fbpx
mayo 2, 2022 Alicia Zunzunegui

Mejorar el ROI en email marketing debería ser uno de los objetivos principales dentro de cualquier estrategia de email marketing, ya que esto supone incrementar la rentabilidad de nuestros envíos y conseguir, por lo tanto, mayores beneficios.

 

En este artículo vamos a contarte qué es el ROI en email marketing, cómo calcularlo y qué puedes hacer para mejorar esta métrica. ¿Nos acompañas?

 

mejorar roi email marketing

 

¿Qué es el ROI en email marketing?

 

El ROI o retorno de la inversión en email marketing es la métrica que nos indica los ingresos que hemos obtenido o que tenemos previsto obtener por cada euro invertido.

 

Según varios estudios, el ROI en email marketing es el más alto de entre todos los canales de marketing digital.

 

De media, se sitúa alrededor de 42, ¡pero puede llegar incluso a superar los 50 euros por euro invertido en algunos sectores como el del turismo!

 

Si quieres saber más sobre las estadísticas de ROI medio en los diferentes sectores, te recomendamos que le eches un vistazo a estos estudios de DMA y Litmus.

 

 

¿Cómo calcular el ROI en email marketing?

 

via GIPHY

 

La fórmula para conocer el ROI es: ROI= (ingresos – inversión) / inversión.

 

Pero, en el caso concreto del ROI en email marketing, ¿cuál es la inversión y cuál es el beneficio?

 

¿Cómo calcular la inversión en email marketing?

 

La inversión sería básicamente el coste de nuestra herramienta de email marketing y, en el caso de tener a una persona contratada para realizar las tareas de email marketing, el gasto que nos supone pagar el sueldo de esta persona.

 

Si tenemos una persona contratada, pero también realiza otras tareas de marketing en general, habría que calcular qué porcentaje de su tiempo destina al email marketing y, por lo tanto, qué porcentaje de su sueldo se puede atribuir a este canal.

 

También puede darse el caso de que tengamos externalizada la gestión del email marketing con una agencia, aunque si es así, seguramente en la tarifa ya estará incluido el precio de la herramienta.

 

Por lo tanto, resumiendo:

 

  • Si gestionas tú mismo el email marketing

Si gestionas tu propio email marketing, la inversión sería solo la herramienta de envío.

 

Este gasto dependerá principalmente de la herramienta que utilices y del número de suscriptores, pero pongamos, por ejemplo, que son 50 euros mensuales.

 

  • Si tienes a un empleado que gestiona el email marketing

Si tienes a una persona contratada, la inversión es el sueldo total o parcial del trabajador más el coste de la herramienta de envío.

 

Pongamos el sueldo de esa persona te supone un gasto de 2000 euros al mes y que dedica una cuarta parte de su jornada laboral al email marketing, Serían 500 euros, más 50 euros de la herramienta de envíos, serían 550 euros.

 

  • Si tienes contratada una agencia para gestionar tu email marketing

Si tienes una agencia contratada para que gestione tus campañas de email marketing, la inversión es la tarifa de la agencia.

 

Pongamos que la agencia cobra una cuota de 600 euros al mes y que la herramienta ya está incluida.

 

 

¿Cómo calcular los ingresos en email marketing?

 

via GIPHY

 

Los ingresos atribuibles al email marketing se calculan de forma diferente según el tipo de negocio.

 

Si lo que vendes son productos o servicios puntuales, será más sencillo de calcular, pero si por ejemplo vendes una suscripción, tendrás que tener en cuenta el Life Time Value (LTV) medio de tus clientes.

 

Por otro lado, cuando hablamos de un customer journey más largo, es posible que tus emails hayan influido en la decisión de compra, aunque finalmente la venta se acabe realizando por otra vía.

 

Esto nos plantea el reto de tener en cuenta las aperturas y los clics de tus emails a la hora de calcular el ROI. Para ello, deberás asignar un valor económico a cada una de estas acciones.

 

 

Ejemplo de cómo calcular el ROI en email marketing

 

Siguiendo el ejemplo anterior, pongamos que nuestro email marketing lo gestiona una agencia que nos cobra una cuota 600 euros al mes y que vendemos una suscripción mensual de 60 euros al mes.

 

Imaginemos que nuestros clientes pasan de media cuatro años con nosotros, por lo tanto, su Life Time Value serían 60 euros x 48 meses = 2880 euros. Si cada mes cerramos diez ventas gracias al email marketing, serían 28800 euros de ingresos totales.

 

En este caso, el ROI sería (28800 – 600)/600 = 47.

 

Esto significa que, por cada euro invertido en email marketing, obtendremos 47 euros.

 

No está nada mal, ¿no?

 

 

¿Cómo mejorar el ROI en email marketing?

 

1. Segmenta y personaliza tus envíos

Personalizar en email marketing significa enviar información que se adapte a las necesidades, preferencias y gustos de tus suscriptores.

 

Para poder enviar campañas personalizadas, necesitas tener información precisa y actualizada de tus suscriptores. Pero, ¿cómo conseguir esa información?

 

A continuación, te damos algunas ideas:

  • Datos sobre la última compra. Algunos datos como la ubicación (en el caso de tiendas físicas), el tipo de producto comprado o el gasto realizado pueden darte pistas sobre intereses y hábitos de compra de tus clientes.

 

  • Formularios. Aprovecha los formularios de suscripción a tu newsletter o de registro en tu web para obtener los datos de tus clientes potenciales que sean más relevantes para tu negocio.

 

  • Centros de preferencias. Habilita una página dentro de tu web donde los usuarios puedan especificar sus intereses y marcar el tipo de comunicaciones que quieren recibir y con qué periodicidad.

 

  • Captura de datos multi-canal. Identifica las interacciones de tus clientes y potenciales clientes en los diferentes canales de tu negocio: email, blog, página web, redes sociales…

 

  • Campañas de actualización de datos. Envía una campaña en la que invites a tus suscriptores a actualizar su información a cambio de alguna ventaja o beneficio, como por ejemplo un cupón de descuento.

 

  • Campañas categorizadas. Lanza una campaña con apartados diferenciados para saber en qué grupo se encuentra tu suscriptor. El ejemplo más claro el típico email de una tienda de ropa con dos botones o llamadas a la acción: “Hombre” y “Mujer”.

 

 

2. Mejora tu entregabilidad

 

La entregabilidad es la capacidad que tiene una campaña de email de alcanzar la bandeja de entrada de los destinatarios, y no acabar en otras carpetas, como la de spam.

 

Esto no solo depende del remitente de los envíos, sino también del proveedor del servicio de email marketing, de ahí la importancia de elegir un proveedor de confianza.

 

Además, para mejorar tu entregabilidad, te recomendamos seguir estos pasos:

  • Pide a tus suscriptores que te añadan a su libreta de direcciones.

 

  • Actualiza tus listas con información útil de tus suscriptores.

 

  • Autentifica tu dominio.

 

  • Nunca compres listas de emails.

 

  • Gestiona las expectativas de los suscriptores.

 

  • Utiliza el doble opt-in.

 

  • Utiliza código HTML limpio o una buena plantilla.

 

  • Envía contenido de calidad.

 

  • Establece la frecuencia adecuada.

 

  • Haz campañas de reengagement para reactivar a los suscriptores inactivos.

 

  • Añade el botón para darse de baja en un lugar visible.

 

3. Haz pruebas a tus campañas antes de enviar

 

via GIPHY

 

Si quieres mejorar el ROI de tus campañas de email, debes asegurarte de que está todo perfecto antes de enviar.

 

Estas son las pruebas que sí o sí deberías hacer a tus campañas para testearlas:

  • Previsualización instantánea: previsualiza tu campaña conforme la vas creando para asegurarte que está quedando como tú quieres.

 

  • Previsualización por email: envíate una previsualización por email para comprobar cómo se verá tu campaña en tu propio correo.

 

  • Verificación de enlaces: asegúrate de que no hay ningún enlace roto en tu email.

 

  • Análisis anti spam: comprueba las palabras que podrían ser detectadas como spam y cámbialas por otras más seguras.

 

  • Envío real: haz un envío real a una lista interna.

 

 

4. Verifica tus listas de emails

 

Enviar emails a direcciones que no existen es tirar el dinero.

 

Por el contrario, una lista de contactos con correos válidos y reales es una lista rentable.

 

Por este motivo, si lo que quieres es mejorar el ROI de tus envíos, necesitas verificar tus listas de emails.

 

Además del beneficio puramente económico, verificar tus listas te permite mejorar tu reputación como remitente y, por lo tanto, tener menos posibilidades de ir a parar a la bandeja de spam.

 

5. Revisa las estadísticas

 

via GIPHY

 

Revisar y entender la información que te ofrecen las estadísticas de tu herramienta de email marketing te permitirá saber qué tal están funcionando tus campañas y qué aspectos se podrían mejorar.

 

Pero, ¿cuáles son las métricas que influyen más directamente en el ROI de tu email marketing?

 

  • Enviados: es el número de correos que has enviado desde tu plataforma de email marketing.

 

  • Entregados: es el número de correos que has enviado y que no han sido rechazados por el servidor de correo de los destinatarios.

