Top
Qué es el Growth Driven Design

Growth Driven Design, el diseño web orientado a resultados

 

¿Qué es el Growth Driven Design (GDD)?

 

Imagínate que tu web ha quedado obsoleta, quieres renovarla y encargas el proyecto a diseñadores y desarrolladores. Estos profesionales te pasan propuestas diferentes, diseños de estructura, visuales… Luego redactas el texto, elijes imágenes… ¿Cuándo das por finalizado el proceso?

 

Si hablamos de una renovación web que pretenda obtener los mejores resultados de marketing online, la respuesta debería ser NUNCA.

 

Los procesos de diseño web tradicionales implican fases muy cargantes pero finitas relacionadas con elementos de la estructura, creación de contenido, desarrollo y similares.

 

En cambio, con el Growth Driven Design (GDD) un sitio web se desarrolla y se gestiona como el producto que merece ser.

 

¿Qué queremos decir con esto?

 

Pues que en lugar de esperar meses a que la estructura de tu web esté terminada podrías lanzarla tan pronto como los elementos más esenciales que quieres incorporar estuvieran a punto.

 

En este artículo te detallamos este tema: ‘Qué es el Growth Driven design o diseño que promueve el crecimiento’.

 

Qué es el Growth Driven Design y por qué lo necesitas

 

El resto de componentes se van incluyendo a modo de lanzamientos iterativos. Esto convierte el Growth Driven Design en una metodología de diseño web mucho más ágil y acorde con tus prioridades de negocio que deben ir de la mano con las demandas de tu público objetivo.

 

Cuando una web nunca se da por concluida significa que estás constantemente abierto a introducir cambios en función del comportamiento de tu sector y de tu público.

 

Establecer una presencia online apegada a una estructura que no da margen de maniobra para incorporar modificaciones, obstaculiza que tus visitantes solucionen las demandas que buscan en tu sitio.

 

De este modo, cuando tu web forma parte de un proceso de renovación continua e incremental, como el Growth Driven Design, te aseguras de que puedes responder a las necesidades de tus usuarios y clientes a medida que sus peticiones evolucionan y progresan en el tiempo.

 

Con este procedimiento puedes ir construyendo tu web en función de lo que has ido aprendiendo (muchas veces será a través de prueba y error) y mejorar tu sitio en consecuencia para tenerla optimizada constantemente. Lee más sobre esto aquí: ‘El ciclo de mejora continua del Growth Driven Design’.

 

Qué es el Growth Driven Design

 

¿Por qué deberías pasarte al Growth Driven Design?

 

Mantener tu sitio actualizado de acuerdo con tus prioridades de negocio es sólo el comienzo del Growth Driven Design. Hay que poner los cimientos básicos del diseño de tu web, construirlos y experimentar con ellos. Todo esto tiene sus ventajas:

 

 

El GDD te permite hacer ajustes sin tener que cambiar la web entera

 

Con la metodología del Growth Driven Design, puedes trabajar el sitio sección por sección y evitar, cada dos años, tener que hacer una renovación completa de tu web con los costes que esto genera.

 

Esto también elimina el riesgo de cambiar elementos que, a lo mejor, no necesitarían ser mejorados o descuidar componentes que requieren urgentemente una atención.

 

 

Actualización de tu sitio en tiempo real

 

El Growth Driven Design te permite revisar las secciones de tu sitio de forma fragmentada, para que puedas mostrar a tu público los últimos cambios introducidos sin que tenga que esperar a que todo el sitio entero esté listo.

 

Estos pequeños cambios te dan la opción de que pruebes sus funcionalidades y su rendimiento, tanto de forma independiente como de forma conjunta con el resto del sitio web.

 

En el caso de que sea necesario hacer cualquier optimización para mejorar la conversión, podrías revisar la sección en concreto hasta que esté preparada para integrarla en el sitio sin que tengas que preocuparte de rediseñar toda la web entera.

 

El Growth Driven Design es, pues, la metodología que propone que tu sitio web esté permanentemente en construcción. Y, esto, no deja de ser un reto. Con este procedimiento te aseguras de que focalizas el rendimiento de tu web hacia unos objetivos específicos y que la atención de estos objetivos vaya en la dirección correcta.

 

Además, cuando una web se encuentra en constante revisión no está limitada a las diferenciaciones tradicionales entre subdisciplinas, como branding, optimización de conversiones, desarrollo, creación de contenido, medición de la experiencia de usuario

 

El Growth Driven Design es un proceso holístico que lo tiene todo en cuenta.

 

Por ejemplo: el contenido de la página de inicio podría ser eficaz como punto de entrada de visitantes para dirigirlos al embudo de conversión mientras que las páginas de contenido actualizadas podrían expresar, de manera concisa, lo último de tu sector, logros y línea de soluciones de tu negocio. Todo esto debería estar optimizado mediante palabras clave y un contenido interno adecuado a las distintas etapas del embudo de ventas.

 

Para optimizar el rendimiento de tu sitio web necesitas establecer una lista de prioridades junto con las métricas adecuadas para que puedas ver y analizar de manera más fácil dónde tienes las oportunidades de mejora y conseguir la máxima funcionalidad de tu web, incluso durante la fase de construcción.

Qué es el Growth Driven Design y para que sirve

 

Hay muchos factores que puedes tener en cuenta en tu lista de prioridades para el Growth Driven Design. Por ejemplo:

 

  • ¿Estás facilitando la conversión de los visitantes de tu sitio web que aún no son clientes?
  • ¿Tu web es intuitiva y en ella se puede navegar fácilmente?
  • ¿Las páginas son claras, simples y visualmente agradables?
  • ¿Satisface las necesidades de los usuarios móviles?
  • ¿Tu sitio apoya una experiencia personalizada de acuerdo con el perfil de tu público y ofreces el contenido adecuado para satisfacer los intereses de tus visitantes?

 

En este sentido, la mejor parte del Growth Driven Design es que puedes refinar el sitio para impulsar el negocio en la dirección que deseas ir, en lugar de desarrollar tu negocio e implementar los cambios necesarios a tu sitio web años más tarde.

 

Con el GDD, puedes evolucionar y progresar simultáneamente, refinando, revisando, renovando y examinando tus opciones de una manera metódica y sostenible.

 

Si detectas una oportunidad en la web que ayer no estaba en tus perspectivas de negocio, esta misma oportunidad puede estar lista al momento para avanzarte a las necesidades de tus visitantes o clientes.

 

Del mismo modo, un diseño que hace un año era considerado fresco y a la “moda” podría necesitar nuevos cambios. Con el GDD, hacer este tipo de cambios sobre la marcha no sólo es posible sino que es lo que se espera de esta metodología. Porque el Growth Driven Design se mueve hacia adelante.

 

¿Quieres saber más? ‘Estrategia, el primer paso del Growth Driven Design’.

 

 

jnavarrete@inboundemotion.com

CEO de la agencia nativa de Inbound Marketing Inbound Emotion. Está en el mundo online desde los tiempos de la web 1.0 y ha vivido la (r)evolución del mundo digital. Curioso, cinéfilo y amante de la novedad, no lo encontrarás nunca aburrido.

Sin Comentarios

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR