Top
Errores SEO a evitar cuando estrenas nueva web

Errores SEO a evitar cuando lanzas una nueva web

Como consultor veo habitualmente como, incluso antes de estrenar una nueva web, se producen errores de SEO que debes evitar a toda costa.

 

Estrenar una nueva web siempre implica alegría, impaciencia y, sobretodo, incertidumbre por el futuro de ésta. Esas emociones te pueden llevar a cometer errores que podrías evitar fácilmente. Hoy te traigo los más habituales y los consejos para que no caigas en ellos.

 

 

Los errores SEO que debes evitar cuando lanzas una web

10 cosas que no debes hacer cuando estrenas nueva web

 

1. Muchas fotos y poco texto

 

Están de moda las webs muy visuales: Fotos enormes, infografías, videos y más imágenes enormes. Eso está muy bien pero tiene que haber un equilibrio entre el contenido textual y el de multimedia, si no será imposible posicionar tu nueva web.

 

Para los buscadores, ver el contenido de una imagen o de un video es imposible, más allá de lo que ponga en su etiquetado Alt. Por eso es necesario que el buscador entienda que contenido ofreces para poderlo indexar.

 

 

2. Cambio de contenidos

 

Suele ocurrir que a última hora, quieras cambiar los contenidos de la web. La excusa suele estar relacionada con la inseguridad del último minuto. Si has trabajado correctamente los contenidos, si has trabajado el SEO, lo más sensato es esperar a ver que dicen los datos antes de hacer cambios.

 

Recuerda que cualquier cambio que hagas a ciegas será menos válido que el que has trabajado durante tanto tiempo.

 

 

3. No se bloquea la indexación a buscadores

 

Este suele ser un error muy habitual entre desarrolladores noveles. Aunque también entre desarrolladores no tan noveles con demasiadas cosas en la cabeza. Piensa que hasta no estar correctamente publicada tu web, puede haber muchos cambios.

 

Dejar que los buscadores empiecen a indexar tu web antes de publicarla solo hará que tengas problemas, por ejemplo de contenido duplicado, al indexar el mismo contenido desde diferentes URL’s, el definitivo y el de pruebas.

 

 

4. No se desbloquea la indexación a buscadores

 

Si el punto anterior puede ser de despiste, ya te digo que este problema ocurre siempre por despiste. Me he encontrado algún caso en el que la web llevaba publicada muchos meses y Google no la indexaba. Me rompía la cabeza pensando que podría ser, hasta que al final me di cuenta del problema: Seguía bloqueada.

 

Antes de publicar cualquier web, asegúrate de que Robots.txt está abierto para los buscadores.

 

 

5. Una restricción excesiva

 

Un exceso de celo por tu parte puede llevar a la web se indexe de forma parcial. No todo se ha de cerrar, ni todo se ha de dejar abierto a los robots. Se ha de estudiar muy bien qué y qué no será accesible.

 

Un exceso de celo disminuirá las posibilidades de aparecer en los buscadores y una filosofía de “puertas abiertas” abrirá las posibilidades de que tu web sea hackeada.

 

 

6. SEO antiguo o Black Hat SEO

 

No pretendo menospreciar a nadie, pero es evidente que nadie puede saber de todo y el SEO es muy amplio y complejo. Muchos desarrolladores creen que repitiendo muchas veces una palabra clave ya está hecho todo el Seo Onpage de una web y no es así.

 

Utilizar malas prácticas SEO, por impaciencia, o técnica de SEO no válidas te puede traer muchos problemas con los buscadores. No arriesgues y valida el SEO de tu web.

 

 

7. La misma web en diferentes dominios

 

Es muy habitual tener aparcados diferentes dominios en la misma IP, por eso hay que tener cuidado cuando se publique una web en asignarle su propio dominio.

 

El problema gordo llega cuando se publica la web, sin tener en cuenta si siguen apuntando todos los dominios a la IP de la web y Google penaliza la web por contenido duplicado. Si no estás muy puesto en el tema, es fácil que te pase, ya que la gestión de los dominios te la llevan terceros. Consúltalo antes de publicar, por si acaso.

