Top

10 consejos para aumentar la productividad trabajando desde casa. ¡Di adiós a procrastinar!

Tus amigos te tienen mucha envidia porque trabajas desde casa, pero lo que ellos no saben es que es muy difícil llamar a un cliente en pijama, redactar contenidos mientras piensas en el pastel de chocolate que tienes en la nevera o hacer presupuestos al lado del montón de ropa sucia que se acumula a tu lado. Cerdo. ¡Oink!

 

Si sabes de lo que hablamos seguramente necesitas tener a mano estos 10 consejos para aumentar la productividad trabajando desde casa.

 

 

Seguro que también te interesa

 

Dibujo con reloj, documento... aumentar la productividad trabajando desde casa

 

Consejos TOP para aumentar la productividad trabajando desde casa y no procrastinar en el intento

 

1. Crea el ambiente ideal

 

Haznos el favor y aléjate del montón de ropa sucia. Tú, mejor que nadie, sabes lo que necesitas para trabajar bien. Si quieres aumentar la productividad trabajando desde casa, lo primero que tienes que hacer es crear un ambiente que te ayude a concentrarte: ajusta tu silla, ponte una manta encima, preara un café o escucha música inspiradora.

 

2. Levántate cada día a la misma hora

 

Levántate siempre a la misma hora ¡y que sea temprano! No esperes a que sean las doce para ponerte a revisar el email para luego darte cuenta de que en una hora tienes que preparar la comida.

 

Si te cuesta levantarte a las siete no te preocupes, pon el despertador a las siete y media (mira lo flexibles que somos), tu cuerpo se acostumbrará rápido y tu rendimiento te lo agradecerá.

 

3. Divide tu jornada laboral en bloques

 

Sabemos que no puedes estar 8 horas seguidas concentrado haciendo el mismo trabajo, ¡seamos realistas! Te proponemos que repartas tus tareas en bloques de una o dos horas e incluyas pequeñas pausas entre bloques.

 

Plantearte el trabajo fraccionado y con la intención de alcanzar objetivos concretos aumentará tu productividad.

 

4. Elimina las distracciones

 

Perros, cerdos, niños, compañeros de piso… nuestros pequeños monstruitos tan queridos ¡y tan pesados! Aléjate de todos ellos y aléjate también de la televisión, de tu teléfono privado y de tus ricas recetas de la abuela.

 

Trabaja en algún lugar donde no te distraiga nada ni nadie y revisa tu teléfono durante las pausas entre bloques ¡tu ligue puede esperar!

 

5. Ten provisiones en la nevera

 

No queremos que esto parezca la guerra, pero ya puedes imaginar qué pasa cuando son las 14h de la tarde, tienes mucho trabajo acumulado y la nevera vacía. Bajas al supermercado, pasas antes por el banco, cocinas, preparas café, lavas los platos y ya son las 17h. Ya eres mayorcito: rellena tu nevera cuando toca.

 

6. Sal de casa

 

Sabemos que esta lista debería incluir sólo consejos para trabajar desde casa, pero si te agobia pasar tantas horas encerrado entre las mismas cuatro paredes, puedes elaborar una lista con los mejores lugares para trabajar cerca de tu domicilio. Bares, bibliotecas o coworkings… estudia tu área y trabaja puntualmente –o diariamente, ya es tu decisión- en cualquiera de tus sitios favoritos.

 

7. ¡Vístete!

 

No es que nos desagrade imaginarte trabajando ojeroso y en pijama, pero creemos que tanto confort puede ser tu perdición. Ya sabes lo que pasa… ropa demasiado cómoda, calefacción, el gato ronroneando en el regazo, y ¡pum! llega el sueño. Arrasador y difícilmente manejable.

 

Vístete como si tuvieras que salir a la calle, sólo esto ya te ayudaré a concentrarte.

 

8. Márcate objetivos diarios, semanales y mensuales

 

Necesitas definir tanto objetivos a corto plazo, como objetivos a largo plazo. Apúntalos en una lista y cuélgala en un lugar donde puedas verla a menudo. Trabaja teniendo en mente tus objetivos e intenta alcanzarlos. Sé devoto y no te nos desvíes por el camino. Amén.

 

9. Prepárate para el día de mañana

 

Este punto puede sonar muy catastrofista. Esto no es el apocalipsis (de momento), pero lo será si eres desorganizado y poco previsor. Antes de finalizar la jornada prepara un listado con todas las tareas que tendrás que cumplir el día siguiente: organiza el trabajo por bloques y márcate los objetivos que deberás cumplir. ¡Y llena la nevera!

 

10. Quiérete

 

Qué románticos que nos ponemos. Trabajar duro sin tener ninguna recompensa no es muy motivante. Después de tu jornada laboral invierte tiempo en hacer lo que realmente te gusta: sal a correr, visita una exposición, vístete de cerdo o cena con tu pareja. Aquí sí que te dejamos libertad total (no somos tan dictatoriales). Pásalo bien y disfruta del trabajo bien hecho. Te lo mereces.

 


 

¿Te pasa por la cabeza algún otro consejo para consejos para aumentar la productividad trabajando desde casa?

 

¡Compártelo con nosotros en el apartado de comentarios y te daremos 10.000 euros para que no tengas que trabajar más desde casa (es broma)! ¡Oink!

laura@oinkmygod.com

Laura Amanda tiene un nombre telenovelesco, hace yoga y stalkea a todo el mundo, sobretodo a las novias de los ex de las amigas.

6 Comments
  • Natalia
    octubre 16, 2015 at 1:16 pm

    En mi caso, además de vestirme como si fuera a trabajar, dejar la casa lista como si me fuera también me funciona. Porque dejar la cama por hacer me envía mensajes de domingo equivocados.
    Trabajar con auriculares si tienes vecinos ruidosos también es de agradecer. Y por último, tener agua o lo que necesite a mano. Porque si voy a la cocina con esa excusa, se convierte en una colección de idas y venidas abriendo la nevera.

    • Oink My God
      Oink My God
      octubre 16, 2015 at 1:29 pm

      ¡Cuánta razón, Natalia!

      Totalmente de acuerdo con dejar la casa “lo mejor posible” y tener agua y algún tentempié a mano y no ir a la cocina hasta que sea hora de comer.

      Mil gracias por tu comentario 😉

  • Fernando
    octubre 21, 2015 at 10:28 am

    Está muy bien.
    A mi me funciona premiarme si cumplo determinados objetivos. Por ejemplo, hoy mismo voy a estar trabajando de 10,30 a 13,30 y después haré deporte hasta la hora de comer.
    ¡Saludos!

    • Oink My God
      Oink My God
      octubre 21, 2015 at 10:35 am

      Totalmente de acuerdo! Premiarte por pequeños objetivos es una estrategia buenísima! (y hacer deporte también va genial para estar más relajado y poder trabajar mejor). Muchas gracias por tu comentario, Fernando, eres muy crack 😉

  • Ibiza Melián
    octubre 24, 2015 at 5:13 am

    Un artículo muy interesante, gracias por compartirlo. Saludos.

    • Oink My God
      Oink My God
      noviembre 26, 2015 at 2:01 pm

      Mil gracias por tus palabras, Ibiza, nos alegra que te guste el post 🙂

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies