Carmen de Mairena en cuya base ponga “Con amor, follow4follow” para asociar los conceptos. ¿De qué nos sirve una cifra de seguidores no fiables? ¿O tener 20.000 seguidores y ni un mísero like?

 

  • Haz preguntas en tus vídeos. Incita a la participación y además obtendrás información de tus seguidores.

 

 

5. Intenta que tu audiencia se identifique

 

Instagram se ha especializado mucho en las dos vertientes. La de “Mira esa persona qué vida de ensueño lleva. Cómo me gustaría ser como ella” (lo que comúnmente se llama postureo puro y duro) y la de “Esta persona es alguien como yo, con problemas similares que ha ido resolviendo y ahora me ofrece soluciones. ¡La amo!

 

Vale sí, he adornado aposta la segunda opción pero es que es la que nos interesa.

 

Para activar los mecanismos de identificación personal en un vídeo de Instagram podemos adoptar diferentes estrategias.

 

  • Explicar cómo resolvimos situaciones personales.
  • Explicar soluciones a crisis de algún tipo.
  • Mostrar nuestros fallos y lo que aprendemos de ellos.
  • Mostrarnos normal, sin ningún tipo de afectaciones artificiales por salir en el vídeo.

 

Ojo… insistimos en que todo ha de revolotear entorno a los valores de nuestra empresa y a las necesidades de nuestra audiencia. ¡No lo olvidemos!

 

 

6. Procura que el vídeo suponga una experiencia

 

La gente que va a Instagram en realidad lo hace porque necesita droga dura cerebral por vía ocular. “Oh, mira qué guay ese bolso. Iría genial con mi…”, “Wow lo que hace este tío con una bici ‘PN’ es alucinante. Y no está mal de precio…”. En definitiva es un “YO QUIERO, YO PUEDO” (casi como casarse).

 

El estado del individuo antes de ver el vídeo en Instagram y después es diferente. Puede haber entrado en Instagram por mil motivos diferentes pero, cuando sale, acaba de experimentar algo que le hace tomar decisiones.

 

Es por ello que nuestros vídeos tienen que ser útiles. Tienen que proporcionar esa experiencia, ese viaje interno que, una vez concluido, aporte algo a la audiencia que antes no tenía. Puede ser una solución a un problema, una idea, satisfacción de curiosidad, lo que sea…

 

Cualquier acción va a suponer un paso más en el viaje de quien vea el vídeo. Y la consecuencia será nuestro mejor posicionamiento, aumento de seniority, captación como fuente de información fiable o una venta.

 

 

7. Usa diferentes recursos narrativos

 

Vale, no vamos a ir de Spielberg por la vida y creernos que somos los namber juan creando películas. Pero sí que a nuestro nivel podemos hacer uso de diferentes recursos narrativos que nos van a ayudar a transmitir emociones y que el usuario viaje con nosotros (si quiere gozar).

 

 

Aquí tienes la lista de algunos recursos. Algunos muy utilizados. Otros menos. Por supuesto no están todos. Como hemos comentado antes, da rienda suelta a tus sueños más locos.

 

  • Humor: ja, ja, ja (tampoco hace falta decir mucho)
  • Drama: snif, snif (claro, ¿no?)
  • Costumbrismo: Situaciones cotidianas de un día a día en la vida de…
  • Silencio: Un silencio bien puesto puede decir mucho.
  • Mímica

 

Antes de recurrir a alguno de estos recursos narrativos tendrás que tener en cuenta el efecto que producen y el efecto que tú quieres producir (cosas muy diferentes). Piensa que al final de todo; lo que importa, el objetivo final de nuestro vídeo en Instagram es provocar una reacción en el usuario (vender, vamos).

 

Si nos propasamos mucho corremos el riesgo de que la gente comente nuestra story de Instagram como “el vídeo del loro que canta ‘torito bravo’ palmeando con las alas” en vez de “el último vídeo de XXX con su loro” (entiéndase XXX como la persona, marca, objeto, etc. que queremos potenciar).

 

 

8. Copia a los líderes

 

Por último, tenemos la táctica que no falla nunca. Normalmente todos empezamos por aquí. Cuando no hay ideas ni experiencia y lo único que queda es un nubarrón negro que se desplaza contigo allá donde vayas, siempre queda mirar lo que le funciona a los demás.

 

No hay que avergonzarse de nada por copiar ideas. Dejemos de ser hipócritas en este sentido. Cuando se dice de alguien que “crea escuela” es un eufemismo barato para decir que todo dios le copia como si fuera el último día en la tierra.

 

No te sientes cómod@. Lo sé… pues llámalo ‘inspiración’ si lo prefieres. ‘Homenaje’, ‘influencia’, ‘tendencia’… con el paso de los años nos hemos espabilado para acuñar expresiones que no quieren decir más que una cosa. La evolución comienza siempre con una copia de algo que creemos que funciona. Y no es malo. Es nuestro punto de partida hacia algo nuevo.

 

Será también tu punto de partida para crear un estilo propio. De la misma manera que también has creado una marca personal, tu estilo de hacer vídeos te va a definir y va a ser en gran medida lo que hará que tu cuenta de seguidores de Instagram aumente.

 

 

Resumiendo

 

Instagram va a pedir que dejes un cachito de ti a cambio de obtener un beneficio. Para conseguir tus objetivos vas a tener que trabajar antes en cuestiones como “Quién soy”, “Quién quiero ser”, “Qué quiero transmitir”. En efecto… se parece mucho a la misión, visión y valores de tu proyecto. Sí, yo también pensaba que era inútil… pero no.

 

No es el único trabajo previo ya que necesitarás un trabajo exhaustivo sobre la gente a la que quieres atraer. Y sobre esos dos pilares podrás disponer de dos formas de comunicarte con vídeos de Instagram, ya sea en un post del feed como en una story.

 

A partir de ahí, se trata de explorar con los diferentes elementos que te hemos planteado con la finalidad de crear una experiencia única para el usuario y, en último fin, una consecuencia que puede ser una interacción, un paso más en el funnel, la creación de un embajador de marca, etc…

 

Espero que el artículo os haya servido para convenceros del uso de vídeos en Instagram y en Redes Sociales en general. Cualquier duda estaré encantado de resolverla. ¡Videomarketeros, hasta la próxima!

Comparte!

zapa@streamyng.com

Zapa (Carlos Zapater) es diplomado en Magisterio por la UB y licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universitat Pompeu Fabra. Ha trabajado en empresas de postproducción audiovisual de renombre europeo como Filmtel/Infinia y en el departamento de Marketing de Zyncro antes de abrir Streamyng, su propia consultoría audiovisual.

4 Comments
  • Fabio A. Sánchez
    mayo 9, 2019 at 5:23 pm

    Gracias por estos elementos sugeridos en el post! Con ello, evidenciamos el poder que adquiere la implementación de videos en Instagram, ya que se convierten en un recurso destacado que atrae la atención de los usuarios, y que además sirve para hacer crecer la audiencia en esta red social. Habrá personas quienes prefieran hacer los videos post más elaborados, como otros se inclinarán más por las story algo más espontáneo, pero de todos modos convienen, pues generan bastante interacción , que es lo que busca Instagram. Un gran saludo!

  • Triquels
    mayo 18, 2019 at 9:22 am

    ¡Gran post! A nosotras el vídeo en Instagram nos está funcionando mucho mejor que las publicaciones de fotos o imágenes. Quizás añadiríamos algo muy importante a contar en los vídeos y que se suele dejar apartado: el por qué. Por qué estamos haciendo lo que hacemos. Es una forma genial de empatizar con la gente 🙂

Post a Comment