 

 

8. No se aplica un SEO correcto

 

Este error suele ser un problema de capacidades. No se le puede pedir a todo el mundo que sepa de todo, como decía antes.

 

Muchas veces ocurre que se encarga la web a programadores o diseñadores, los cuales no tienen un buen conocimiento de SEO, y la web se publica sin cumplir con los requisitos mínimos o todo lo contrario, que se tomen decisiones no demasiado afortunadas sobre cómo tratar los elementos de SEO.

 

Si el presupuesto del proyecto no puede asumir a un consultor que gestione esa parte del proyecto, como mínimo haz una auditoría SEO de tu web antes de lanzarla. Ésta detectará los posibles problemas y cómo solucionarlos, luego ya puedes pasarle ese documento al desarrollador para que los implemente.

 

 

9. Impaciencia

 

Las prisas son un mal aliado. Muchas veces se toman decisiones precipitadas y poco meditadas respecto a la organización y las prioridades del desarrollo de un proyecto web. Estas decisiones suelen ser poner por delante las necesidades de desarrollo sobre las de contenidos.

 

Recuerda siempre que lo que ofreces en tu web son los contenidos y las funcionalidades, por tanto hay que darle la misma importancia a ambas cosas. Es necesario dejar el tiempo suficiente para el desarrollo de contenidos y no generarlos deprisa y corriendo, a última hora y haciendo modificaciones sin haberlas valorado correctamente.

 

Date tu tiempo, es mejor estrenar tu nueva web con una semana de retraso y ofreciendo lo mejor de ti, que una semana antes ofreciendo algo sin finalizar y de cualquier manera. Tus usuarios lo van agradecer.

 

 

10.    No probar la comida antes de poner la sal

 

Así que antes de publicar:

  • Asegúrate que todo funciona correctamente.
  • Qué los enlaces llevan al lugar deseado.
  • Qué los contenidos tienen el formato correcto.
  • Qué no hayan errores gramaticales y/o de ortografía.
  • Que se ve correctamente en todos los navegadores.
  • Que se ve correctamente tanto en el PC como en dispositivos móviles.
  • Haz pruebas de usabilidad entre los empleados para detectar algún posible problema de navegación por la web.
  • Qué los formularios funcionan correctamente y llegan los emails.
  • Haz una auditoría SEO completa.
  • Asegúrate que están los trackers de analítica instalados.

 

Una vez que te hayas asegurado de todo, ya estará lista tu nueva web para triunfar.

 

Es importante que te lo tomes en serio, si no la inversión que has hecho, tanto de tiempo como de dinero e ilusión, no servirán para absolutamente nada. Y si en algún momento tienes dudas, acude a un profesional que te asesore.

 

Espero que estos consejos te ayuden a conseguir una web mucho más eficaz, desde el punto de vista SEO y de marketing online y que tu nueva web cumpla con todos las expectativas que te has hecho.

 


 

Este post ha sido escrito por nuestro amigo Luis A. Román, del gran blog LuisLAR. Te dejamos con su bío, blog y Social media para que lo termines de conocer mejor y lo sigas en las redes.

Luis A. Román

Luis A. RománSoy Consultor de proyectos web orientados a PYMES y el marketing online. Cuento con más de 20 años de experiencia detrás, estoy especializado en SEO, Usabilidad y Marketing Digital Estratégico  y soy formador docente de Comunicación Digital para empresas.

En mi blog podrás aprender todo sobre posicionamiento, e-commerce, Diseño web, Marketing Digital y SEM, Analítica y Usabilidad web. 

Web: http://www.luislar.es

Linked Inhttps://es.linkedin.com/in/luisaroman

Twitterhttps://twitter.com/luislar_es

Facebook: https://www.facebook.com/luislarconsultorademarketingonline

Google+https://plus.google.com/u/0/+LuisRomandesarrollowebymarketingonline

hola@oinkmygod.com

Sin Comentarios

Post a Comment