 

  • Retornos permanentes: son los emails que se rechazan de forma permanente, ya sea porque no existen o porque te han bloqueado como remitente.

 

  • Retornos temporales: son emails rechazados por el servidor de destino de manera temporal. Suele ser porque el buzón del suscriptor está lleno, porque tiene activado el “fuera de oficina” o porque el tamaño del email es demasiado grande.

 

  • Quejas por spam (complaints): es el número de personas que han indicado que tu campaña de email es correo no deseado.

 

  • Bajas: son las personas que deciden darse de baja de tu lista para no volver a recibir tus emails.

 

  • Tasa de retención: indica el porcentaje de contactos que se quedaron en tu lista tras un envío, una vez descartados los retornos, bajas y quejas por spam.

 

  • Aperturas únicas: es el número de personas que abrieron tu email.

 

  • Tasa de aperturas: es el porcentaje que indica cuántas de las personas que recibieron tu email, lo abrieron.

 

  • Clics únicos: es el número de personas que hicieron clic, al menos, en un enlace de tu email.

 

  • Tasa de clics (CTR): es el porcentaje que nos dice cuántas personas, de las que recibieron tu email, hicieron clic en él.

 

  • Tasa de clics tras aperturas (CTOR): es el porcentaje que nos dice cuántas personas, de las que abrieron tu email, hicieron clic en él.

 

 

6. Escribe asuntos atractivos

 

Tres segundos es el tiempo que tienes para captar la atención del usuario y que decida abrir tu correo.

 

¿Vas a malgastarlos yéndote por las ramas? ¡Nunca! Los asuntos deben ser breves (sobre los 40 caracteres) e ir directos al grano.

 

Además, es buena idea incluir gatillos mentales o disparadores para provocar el clic.

 

Si necesitas inspiración, aquí te dejamos 5 tipos de asuntos que funcionan:

 

  • Los que incluyen números

Ejemplo: “10 consejos para encontrar la casa de tus sueños”

 

  • Los que tienen formato de pregunta

Ejemplo: “¿Cómo perder peso sin hacer dieta en menos de 3 meses?”

 

  • Los que utilizan la persuasión

Ejemplo: “Último día para conseguir tus entradas al 50%”

 

  • Los que son muy personalizados

Ejemplo: “[Nombre], 7 ideas para canjear tus 320 puntos hoy”

 

  • Los que despiertan la curiosidad

Ejemplo: “No te vas a creer lo que nos acaba de pasar”

 

7. Incluye llamadas a la acción

 

via GIPHY

 

Los CTA (call to action), o llamadas a la acción, guían al destinatario para cumplir con el objetivo del envío, ya sea realizar una compra, completar un formulario, responder al email o compartir algo en redes sociales, por mencionar algunos ejemplos.

 

Para que sean efectivos, los CTA deben ser claros, concisos e inequívocos.

 

También es importante colocarlos en un lugar destacado del email, o incluso distribuidos a lo largo del mismo, pero siempre buscando que el usuario complete una única acción. Recuerda 1 envío = 1 objetivo.

 

Si quieres saber más, aquí te dejamos 10 trucos para mejorar tus llamadas a la acción.

 

 

8. Crea emails con diseño responsive 

 

Depende mucho del sector y del tipo de negocio, pero en la mayoría de los casos, ya hace años que los emails se leen más en el móvil que en el ordenador.

 

Esto significa que tus diseños deben verse perfectamente en cualquier tipo de dispositivo, ya sea móvil, tablet o PC.

 

Esto puedes conseguirlo fácilmente utilizando una herramienta de envío que ofrezca plantillas prediseñadas 100% responsive.

 

Conclusión

 

Como has visto a lo largo de este artículo, mejorar el ROI en email marketing no es una tarea sencilla, ya que depende de muchos factores y son muchos los aspectos que debes tener en cuenta.

 

Sin embargo, esperamos haberte ayudado con esta lista a aportar un poco de claridad para que puedas empezar a mejorar tu estrategia de email marketing y acercarte un poco más a alcanzar los resultados deseados.

 

Para más información y recursos gratuitos sobre email marketing, te invitamos a visitarnos en el blog de Acrelia News.

ACCEDE A
NUESTROS RECURSOS

¡CONVIÉRTETE EN UN CRACK DEL MARKETING ONLINE!

Consigue la MEGA GUÍA con 37 estrategias TOP
para aumentar tu lista de suscriptores POR LA CARA

    2 Comentarios

    1. Buena info, post muy completo. Enhorabuena!

      1. Alicia Zunzunegui dice:

        ¡Muchas gracias, Marco! Me alegro de que te haya gustado el post 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    TE AYUDAMOS
    CON TU
    COMUNICACIÓN